links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Through the Veil [cambio de botón] - Afil. élite
por Invitado Vie Sep 01, 2017 2:05 pm

» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Dom Ago 20, 2017 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

broken doll (korben dallas)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Sáb Nov 26, 2016 1:50 pm

Cuando  eres pequeño y sientes  temor, sueles esconderte…es lo común, Los niños buscan protección debajo de una manta o en los brazos de su madre, de esta forma ahuyentan lo que les causa miedo, desconfianza o dolor… pero al ir creciendo puedes darte cuenta de lo insignificante que son tus métodos de seguridad, que una manta bajo la oscuridad o las caricias de una mujer al caer no son nada… simplemente nada…las cosas que de niño te importaban suelen carecer de sentido al crecer .
Por esa razón el hombre sigue y sigue creando armas, tanques, naves, bombas, cyborgs, virus entre otros “métodos nuevos  de seguridad”... Bien se dice que, del tamaño que sea tu arma es tu miedo, y esto último se puede comprobar de una forma realmente fácil, solo hace falta mirar alrededor, hay más mercenarios que habitantes en algunas zonas, los androides se producen más para las guerras que para el ambiente, los cyborgs son modificados con armas y no herramientas, y estos son solo ejemplos evidentes.

Y lamentablemente elohim seria parte de todo esto sin siquiera ser consciente de ello, después de todo aunque para la mayoría de las personas, la pequeña era una simple máquina, con sentimientos artificiales, así que ¿Qué más da?
La modificación ya estaba planeada desde que los traficantes  investigaron un poco más de su peculiar adquisición, era un androide con os mejores sistemas, sensores, materiales, difícilmente alguien que no la vio en su caja podría saber que la pequeña no era humana, y eso podía servirles de mucho, así que después de esperar por semanas al viejo ruso, el ingeniero que traicionando a los laboratorios eden, les vendía armas, mejoraba sus tanques o les pasaba información, llegaba por fin a su fuerte, le habían comentado la favorecedora situación al tener ese pequeño ser y que pensaban modificarlo para su beneficio.

El ingeniero llego entusiasmado, había trabajado antes con el doctor maxwell creador del proyecto “baby care” al cual pertenecía elohim, y el hecho de poder transformar su creación para algo no tan “inocente” le hacía babear como perro …- ¿y buen? ¿Dónde está el pedazo de lata?- pregunto el viejo, acompañado de dos autómatas con formas femeninas quienes lo asistirían en complicada operación Mike- señor es un placer tenerlo de nuevo aquí, esta haya atrás no ha dejado de llorar la cosa inútil- le dijo entre burlas mientras se estrechaban amistosamente, y es que no era para menos, los desalmados traficantes habían golpeado a elohim después de su “aventura” en el circo, no solo no les llevo una botella de agua innecesaria, además había hecho un “amigo”, acción que enfado tanto a rex que comenzó a golpearla y al ver que está en verdad sangraba insistió en golpearla un poco más, era tan sorpréndete para este ignorante hombre que la androide no solo sangrara o llorara, además se le formaban hematomas y rasguños .

Ruso- no quiero perder más tiempo, llévame ahora- ordeno de forma brusca como era común en el, así que de inmediato lo llevaron a una habitación en la parte de atrás, estaba oscura y llena de artes mecánicas que traficaban, en un rincón sobre hojas de revista tenían a la niña como si fuese un perro , estaba temblando con su ojos derecho tan morado que no podía abrirlo y sangre sobre su vestido blanco. Ruso- dios… son unos animales, imbéciles! Esto es tecnología que ni en sus sueños podían tocar, par de idiotas!!! ¿Y de que les servirá un androide con apariencia de infante si la tienen en ese estado ¿!!!!!- pregunto con enfado mientras las autómatas armaban una mesa para la operación. Mike- pero ruso… es solo un pedazo de máquina- respondió con enfado e ignorancia. Ruso- ¡afuera idiotas¡- cerro la puerta de aquel lugar mientras la pequeña en un estado de shock emocional el cual su a su sistema le estaba costando digerir, lo miraba escondiendo su rostro lleno de lágrimas y sangre… riso- tranquila máquina, en un par de horas serás tan mortal que a nadie se le ocurrirá ponerte un dedo encima – le explicaba al tiempo que se ponía unos guantes color negro, pero elohim no entendía nada, no solo por ser una pequeña niña, sino porque además ella no tenía idea que era un androide, esa no era su finalidad, la niña solo debía ser una inocente infante, no tena porque saber su procedencia.-¡tráiganla!-  ordeno a sus máquinas, que obedientes iban por ella,… - ¡no! Por..por favor, no… yo solo quería ver a los animales… ¡por favor ¡… les suplicaba la pequeña sintiendo miedo en todo su sistema, ruso – en verdad eres un ser horrible, ¡no deberías de expresarte así- le grito mientras la ataba a la camilla, pues sintió lo que casi todas las personas que sabían que era androide sentían, pues al ser humano no le agradaba mucho que una maquina fuera capaz de engañar a sus sentidos. Ruso – ¿de dónde jodidos te apagas?- se preguntó a si mismo pues no tenía ni una especie de botón o código como los demás- ¡aahh claro!-, se apartó un poco de la mesa mientras la niña lo seguía con la mirada aun en un estado de terror, el hombre busco la caja que aun conservaban y encontró  el manual, lo leyó unos minutos mientras elohim seguía suplicándole que no le hiciera daño, pero al cabo de unos minutos se acercó con una sonrisa, el muy cruel hombre había encontrado como reiniciarla pero prefirió solo apagarla para que le quedara el “recuerdito” … se acercó y mientras ponía un dedo en su nuca y con la otra mano su dedo incide en su frente, recitaba palabras en ruso, que por suerte era su idioma madre de elohim y por supuesto de el - пришло время спать- cuando termino de repetirlo por tres veces sin soltar a la pequeña , de pronto se quedó inmóvil sus hermosos ojos azules se pusieron totalmente negros y como siempre prefirió el hombre, la androide ahora no parecía más que una hermosa muñeca sobre la mesa, comenzó entonces la operación para transformar a elohim en una bomba de tiempo, el proceso era en verdad complicado la pequeña tenía toda una réplica del organismo humano ahí adentro, órganos, corazón, huesos incluso, pero tomo esto como algo muy bueno pues al instalarle el dispositivo en el centro del corazón, debajo de sus huesos artificiales, no solo sería casi imposible detectarlo sino además el quitarlo sería aún peor , así que tendría que vivir con él, hasta que fuera momento de activarlo…

Pasaron más de 8 horas y el ruso seguía ahí, encerrado con la niña, ponía de nervios a rex que era el as impaciente pero no podía hacer nada, el viejo sabía muy bien lo que hacía y era mejor no interrumpirlo ruso - i’ve got no strings to hold me down, to make me freto r make me frown…i had strings but now im free... THERE ARE NO STRINGS ON ME – cantaba el enfermo viejo mientras suturaba la herida pues su hermosa obra había quedado terminada, solo había que encender de nuevo y… listo.

avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Sáb Nov 26, 2016 9:55 pm

La tensión podía cortarse con un cuchillo en la semioscuridad de un vehículo blindado disimulado como un camión normal y corriente de transporte de víveres; la tensión de 8 hombres que parecían respirar al unisono en un ritmo constante e imperturbable mientras miraban al frente, a los ojos de sus compañeros sin mirarlos realmente, perdidos en sus propios pensamientos. Todos allí eran hombres forjados en decenas de operaciones similares a la que perpetrarían ese día, operaciones en las que el viaje de ida es tan peligroso como el plan en si y en las que el viaje de vuelta es una posibilidad demasiado remota como para ser real. Todos ellos habían estado al borde de la muerte innumerables veces, habían luchado en inferioridad y habían sobrevivido; todos eran profesionales y sabían que lo único que existía era la labor que iban a desempeñar, que aunque no eran maquinas, en el combate sus cuerpos respondían de manera tan automática que bien podían serlo.
Y luego, sentado como presidiendo la mesa, con la espalda apoyada en la separación ente el trailer y la zona del conductor, una figura arrogante con las piernas cruzadas, encendía un cigarrillo con un encendedor rojo que tenía en su brazo mecánico. No sentía tensión, ni nervios, para él una misión era como un rió que fluye, un rió cubierto de sangre y cadáveres flotando con algunos baches en ocasiones, pero nada más; el teniente de primera Korben Dallas estaba al mando de dos pelotones especiales llamados "Black Shields", los terceros mejores de Edén en infiltración y eliminación de objetivos y Korben los dirigía, estaba a gusto con esos chicos más que con cualquier otro pelotón, aunque pasaría por encima de ellos sin dudarlo si fuese necesario, acataban cualquier orden que les daba, se amoldaban sin rechistar a su política de combate y si decidía infringir una o dos reglas, no abrían la boca; si, eran buenos chicos.

-Escuchad bien porque no me gusta repetir: la misión de hoy consiste en asaltar, neutralizar y eliminar un laboratorio ilegal y potencialmente peligroso de traficantes de armas en la periferia. Los altos mandos han recibido un informe de que allí se están realizando experimentos con armas de última generación que podrían emplearse para contrabando y terrorismo. No hay nombres en la organización, ni objetivos conocidos, así que todo lo que veáis moverse con dos patas o más es una baja autorizada. Ahora bien, los jefazos quieren que recuperemos tanto de las investigaciones que están llevando a cabo como podamos supuestamente para tener pruebas en su contra...y yo digo que les den por el culo, que el día que estos quieran pruebas para empapelar a quienes todavía no han atrapado, me volveré sacerdote; así que si os preguntan, diréis que ya lo teníamos y de repente todo estallo ¿De acuerdo? Nos moveremos en equipos de cuatro e iremos por las cuatro salidas y entradas que tiene el complejo: el equipo Beta cortará la electricidad, el equipo Charlie cortará las comunicaciones y sistemas de seguridad y el equipo Delta me acompañará a mi, en el equipo Alfa y entrara en el extremo contrario cuando todo este hecho. No se cuantos hay ni de que armas disponen, ante la duda matad a lo que se mueva. Ya lo veis, sencillo: entramos, matamos a los chicos malos y nos lo cargamos todo. Disfrutad.

Todo estaba dicho, todo estaba hecho, el otro camión que transportaba a los miembros restantes de la operación ya estaba allí ya que su camión estaba equipado con aparatos espía que estaban descodificando las señales que emitían los aparatos electrónicos del laboratorio ilegal e interceptándolas para tener acceso a su red. Para cuando Korben llegó, le comunicaron de que solo necesitaba apretar un botón y durante 15 minutos tendrían acceso a todas las medidas de seguridad, podrían acceder a las cámaras y cerrar y abrir las puertas; el equipo que se encargaría de cortar el suministro de energía le comunico que los objetivos contaban con generadores de emergencia y que tendrían que terminar en esos 15 minutos antes de que se reactivase todo. Korben sonrió, para él era demasiado tiempo, quería acabar cuanto antes; como normalmente pasaba antes del inicio de una misión sus superiores le mandaban un mensaje para que recordase los parámetros y los objetivos de la misma; como normalmente pasaba, Korben ignoraba el mensaje e iba a ver si todos sus hombres estaban preparados y dispuestos, y lo estaban.

-Que empiece la fiesta.-dijo por su comunicador mientras tomaba su fusil de asalto y lo ponía ante él en una posición de ataque, al mismo tiempo que el equipo Charlie apagaba las cámaras de seguridad; los otros tres hombres se colocaron como de costumbre, uno a su izquierda, otro a su derecha y otro a su espalda. Por el momento todo estaba bien, el equipo Alfa y el equipo Delta se habían posicionado, el equipo Charlie lo haría en cuanto pasase sus controles a la unidad portátil y el equipo Beta esperaba para cortar la energía lo que anularía los sistemas interiores y el equipo Charlie podría tomar el control completo durante 15 minutos mientras los generadores de emergencia se encendían.

-Ahora.-indicó Korben. Al momento, la electricidad del complejo se fue en su totalidad. Las puertas se abrieron y ambos equipos entraron al unisono, sorprendiendo a los que estaban en el interior; el equipo Alfa abatió a 4 guardias en el primer cruce y el Delta a 2 guardias y 3 doctores a juzgar por las batas que vestían. No tuvieron heridos, ni bajas, con lo cual la situación era prometedora, en el siguiente encuentro cayeron 3 más aunque un miembro del equipo Delta recibió un disparo en el brazo pero era una herida menor. Se dirigían hasta las escaleras que llevaban a las plantas inferiores mientras abatían a todo lo que se les cruzaba; el equipo Beta había entrado y limpiaba lo que quedaba y destruía los ordenadores y escritorios con información que los otros dos equipos habían pasado por alto.

-Teniente tenemos un contratiempo.-le informó el representante del grupo Charlie.

-¿Qué ocurre? Espero que sea importante, no estamos de picnic.

-Lo es señor, nos hemos topado con un cortafuegos en el sistema que esta realizando una cuenta atrás para retomar los controles; tenemos 4 minutos antes de que perdamos el control.-dijo mientras tecleaba a toda velocidad.

-Joder ¿Puedes inutilizarlo?-preguntó Korben mientras derribaba con su brazo robótico a un meca que había aparecido a su lado desde un pasillo anexo

-Si, pero necesito acceder desde la sala de control y el equipo Delta esta en esa zona, me informan de que hay una fuerte resistencia, con lo cual no se si lo haré a tiempo....

-Tendrás una puta vía libre te lo aseguro. Ponte en marcha, cambio y corto.-dijo mientras interrumpía la comunicación. Se detuvo y miró a sus hombres tras él.-Vostros atajad hasta la sala de control y emboscad al enemigo, abrid un camino para el equipo Charlie; teneís dos minutos.

-¿Y usted señor?

-Yo seré el cebo. No me mireis con esas caras miopes y haced lo que os digo.-les espetó frunciendo el ceño, a lo que no hubo replica alguna y todos se marcharon en unos instantes. Sonrió con deleite, ahora empezaba lo bueno, jugar en equipo tenía sus momentos, pero no había nada como volar en solitario.-Din din din, din din di...-canturreaba mientras se dirigía a los laboratorios.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Dom Nov 27, 2016 11:46 am

Anatoly Medvedev  solía ser un científico visionario, sus ideas extravagantes pero exitosas le hicieron ganar lugar en su propio proyecto de preserva humana, pues a pesar de que diversos hombre de ciencia trabajaban en esto desde mucho antes de la catástrofe en la tierra, fue Anatoly quien logro aislar un cuerpo con vida, simplificando el proceso.
Primero bajaba la temperatura del cuerpo a cero grados, después mediante una intervención quirúrgica accedía al sistema circulatorio a través de la carótida y extraía la sangre para remplazarla con una solución previamente preparada, después guardaba el cuerpo en un tubo blindado a menos de 186 grados en nitrógeno líquido, pues de esta forma la temperatura no permite que las moléculas entren en ningún tipo de reacción, era un procedimiento más complicado de lo que se podía apreciar, en especial l despertar del ser congelado en cuestión, pues no solo el procedimiento de remplazo de sangre era muy complicado, además los efectos secundarios tardaban en desaparecer.
Pero al final de cuentas cumplía su fin, que era poder preservar la vida a atreves de muchos años y por eso fue el de los primeros en aceptar ser congelado, no tenía nada que perder, además de estar totalmente ilusionado con los avances de la humanidad al despertar.

Pero como suele suceder con la ciencia, los resultados no suelen ser los esperados, ya que cuando con ayuda de otros investigadores despertaron a Medvedev la vida no era para nada como se lo imagino, por un lado la tecnología había en verdad superado sus expectativas, lo que en sus tiempo solo se veía en películas, ahora estaba ahí frente a él, inteligencia artificial tan evolucionada que no se podía decir que eran maquinas, naves, cyborgs, autómatas… todo era un sueño al principio del cual le costó despertar con la noticia de que la tierra no era para nada un lugar habitable, que las catástrofes humanas seguían e aumento, y que si bien Vivian ahora en el espacio con el tiempo se dio cuenta de que esto solo era una enorme bandita tratando de contener una herida mortal, esto deprimió demasiado al científico, es de esperarse que en la ciencia solo pensaran en las implicaciones médicas y evolutivas de la preservación pero nadie se preocupó en su estado emocional… el cual fue en declive hasta hacerlo un ser despreciable, era como si intentara sabotear al ismo eden, trabajaba en el laboratorio más importante pero vendía armas, información, todo lo que pudiera ayudarle a traficantes o terroristas para que así todo se fuera a la mierda.
Y todo esto lo llevo aquel día a estar de pie frente a una pequeña androide a la cual estaba transformando en una potente bomba, mientras constantemente recordaba sus sueños marchitos sobre la tierra, y es que podía escuchar hasta sus pensamientos gracias a que el lugar donde estaban era a prueba de sonido, lo cual además de ayudarle a concentrarse lo privaba de la masacre de afuera, lo mismo que a rex y Mike quienes sin tener idea en que momento les cortaron la comunicación con sus hombres, todo paso tan rápido que cuando aquel hombre entro no pudieron ver ni su rostro, pues este no les dio tiempo ni para tomar sus armas .

Anatoly que ahora era llamado el viejo ruso contemplaba a la pequeña, pensaba si sería tiempo de reanimarla o si sería mejor dejarle el placer a sus clientes, pero antes de decidir una de sus autómatas se acercó a la puerta, su sensor detecto un desconocido, y  le advirtió a su creador, este miro un momento a la puerta y con una sonrisa de satisfacción pues no le temía a la muerte, sacrifico como cualquier cosa a sus autómatas ordenando asegurar la única entrada que había en el laboratorio y le dio las coordenadas a su nave la cual tenía un sistema de comunicación ajeno al de ahí, suponía que sus clientes estaban muertos así que no se podía valer de nadie más, sus androides no eran precisamente asesinos letales, pero tenían un mecanismo de autodestrucción, que si bien no le salvaría tampoco a él, pero Anatoly era el típico hombre que pensaba, ”si me voy al infierno… te vas conmigo
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Dom Nov 27, 2016 1:23 pm

El número de enemigos era cada vez más reducido, en los últimos cuatro pasillos no había encontrado resistencia y los últimos que había abatido ya solo eran un montón de mecas y robots, por lo que suponía que había eliminado a la totalidad de seres vivos en ese lugar. Recibía reportes puntuales de los demás grupos que le aseguraban haber acabado con toda resistencia y ahora procedían a terminar con los discos, los ordenadores y las bases de datos para destruir cualquier evidencia sobre las retorcidas investigaciones que se habían desarrollado en ese lugar; solo habían sufrido dos bajas por disparos, lo cual era muy alentador, pero para Korben era una herida en su orgullo, no le importaba pasar por encima de los cadáveres de los demás para ganar, sin embargo en una operación tan sencilla tener muertos a espaldas era como un insulto. Se había quedado sin balas en su fusil de asalto con lo cual estaba tirando de sus escopetas de cañones recortados las cuales eran bien ruidosas pero extremadamente efectivas; a su paso, se había cargado algunas computadoras y había puesto explosivos plásticos en lugares clave, con lo cual podría volar el complejo cuando hubiesen salido de allí. Sus superiores podrían gritarle tanto como quisiese pero dejarles a ellos tecnología de última generación potencialmente peligrosa que habían incautado de unos terroristas y contrabandistas era como darle una sierra eléctrica a un niño estúpido y Korben lo sabía bien, en la primera misión en la que le ordenaron conservar tecnología desarrollada ilegalmente, se llevó muestras de un gas nervioso treméndamente efectivo, suponiendo que lo analizarían para determinar como lo habían desarrollado y después lo destruirían; sin embargo dos meses después en una operación que consistía en asaltar un edificio con un número tan reducido de soldados que Korben no entendía como pretendían hacerlo, ese mismo gas acabó con los efectivos en un tiempo récord. Korben tenía poco de soldado a pesar de ser teniente y su moralidad era muy compleja, pero esa no era forma de ganar a menos que fuese el último recurso contra objetivos peligrosos, pero no contra unos presos fugados que aunque eran muchos contaban con unas pocas pistolas.

Al entrar en la última zona del complejo, se sorprendió al encontrar a dos humanos, soldados de los contrabandistas por lo que mostraban sus uniformes, creía que ya no quedaba nadie más allí; ellos se sorprendieron mucho más cuando sus sesos fueron propulsados fuera de sus cráneos por la munición perforante de las escopetas recortadas de Korben, sus cuerpos muertos cayeron como un fardo al suelo en una explosión de sangre. Le informó a su grupo que se iba a retrasar, si había allí unos hombres uniformados y con armas de buena calidad, significaba que estaban guardando algo importante, de modo que avanzó a las últimas puertas de allí: las dos primeras solo contenían archivos, computadoras y una especie de quirófano que por la pinta de los utensilios habían sido usados hacía poco tiempo.

-Teniente Korben acabamos de detectar una señal de auxilio desde el interior de la instalación, de una sala que esta frente a usted. También tenemos una señal más débil de autómatas en el interior, no reconocemos el modelo por lo que su armamento es desconocido.

-Yo me ocupo, captura la señal de los androides y anulala.-dijo Korben antes de cortar la comunicación y caminar con cuidado hacía la última sala que le quedaba por registrar, pero se topó de frente con dos autómatas femeninas que no portaban ningún arma, pero se le echaron encima como si fuesen vampiros a chuparle la sangre. Golpeó a la primera con su puño metálico y la hizo retroceder impactandola contra la pared, mientras que la segunda le propinó un puñetazo que esquivó por los pelos aunque le hizo un corte en la mejilla con sus nudillos robóticos; la inmovilizó con su brazo y sacando su daga del costado la encajó en la cabeza de la autómata, que se derrumbó al instante. La otra, por el contrario se incorporó y de nuevo se lanzó contra él, pero a esa distancia Korben le puso la recortada justo frente a los ojos y abrió fuego sin esperar un solo segundo. La chatarra cayó al suelo con un ruido de piezas y cables destrozados mientras Korben se acercaba a la puerta, que para su fortuna aunque estaba cerrada solo necesitó un cargador de su recortada para abrirse de par en par.

-Equipo Alfa procedo a....¿Qué coño es eso?-exclamó Korben pues un zumbido molesto había comenzado a hacerse patente en el pasillo, como si un montón de grillos molestos comenzasen a hacer ruido al unísono; el pasillo estaba pelado, sin muebles, televisores ni aparatos de sonido, solo estaban él y los trozos rotos de los robots que vibraban de forma sospechosa, cada vez más alto...-Oh, mierda.....Equipo Charlie ¿Habeis podido capturar la señal de los androides?

-Si señor, pero han iniciado la autodestrucción, solo podemos retrasarla unos minutos más antes de que estallen, su carga explosiva es muy potente.

-Joder...me daré prisa cambio y corto.-gruño mientras entraba por la puerta, topándose de frente con dos sujetos, a cual más distinto del otro: por un lado, un hombre adulto con bata de científico y expresión crispada y furiosa que miraba a Korben con impotencia como si se estuviese acordando de toda su familia mientras el teniente avanzaba hacía él; la otra, una pequeña niña de aspecto inocente y rostro golpeado, con las ropas rotas y quebradas que enseñaban sus moretones; como medida rutinaria, Korben activó su ojo biónico con la visión de rayos X para ver si esa pequeña necesitaba ayuda por hemorragias internas y huesos rotos. Lo que descubrió sin embargo fue impactante, era una androide con aspecto de niña con un sistema interior humano completamente recreado a la perfección de una manera que a los científicos de Edén se les caería la baba, incluso presentaba hematomas por el riego sanguíneo; pero lo que más le llamó la atención fue un dispositivo alojado en su interior, que no podía ser otra cosa que una bomba. Joder....era cada vez más complicada la cosa. El científico sacó un arma del interior de su bata, de pequeño calibre, demasiado pequeño para que los disparos atravesasen la armadura de Korben, que aprovechó para volarle la mano de un disparo de sus recortadas; después, se acercó al científico y disparó al techo, pisando su brazo destrozado y cauterizando la herida con el calor de los cañones de sus armas. Se acercó a la niña, su rostro era tan hermoso, su cabello, su piel, al tacto todo era igual que la de un humano normal, incluso en sus ojos había humedad que parecían lágrimas. Su cuerpecito frágil presentaba marcas de una operación en su pecho, seguramente para introducirle la bomba; sus manitas cabían en las suyas, con la delicadeza de su piel blanca contrastando el negro metálico de su brazo robótico. Se le hizo un nudo en el corazón cuando tuvo que levantarse y apuntarle a la cabeza, parecía apagada de modo que si la acababa en ese momento la bomba no estallaría, estaba seguro de ello....pero no pudo. En su vida había matado a decenas, cientos incluso miles...pero su mano no era capaz de apretar el gatillo para volarle la cabeza a una niña pequeña que aunque era un androide, era tan real que simplemente no podía hacerlo.

-Activala....¡Ya me has oído!-rugió Korben disparando tan cerca de la cara del hombre que trozos del suelo se clavaron en su cara mientras se ponía en pie bajo la mirada del soldado, en verdad podría ser un error, pero Korben ya había cometido muchos y no le importaba uno más, porque esa niña le impedía hacer algo que llevaba haciendo toda su vida.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Lun Nov 28, 2016 11:21 am

Si... el despertar de anatoly en eden no fue lo que esperaba, la tierra había cambiado tanto, pero los humanos eran los mismos, todo era incierto para él desde ese momento, pero si había algo de lo que estaba muy seguro era de dos cosas: la primera, lo que estaba haciendo era totalmente ilegal, si se descubría no habría perdón ya que esto se consideraba traición contra la ciencia, y la segunda, prefería estar muerto antes de pasar sus últimos días encerrado en una presión custodiada por estúpidos androides.
No dejaría que un simple soldado arruinara sus planes por la degeneración entre las relaciones del humano con las maquinas, pero cuando este estaba por sacar su arma, una bala perforo su mano derecha, abriéndole un hoyo del tamaño de un limón en la palma, el dolor era casi insoportable e inmediato, entre maldiciones y lamentos se llevaba la otra mano para hacer presión en la muñeca y así cortar un poco la circulación , pero en lo que hacía esto, ya tenia a korben frente al, deparando un tiro de advertencia, pues el disparo en su mano lo había dejado sordo por unos segundos que no se había enterado de la petición del hombre hasta que se acercó y disparo al techo...-¿activarla? … se preguntó, al parecer no tenía idea que el potente explosivo estaba pegado al corazón de Elohim, por lo cual al activarla se adaptaría a sus latidos y así no se podría desactivar a menos que la niña estuviera en un colapso nervioso o bajo sentimientos que le provocaran una arritmia cardíaca,  ya que si de algo estaba orgulloso era de sus métodos tan complejos que cualquiera, incluso un experto en explosivos  que intentara desactivar la bomba ¿, terminaría acelerando el proceso y desapareciendo con todo y el pequeño androide, y el hecho de que este ignorara las consecuencias hacia valer la pena de su dolor actual –yo… yo no puedo, ¿acaso no vez lo que me acabas de hacer?...- ¡hazlo tú mismo! Pre..siona el cent..ro de su frente y nuca …  mientras pronuncias До́брое у́тро.-  le dijo mientras se hacía a un lado, estaba lleno de dolor y malicia.

Al activarse su mecanismo no hacia ninguna especie de sonido extraño, sino todo lo contrario, la androide  comenzó a respirar suavemente casi imperceptible, nivelándose poco a poco hasta respirar como cualquier niña durmiendo, no paso mucho tiempo para que la pequeña abriera sus preciosos ojos azules, humedecidos por lagrimas pues al no ser reiniciada no perdía ninguna información en su sistema, era como si solo hubiese tomado una siesta, aún tenía miedo, y dolor.
-¿pa…p..papá? – pregunto mirando a el hombre que estaba de pie frente a ella, pues al final, era lo que la inocente maquina más deseaba en el mundo entero… encontrar a su papá.
Pero antes de que korben respondiera sintió un intenso dolor en su pecho, que le hizo comenzar a llorar mientras la pobrecita intentaba desesperadamente quitarse los cables que estaban conectados a su cuerpo  -¿Qué…que es esto?... me duele – decía con su voz llena de miedo y dolor, se notaba en todo caso que no era muy consciente de su condición como androide. –Quítamelo… ¡por favor!-  le suplicaba a korben como si fuese él lo único que tenía en el mundo y para ser francos era verdad.
El parecía estar prestando toda su atención a la pequeña y frágil niña “niña” vulnerable que tenía ante el que anatoly aprovechó la situación, tomando su plan (b) … al no poder defenderse con el arma o en todo caso suicidarse con ella, el hombre saco de su bata blanca una píldora de apariencia extraña, la cual contenía un veneno letal… no pensaba morir encarcelado por ninguna razón del mundo.
Comenzó a toser y salivar de forma grotesca haciendo que tanto korben como Elohim desviaran su atención a el -¿Qué…que le pasa?- preguntaba asustada, mientras el “viejo ruso” no paraba de reír, había llegado su fin y con él un deterioro de su mentalidad que ya no tendría retorno, pero no había mucho tiempo para prestarle atención, ya que las autómatas estaban por auto destruirse
.




avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Lun Nov 28, 2016 10:04 pm

-Me importa un comino tu mano. Espero que te estés bien quieto, o la próxima te perforara la cabeza y te saldrá por la oreja.

Korben tenía demasiada curiosidad por lo que era esa niña, dentro de ella podía ver un potente explosivo, de eso no tenía ninguna duda, pero jamás en toda su vida había visto un androide tan perfecto, tan real, parecía casi como si tuviese un alma dentro de su cuerpo, por más que examinaba con su ojo biónico su interior y veía sus órganos tan detalladamente recreados, sus venas, sus músculos...era como ver un cuerpo humano normal y corriente. Se acercó a ella con mucho cuidado, a pesar de las instrucciones del doctor que se desangraba en el suelo bien podía ser una trampa y que en realidad lo que iba a hacer Korben la haría detonar. Con suavidad, presionó en los lugares indicados, era increíble su piel se sentía suave y cálida incluso podía notar el tacto pegajoso de la sangre allí donde tenía heridas, su cabello era sedoso y fluía cuando pasaba una mano por él como el cabello de una mujer normal. En verdad cada vez tenía más interés en esa chica, había olvidado que el científico estaba tras ellos haciendo unos movimientos extraños, solo estaba centrado en la muchacha que en cuanto siguió las indicaciones del doctor, empezó a respirar...espera ¿Estaba respirando? Nunca había escuchado de un androide que respirase, creía que sus órganos eran una imitación disfuncional, pero lo estaba haciendo joder.....volvió a usar su visión de rayos X y vio que efectivamente sus pulmones se hinchaban al ritmo de su respiración pero no solo eso, su corazón estaba bombeando, sus intestinos y estómago se movían también al igual que los músculos se contraían...era exactamente como un sistema humano.

-¿Qué....qué coño eres?-se preguntó Korben más a si mismo que a la pequeña niña que tenia en brazos porque al activarla ella estuvo a punto de caerse. Sus gestos eran tan reales, sus pupilas se movían tras los parpados mientras fruncía el ceño como si la hubiese sacado de un largo sueño; sus ojos eran del color de los zafiros hermosos y brillantes como estrellas, al momento de enfocarle, pronunciaron unas palabras perturbadoras que le dejaron paralizado ¿Acaso le había confundido con su padre, el cual seguramente fuese su creador? La pequeña parecía confusa y desorientada no podía moverse de los brazos de Korben porque seguro se caería al suelo, además acababa de descubrir su desagradable modificación con lo que Korben supuso que ella había sido creada mucho antes de que esa bomba estuviese implantada en su pecho.-Sssh estate quieta te acabarás lastimando y nos harás volar a todos por los aires.-le dijo mientras le quitaba los cables que eran solo de soporte vital no tenia demasiada experiencia desactivando bombas. La nena se calló y lo miró con sus enormes ojitos, fascinada, la estaba regañando como un papa amoroso que solo quiere proteger a su nena.

-Seguro que aquí el ruso comunista de mierda nos dirá más cosas...oh mierda...-dijo al darse la vuelta con ella en brazos, había cometido un puto error de novato: nunca, nunca, dejar de registrar a un enemigo neutralizado. Era evidente que se había tomado algún tipo de veneno y agonizaba entre risas de demente. Pero antes Korben le reventó la cabeza con su recortada.-Chachi...-maldijo para después mirar a la nena, su sentido común le pedía a gritos que la desconectase y acabase con la amenaza de la bomba...pero en su pecho, acurrucada en él, ella temblaba de miedo dándole tironcitos hermosos y lloraba porque le dolía mucho.

No tuvo siquiera que tomar una decisión, ya que un sonoro pitido le recordó donde estaban y que no todos los peligros habían pasado; los androides del pasillo habían continuado su proceso de autodestrucción y Korben solo disponía de 4 minutos para salir cagando leches, cosa que hizo con la nena en brazos, apretándola contra su cuerpo robusto mientras corría como un loco; a sus espaldas las explosiones se sucedían una a una mientras el laboratorio se hundía en la tierra Korben solo corría, derribando los obstáculos con granadas y protegiendo a Elohim con su propio cuerpo. La explosión más grande lanzó a ambos fuera del complejo,Korben recibió todo el daño pues la protegió de modo que la nena lo pudiese usar de colchón y él se llevó el impacto de la caída y su armadura estaba al rojo vivo en la espalda así que se la quitó rápidamente. Luego aspiró las fosas nasales de la nena para despejarlas por si había aspirado demasiado humo y pegó su oído a su pecho, pero su corazón latía bien; todos sus hombres, sin excepción le miraban mientras se sentían incapaces de moverse pues Korben jamás rescataba a nadie, jamás protegía a nadie y jamás dejaba testigos, era como haber visto un unicornio flotando.

-Eh..¡Eh! Despierta vamos....tienes que decirme muchas cosas ¿Quién eres? ¿Quien te ha hecho? ¿Por que estabas con esos criminales?-le preguntaba mientras comprobaba que estuviese sana y salva.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Vie Dic 02, 2016 12:48 am

Elohim ignoraba muchas cosas en ese momento, la inocencia con la que fue diseñada era ahora tan injusta, un pequeño ser que fue creado para amar, sin poder defenderse o ser capaz de comprender porque estaban sucediendo esas cosas, "¿por que eran malos con ella?  ¿Dónde estaba su papá? ¿Por qué le dolía su pecho?" , se preguntaba una y otra vez en su frágil mente, intentando responder cuestiones para las cuales no fue creada, su sistema estaba entrando en un colapso, intentaba procesar información y aprender de la situación en la que estaba, pero todo lo que había vivido era totalmente contrario a lo que fue hecha, no había forma de responder con amor, o gentileza a tan violento entorno.

-me…me duele -  repetía  la pobre niña con la mano sobre su pecho mientras el extraño hombre la  cargaba, parecía estar desesperado por salir de ahí lo antes posible, -giz…gizmo..Amigo…mi amigo!- decía entre lagrimas, señalando una de las habitaciones del lugar, pero el hombre no se detuvo, siguió corriendo, saltando objetos, derribando puertas, pasaba por sobre los cuerpos de los hombres que la despertaron, ¿Dónde estaba gizmo? Era lo único en lo que podía fijar su agonizante sistema, pues lamentablemente Elohim estaba aprendiendo que los humanos, eran crueles, malvados, que solo buscaban lastimar a los más débiles, a los más pequeños…-no..no...- lloraba, sintiendo tanto miedo que su sistema no pudo mas, entro en un estado de auto protección, apagando su sistema, aunque su mente artificial seguía funcionando, era como un pequeño sueño que usaba como mecanismo de defensa, ante una situación que aun no podía procesar.

Estaba en un estado de auto evaluación, ya que contaba con un sistema tan avanzado e inteligente que hacía que la pequeña androide se adaptara a este nuevo mundo al cual comenzaba a conocer, buscando información de su sistema para poder sobrevivir, mientras que el hombre revisaba signos de vida en la pequeña y un montón de hombres los miraban en silencio.

De pronto aspiro suavemente aire, para lentamente abrir sus preciosos y perfectamente creados ojos celestes, estaban humedecidos aun por lágrimas, lo primero que vio fue al mismo hombre de hace un rato, lo que le hizo levantarse con rapidez y como un pequeño animalito salvaje se aparto de él, casi ladrándole, ahora sabia que las personas era muy muy crueles, no solo con los animales del circo si no entre ellos mismos también – no me hagas daño,…por..por..- estaba por pedirle que la dejara ir cuando sus pulmones mecánicos detectaron humo negro, el cual la hizo toser como mecanismo de purificación como cualquier otro humano, miro hacia atrás y se dio cuenta de que todo estaba destruido, la primera casa en la cual vivió, no era más que un montón de escombros y fuego …-¿gizmo?... giz… ¡!gizmo!!!- pronunciaron sus asustados labios, levantándose para buscar a su pequeña rata, no sabía ni por donde comenzar, había tanto humo, tantos pedazos de metal y rocas  –vamos… giz…mo..Ven!-  apenas y podía contener las lagrimas, pero el shock estaba pasando lo que le hizo volver a sentir un dolor agudo en su pecho, sus sensores de dolor estaban activados, y sentía el corte recién que el ruso, ahora muerto le hizo, después de todo ¿quién usaría anestesia con un androide? .

-teniente korben, te...tenemos que irnos- le dijo uno de sus fieles soldados, aunque titubeo antes de hacerlo, pues este se encontraba en un estado que era demasiado extraño verlo, aun no sabían que haría con la pequeña niña que a los ojos de todos esos hombres era una pobre victima humana, y por experiencias pasadas sabían muy bien que su teniente no tenia compasión en cuanto a los infantes involucrados directa o indirectamente en crímenes,  o la “desaparcia” o si la misión lo requería la entregaría al departamento de investigación.
-¿que quiere que hagamos con la niña?- pregunto uno de sus hombres, pero esto lo escucho muy bien Elohim, la cual en un acto desesperado tomo pequeñas rocas y comenzó a lanzarlas a korben , -¡no!... ¡no hagamos nada! ¡Conmigo!!!... monstruos-…  les reclamaba sin poder seguir lanzando mas piedras pues el dolor se hacía insoportable .
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Vie Dic 02, 2016 9:13 pm

La respuesta de la pequeña androide no fue ni por asomo lo que había esperado, en vez de palabras coherentes lo único que recibió fueron lágrimas y gritos, además de intentos de apartarse de él con violencia como si fuese una niña con una rabieta porque su padre le ha quitado su juguete preferido; además, parecía tremendamente asustada, algo que era normal porque había pasado por una situación traumática pero....¿Acaso no era un androide? En primer lugar ¿Por qué estaba llorando? Nunca había visto en su vida un androide que pudiese llorar, ni siquiera fingir emociones con la calidad de las que ella estaba mostrando en ese momento; curiosamente no daba la impresión de que las estuviese fingiendo, al contrario parecían muy reales, cada gesto, cada expresión facial, todo era idéntico a como lo haría un niño humano...además ¿Donde habrían encontrado los componentes para fabricarla? Solo la piel, con esa sensación cálida y suave al tacto que Korben había sentido al tocarla debía valer una fortuna, los sensores de tacto que tenía él en su brazo robótico eran de última tecnología, carísimos, y no estaban a la altura ni por asomo de la piel de Elohim; luego estaba el asunto de la reproducción exacta de los órganos internos que Korben podía ver con su ojo bionico, eran exactamente iguales a los de una persona, cada vena, cada artería, cada fibra muscular había sido diseñada con la precisión de un escultor clásico y aún así no se le aproximaba, además los materiales, Korben no llegaba a reconocer la mayoría pues todos parecían ser orgánicos como órganos reales, su humedad y consistencia parecían hechas de un corazón o un cerebro normal.....dios la cosa era tan complicada jamás se había visto en una situación así ni había visto nada igual.

-Estate quieta vamos.....no me hagas apagarte...-le advirtió Korben intentando ser indulgente en verdad no sabía como tratarla, por un lado era demasiado idéntica a una niña y sentía que debía protegerla pero sabía que era un androide....en verdad por eso solo hacía misiones en las que los objetivos acababan muertos y no había que hacer rehenes, se volvía más complicado cuando dejabas que las emociones actuasen. Miró su pistola, estaba cargada, caliente porque la había disparado hacía poco, su peso en su mano siempre le había hecho sentir seguro; sabía lo que debía hacer, colocarle una bala en la cabeza a esa pequeña como le habían ordenado, sin supervivientes, sin testigos, sin rastro de la investigación.....pero esa niña tirandole piedras que ni siquiera alcanzaban a donde estaba él por su desesperación, llamando a un ser extraño de nombre Gizmo que seguramente sería un amigo imaginario o una mascota que debía haber perecido bajo las ruinas del laboratorio, le hacía bajar el arma. Nunca antes había vacilado en disparar, fuesen hombres, mujeres o niños recién nacidos, apretaba el gatillo con la frialdad de quien no valora en absoluto la vida de aquellos a quienes debía matar...pero Elohim era distinta, no sabía por que, pero lo era, quizás porque había pasado junto a ella más de los diez segundos que necesitaba para apretar el gatillo y matar, quizás porque era la primera vez que se paraba a ver a alguien que no tenía nada en el mundo, solo a una cosa llamada Gizmo y la había perdido en una pila de escombros...quizás porque era la primera vez que veía a alguien que no debía tener emociones, ser más humana que los propios humanos y luchar tan desesperadamente por sobrevivir a pesar de que en su cuerpo había algo que podría matar a todos los allí presentes en un descuido.

-Retiraos, recoged el equipo y continuad hacía la base. Dejad uno de los vehículos desechables individuales para mi...yo iré en cuanto termine.-dijo Korben solamente. Su segundo no le discutió, no hablaba mucho con Korben pero seguramente sabía más de él que todos los allí presentes juntos y cuando ponía esa voz, estaba claro lo que iba a hacer. Él era un hombre del ejercito y había hecho muchas misiones, pero nunca había conocido a alguien tan frío y despiadado como para matar niños sin la más mínima vacilación, así como lo hacía Korben. No quería estar presente cuando la cabeza de esa pequeña fuese atravesada por una bala, tenía una hija y un hijo y se imaginaba sus rostros aterrorizados, a merced de la bala de Korben...y lo peor era que sabía que si se lo ordenasen lo haría.
Cuando todos se hubiesen ido, Korben se acercó a la pequeña apagando su cigarrillo en su brazo robótico, mientras la pequeña se retorcía de dolor; con su ojo bionico pudo comprobar que era simple dolor de la herida por la operación tan agresiva de introducir un objeto extraño en su cuerpo, pero por lo demás no había rechazo, ni hemorragías internas ni nada. Los tipos que le metieron eso eran unos sádicos, pero profesionales, porque sino la bomba ya habría estallado o ella estaría escupiendo sangre. Miró por última vez su arma y la guardó, no la iba a necesitar, o al menos no por el momento; cargó a Elohim y le puso una mano en la mejilla como había visto hacer a tantos padres para calmar a sus hijas.

-Cálmate ¿Esta bien? El dolor se te pasara, luego te pondré....algo para aliviarlo.-dijo Korben ¿Le afectarían los analgésicos y los sedantes a un cuerpo de androide a pesar de estar perfectamente construido como uno humano?-Vayamos despacio, quiero que me digas como te llamas, cuantos años tienes y de donde vienes.-le dijo con suavidad, estaba seguro al 8o% de que ella no era consciente de la carga que llevaba en su pecho.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Miér Dic 07, 2016 3:10 am

Elohim estaba confundida, el dolor en su pecho y el humo de la explosión estaba obligando a su  sistema a entran una vez más en estado de somnolencia, pero su maravilloso sistema de recreación de sentimientos se aferraba a defenderse , era como tener una batalla interna sobre decidir qué era lo mejor que podía hacer, por un lado el sistema inteligente se activaba pero por otro, todo ese mecanismo mágico que la hacía tan similar a los humanos se aferraba a actuar de forma ilógica y poco segura, después de todo fue creada a semejanza de los sentimientos humanos .

Se había cansado ya de lanzarle piedras a ese robot, pues a sus ojitos inocentes, ese hombre era una maquina, ignorando completamente que si había alguien robótico ahí, era ella misma. –aléjate de mi…tu… tu maquina- le gritaba entre lagrimas, pero ya no tenia fuerza para seguir defendiéndose, asi que apoyo sus pequeñas manos sobre los escombros, estaba sucia y tenia pequeñas heridas por todos lados, no podía mas, así que cuando el mercenario se acerco y la cargo, elohim ya no se resistió mas, lo tenía tan cerca y eso le enfadaba mucho, por lo impotente que se sentía , pero una vez más se distrajo mirando sus ojos, parecían demasiado serios, seguro que eso era normal en una maquina, -ssshhh- dijo suavemente mientras entrecerrando sus celestes ojos se acerco aun mas a korben, quería comprobar si acercándose lo más que podía alcanzaría a ver la maquina dentro de sus ojos, levanto sus lastimadas manos y puso suavemente una a cada costado de su rostro para ponerlo un poco mas quieto y observar, estaba acercándose cada vez mas hasta poner su pequeña naricita sobre la de el hombre y estando así muy muy cerca abrió lo  mas que podía sus propios ojos para observar con mas detalle…-¿Dónde lo esconces?- preguntaba curiosa, acercando un poco mas su mano derecha al ojo izquierdo de dalas e intentar abrirlo mas – seguramente dentro de este cuerpo gigantón, hay un pequeño insecto que te controla… ¿no es cierto’, ¿no es cierto??!-  le reclamo, pero de nuevo su sistema le obligaba a purificare y comenzó a toser una y otra vez, el humo del lugar le estaba haciendo daño, tenía que salir de ahí pronto …
-elohim… me llamo elohim- respondió mientras el parecía comenzar a caminar, pero ya no podía ni siquiera intentar bajarse de sus brazos, comenzaba a quedarse dormida sobre el hombro de este, -no se cómo llegue aquí, ellos…me encontraron, yo estoy buscando a mi papa ¿lo has …visto?- le explicaba cada vez mas bajo, pues su sistema ya había entrado en un sueño reparador, intentando hacer una retroalimentación de todo lo que la pequeña había vivido en ese día .

Ahora sin saberlo, estaba en manos de un hombre que tenia la fama de no tener alma, asi que podía pasar cualquier cosa y es que si corría con suerte tal vez ya la dejaría en algún lugar donde pudieran revenderla o algo así, después de todo ¿a quién le sirve un androide sin habilidades militares?
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Jue Dic 08, 2016 1:17 pm

-¿Máquina yo? Tendrá cojones la carga de leña. Mira.-dijo sacando su cuchillo y cortándose en la palma de su mano humana; al momento comenzó a brotar un líquido espeso y rojizo oscuro, sangre que manaba con la misma tranquilidad que un riachuelo en una montaña apacible.-¿Ves? Esto es sangre, no es combustible ni aceite de motor, yo soy humano...al menos en parte y quiero saber qué eres tú.-le dijo mientras se vendaba la mano sin quitarle la vista a Elohim que estaba bien llorosa sus ojitos infantiles eran un mar de lágrimas y a medida que se los frotaba salían más y más. Se preguntaba si serían lágrimas reales o alguna especie de compuesto salino en forma acuosa que se derramaba por sus conductos lacrimales perfectamente imitados, pero su ojo biónico no tenía una capacidad tan basta como para poder ver algo tan pequeño como los lacrimales de un ojo. La pequeña al parecer se había quedado sin energías, estaba apoyada en el suelo como un niño cansado después de tanto jugar y ahora que la examinaba más detenidamente tenía varias roturas en su ropa además de cortes y arañazos en su cuerpo infantil. Tenía que comprobar su estado de manera que ahora que no se iba a resistir se acercó a ella de forma pausada y la cargó sin avisarla; ella no se resistió, no podía resistirse de todas maneras, es más parecía tener mucha curiosidad sobre lo que era Korben. Seguramente ya que ella tenía tantas similitudes a un humano pensaba que la sangre que Korben tenía en las venas era del mismo material que el que ella poseía, así que la dejó de momento que pusiese sus manos en su rostro para que lo viese, pero casi estornudó cuando ella colocó su naricita sobre la de él pues nunca había tenido ese tipo de contacto tan suavecito con nadie, ella era toda una cría curiosa que quería investigar por qué ese enorme robot no le decía lo que quería saber.

-Te lo he dicho, no soy un robot, ni un androide, ni tengo un bicho que me controla..¡Ay! No me abras así el ojo.-le dijo Korben regañándola, podía ser biónico pero su sensibilidad y lo que lo rodeaba era totalmente humano y sus nervios estaban conectados al cerebro. Pero se preocupo y tuvo que dejar de andar cuando la niña comenzó a toser, al ser un androide Korben no se había percatado de que sus pulmones funcionaban como los normales así que le dio unas suaves palmadas en la espalda y la examinó con su ojo biónico para ver si tenía alguna hemorragia interna, pero todo parecía ser fruto de haber inhalado mucho humo y tenía los músculos de la garganta irritados. Por desgracia él no traía agua para poder aliviarla todo lo que traía en su petaca era alcohol y eso no le sentaría nada bien.-Elohim ¿Eh? Es bonito...dime Elohim ¿Tu papa es tu creador? ¿Es quién te hizo?....¿Elohim?-le preguntó pero ella parecía haberse apagado, o más bien por su forma de respirar pausadamente, totalmente diferente a como lo había hecho cuando estaba desconectada, había entrado en una fase de sueño. Joder ¿Ahora que iba a hacer con ella? Si la llevaba al cuartel sería imposible que ella pasase inadvertida a través de los detectores de explosivos y los rayos X, seguramente la desmontarían para ver como la habían fabricado o le ordenarían destruirla para que no activase la bomba...no podía dejar que eso pasase, no aún cuando había todas esas incógnitas sobre ella, además de que ese peso cálido que sentía en sus brazos cargándola era extremadamente turbador, como si no quisiese soltarla. Lo mejor sería llevarla hasta el departamento en el que vivía, normalmente estaría obligado a residir en los barracones del ejercito sin embargo no había manera de meterle allí sin causar conflicto así que al final le permitieron tener su propio departamento. Después de hablar con ella de mejor manera decidiría que hacer.

Una hora después, Elohim se encontraba reposando tumbada en el sofá  del apartamento de Korben y tapada con una manta mientras este se daba una ducha para quitarse el polvo, la tierra y el hollín del cuerpo. No había bañado a la pequeña porque no sabía que efecto podría tener el agua sobre ella, no sabía si podía provocarle un cortocircuito o no de manera que allí estaba. Su apartamento no tenía demasiada decoración, unos cuantos muebles de cuero negro y un gran televisor para ver los combates que organizaban entre animales de diferentes mundos que era a su entender mucho mejor que los deportes de lucha de esos días. Salió del baño con solo unos pantalones oscuros y el torso desnudo, además de una toalla descansando sobre sus hombros. Tenía muchas cicatrices por su cuerpo pero la más marcada era la que estaba en el borde que separaba su brazo robótico del torso, esa zona era completamente una cicatriz; tomó una cerveza de litro y medio y se sentó a esperar a que la pequeña se despertase, mirándola con mucha curiosidad estaba tan tranquila como una nena que se ha agotado de jugar y ahora descansa después de una cena. Él no se sentía intimidado, tenía más almas ocultas que herramientas de cocina sin embargo no podía hacer nada para defenderse de la explosión de una bomba, lo cual lo inquietaba...sin embargo tenía que conocer la historia de Elohim antes de sacar conclusiones precipitadas.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.