links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Dom Ago 20, 2017 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

» Magic World War [Afiliación élite. Cambio de botón]
por Invitado Jue Jun 29, 2017 5:36 pm

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

broken doll (korben dallas)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Sáb Nov 26, 2016 1:50 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Cuando  eres pequeño y sientes  temor, sueles esconderte…es lo común, Los niños buscan protección debajo de una manta o en los brazos de su madre, de esta forma ahuyentan lo que les causa miedo, desconfianza o dolor… pero al ir creciendo puedes darte cuenta de lo insignificante que son tus métodos de seguridad, que una manta bajo la oscuridad o las caricias de una mujer al caer no son nada… simplemente nada…las cosas que de niño te importaban suelen carecer de sentido al crecer .
Por esa razón el hombre sigue y sigue creando armas, tanques, naves, bombas, cyborgs, virus entre otros “métodos nuevos  de seguridad”... Bien se dice que, del tamaño que sea tu arma es tu miedo, y esto último se puede comprobar de una forma realmente fácil, solo hace falta mirar alrededor, hay más mercenarios que habitantes en algunas zonas, los androides se producen más para las guerras que para el ambiente, los cyborgs son modificados con armas y no herramientas, y estos son solo ejemplos evidentes.

Y lamentablemente elohim seria parte de todo esto sin siquiera ser consciente de ello, después de todo aunque para la mayoría de las personas, la pequeña era una simple máquina, con sentimientos artificiales, así que ¿Qué más da?
La modificación ya estaba planeada desde que los traficantes  investigaron un poco más de su peculiar adquisición, era un androide con os mejores sistemas, sensores, materiales, difícilmente alguien que no la vio en su caja podría saber que la pequeña no era humana, y eso podía servirles de mucho, así que después de esperar por semanas al viejo ruso, el ingeniero que traicionando a los laboratorios eden, les vendía armas, mejoraba sus tanques o les pasaba información, llegaba por fin a su fuerte, le habían comentado la favorecedora situación al tener ese pequeño ser y que pensaban modificarlo para su beneficio.

El ingeniero llego entusiasmado, había trabajado antes con el doctor maxwell creador del proyecto “baby care” al cual pertenecía elohim, y el hecho de poder transformar su creación para algo no tan “inocente” le hacía babear como perro …- ¿y buen? ¿Dónde está el pedazo de lata?- pregunto el viejo, acompañado de dos autómatas con formas femeninas quienes lo asistirían en complicada operación Mike- señor es un placer tenerlo de nuevo aquí, esta haya atrás no ha dejado de llorar la cosa inútil- le dijo entre burlas mientras se estrechaban amistosamente, y es que no era para menos, los desalmados traficantes habían golpeado a elohim después de su “aventura” en el circo, no solo no les llevo una botella de agua innecesaria, además había hecho un “amigo”, acción que enfado tanto a rex que comenzó a golpearla y al ver que está en verdad sangraba insistió en golpearla un poco más, era tan sorpréndete para este ignorante hombre que la androide no solo sangrara o llorara, además se le formaban hematomas y rasguños .

Ruso- no quiero perder más tiempo, llévame ahora- ordeno de forma brusca como era común en el, así que de inmediato lo llevaron a una habitación en la parte de atrás, estaba oscura y llena de artes mecánicas que traficaban, en un rincón sobre hojas de revista tenían a la niña como si fuese un perro , estaba temblando con su ojos derecho tan morado que no podía abrirlo y sangre sobre su vestido blanco. Ruso- dios… son unos animales, imbéciles! Esto es tecnología que ni en sus sueños podían tocar, par de idiotas!!! ¿Y de que les servirá un androide con apariencia de infante si la tienen en ese estado ¿!!!!!- pregunto con enfado mientras las autómatas armaban una mesa para la operación. Mike- pero ruso… es solo un pedazo de máquina- respondió con enfado e ignorancia. Ruso- ¡afuera idiotas¡- cerro la puerta de aquel lugar mientras la pequeña en un estado de shock emocional el cual su a su sistema le estaba costando digerir, lo miraba escondiendo su rostro lleno de lágrimas y sangre… riso- tranquila máquina, en un par de horas serás tan mortal que a nadie se le ocurrirá ponerte un dedo encima – le explicaba al tiempo que se ponía unos guantes color negro, pero elohim no entendía nada, no solo por ser una pequeña niña, sino porque además ella no tenía idea que era un androide, esa no era su finalidad, la niña solo debía ser una inocente infante, no tena porque saber su procedencia.-¡tráiganla!-  ordeno a sus máquinas, que obedientes iban por ella,… - ¡no! Por..por favor, no… yo solo quería ver a los animales… ¡por favor ¡… les suplicaba la pequeña sintiendo miedo en todo su sistema, ruso – en verdad eres un ser horrible, ¡no deberías de expresarte así- le grito mientras la ataba a la camilla, pues sintió lo que casi todas las personas que sabían que era androide sentían, pues al ser humano no le agradaba mucho que una maquina fuera capaz de engañar a sus sentidos. Ruso – ¿de dónde jodidos te apagas?- se preguntó a si mismo pues no tenía ni una especie de botón o código como los demás- ¡aahh claro!-, se apartó un poco de la mesa mientras la niña lo seguía con la mirada aun en un estado de terror, el hombre busco la caja que aun conservaban y encontró  el manual, lo leyó unos minutos mientras elohim seguía suplicándole que no le hiciera daño, pero al cabo de unos minutos se acercó con una sonrisa, el muy cruel hombre había encontrado como reiniciarla pero prefirió solo apagarla para que le quedara el “recuerdito” … se acercó y mientras ponía un dedo en su nuca y con la otra mano su dedo incide en su frente, recitaba palabras en ruso, que por suerte era su idioma madre de elohim y por supuesto de el - пришло время спать- cuando termino de repetirlo por tres veces sin soltar a la pequeña , de pronto se quedó inmóvil sus hermosos ojos azules se pusieron totalmente negros y como siempre prefirió el hombre, la androide ahora no parecía más que una hermosa muñeca sobre la mesa, comenzó entonces la operación para transformar a elohim en una bomba de tiempo, el proceso era en verdad complicado la pequeña tenía toda una réplica del organismo humano ahí adentro, órganos, corazón, huesos incluso, pero tomo esto como algo muy bueno pues al instalarle el dispositivo en el centro del corazón, debajo de sus huesos artificiales, no solo sería casi imposible detectarlo sino además el quitarlo sería aún peor , así que tendría que vivir con él, hasta que fuera momento de activarlo…

Pasaron más de 8 horas y el ruso seguía ahí, encerrado con la niña, ponía de nervios a rex que era el as impaciente pero no podía hacer nada, el viejo sabía muy bien lo que hacía y era mejor no interrumpirlo ruso - i’ve got no strings to hold me down, to make me freto r make me frown…i had strings but now im free... THERE ARE NO STRINGS ON ME – cantaba el enfermo viejo mientras suturaba la herida pues su hermosa obra había quedado terminada, solo había que encender de nuevo y… listo.

avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Vie Dic 09, 2016 1:28 am

Elohim ignoraba todo a su alrededor, su sistema le había obligado a entrar en un sueño tan profundo que no despertaría hasta en un par de horas, y eso era norma pues tenía que asimilar toda clase de información recopilada de sus experiencias previas, era común que estos mecanismo a pesar de ser diseñados para un ambiente en especifico, tuvieran un modo de protección, forjando su personalidad a base de lo que la lógica central de su sistema decidía, y es que no era tarea fácil, entre la operación, el dolor de su pecho, perder a su mascota, la explosión y la aparición de un extraño, la pequeña niña estaba muy confundida .

Pasaron alrededor de tres horas cuando comenzó a sentir el calor de la manta, una suave superficie en la cual descansaba su cuerpo, era una sensación totalmente nueva ya que solo había dormido en periódicos cual mascota en malas condiciones,  su sistema extraordinario le hizo suspirar como cualquier otro niño que descanso su cuerpo y mente tras una siesta , comenzó a mover suavemente sus manitas explorando la textura de la manta, todo olía tan bien o al menos su sistema estaba cómodo con el entorno, abrió poco a ´poco sus ojos humedecidos y se encontró con un techo de color blanco, tenía un par de luces tenues, desconoció el lugar por completo así que giro su cabeza para ver más, aun con un poco de somnolencia, había una especie de sala con sofás en color negro, una mesa con lo que parecían armas sobre ella, siguió mirando hasta encontrarse una vez más con el “robot”, estaba sentado observándola mientras bebía un liquido extraño, elohim se levanto rápidamente cubriéndose con la manta por completo , quedo sentada dentro de esta … - ¿Dónde estamos ,robot?- pregunto sin descubrirse, tenía miedo y a la vez su sistema le indicaba una sensación de seguridad, pues hasta ahora era de las pocas personas que la trataba bien, mientras este respondía elohim se hizo un hueco entre la manta que solo descubría sus enormes ojos azules, examino una vez más al hombre “ ¿acaso el… era..Su papá?! “ se pregunto, sintiendo como su corazoncito artificial se emocionaba, “no, no podía ser…¿o sí?... se levanto algo torpe pues la manta entorpeció el movimiento haciéndola caer de rodillas en el suelo, pero rápidamente se levanto haciendo una especie de capa con la manta para poder caminar, se había avergonzado por el tropiezo ya que max y rex la habían acostumbrado a sus burlas, pero el parecía no hacerlo.

-¿Cómo te llamas robot?- pregunto dando pequeñas vueltas pues su “capa” la distrajo con el movimiento, era tan divertido hacerlo, pero eso le hacía marearse un poco, así que se detuvo apoyando sus manos en el sofá vació, pero poco a poco se incorporo para dar pasos lentos y tímidos hacia el hombre, ahora podía ver con más atención al extraño, su brazo metálico se destacaba, además de tener muchas heridas en el torso “¿Qué le pasaría?...¿acaso se peleo con un tigre?”, seguía mirándolo sin decir mucho, parecía como una pequeña cría conociendo el lugar -¿te duelen?- le pregunto mirando sus pequeñas heridas por la explosión, pues ahora parecían tener algo similar, según la pequeña aunque ciertamente no se compraban, -mira, yo también tengo-  le comento al mismo tiempo que se acercaba mas y se sentaba frente a el en el suelo, aun cubierta por la cálida manta que parecía tener la intención de no soltar jamás, tenía tantas dudas, pero las mas importante de todas era saber si era su papá . lo observaba con tal atención y admiración, como si ya diera por hecho que él era el padre que tanto tiempo estuvo buscando, y es que de ser así, la androide sentiría la felicidad mas grande, el motivo por el cual fue creada seria llenado poco a poco, todo el sufrimiento, todo lo malo que conoció de la vida humana valdría la pena si, el “robot” era su padre.

Sentía como su corazón iba más y mas rápido, pidiendo con todas sus fuerzas que este le dijera que era lo que estaba buscando,  se arrastro un poco más hacia él, de forma precavida pues no quería que le pegara y eso era una posibilidad muy grande, al menos su sistema de defensa le advertía ya que eso era común en sus experiencias pasadas, pero ahora estaba tan cerca que podía poner su pequeña mano sobre su bota, por alguna razón lo veía tan tan grande, como a ningún otro humano que había conocido antes, sus botas eran negras al igual que su pantalón, debía ser su color favorito, y “¿Qué estaba bebiendo? se veía tan delicioso,” pensaba mientras quitaba la mano de su bota y la llevaba a su vientre, pues aunque realmente no necesitaba comida para vivir, eso no impedía que su mecanismo diseñado para recrear las necesidades básicas le pidiera alimento, asi que como cualquier otro niño pequeño dejo a un lado todas sus dudas para concentrase solo en la bebida de korben, la miraba con una expresión tan adorable, haciendo que un cachorrito hambriento se quedara corto al lado de la pequeña, que no se atrevía a pedirle ni un poquito pues sabía muy bien que eso no funcionaba, pero es que no hacía falta, sus ojitos llorosos lo decían todo.



Spoiler:

avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Sáb Dic 10, 2016 9:32 am

Sus armas necesitaban un buen pulido después de esa misión, múltiples fragmentos de metal, polvo y otra suciedad se habían colado en ellas y podrían haberlas encasquillado en cualquier momento, de manera que mientras esperaba a que Elohim despertase, se entretenía desmontando los múltiples componentes de sus armas y volviéndolos a montar después de limpiarlos, engrasarlos y pulirlos; era una de las pocas aficiones que tenía Korben, averiguar el funcionamiento de las armas al desmontarlas le permitía hacer variaciones en ellas y acomodarlas a su gusto, muchos no lo entendían pero era realmente divertirlo modificar una pistola normal a una que pudiese disparar munición explosiva y perforante. Además tenia que comprobar también si su ojo bionico estaba dañado pero eso podía hacerlo más tarde porque lo necesitaba para desmontar las partes de su propio brazo. Sin embargo, detectó movimientos suaves y repetidos bajo las mantas, prueba de que Elohim estaba entrando en la fase final de sueño y que despertaría pronto, aunque estaba sorprendido ya que no se esperaba que tuviese una capacidad tal para dormir como un ser humano, era la primera vez que descubría un androide que tenía la capacidad para dormir y no simplemente desconectarse. Dio un trago a su bebida, se estaba empezando a acabar ya era la tercera, tendría que ir a comprar más y algo de comida para esa niña...¿Comería como una persona normal? No sabía de que se alimentaban los androides, de hecho no había visto a ninguno alimentarse. Al poco rato la pequeña se despertó como si quisiese convertirse en una especie de oruga, se envolvió con las mantas y se sentó en el sofá aunque era difícil decirlo ya que estaba hecha un verdadero ovillo.

-Ya te lo he dicho no soy un robot, soy un cyborg, y estas en mi departamento. Ahora estate quieta ¿De acuerdo?-l
e dijo mientras activaba la visión de rayos X de su ojo mecánico. Todo parecía estar bien, no había masas extrañas en sus pulmones ni ritmos irregulares en su torrente sanguíneo, solo parecía algo asustada, nerviosa y con sueño, como una niña. Lo único antinatural en su cuerpo era esa extraña bomba, Korben conocía muchas formas de desactivar bombas como parte de su entrenamiento militar pero esa bomba....jamás había visto algo tan complejo y sofisticado, no comprendía donde estaban las conexiones ni el detonante, solo estaba seguro de que la carga explosiva seria suficiente como para convertir una ciudad en un agujero humeante. Como si la pequeña quisiese salir de su capullo abrió un pequeño agujerito en sus mantas para mirarle con sus enormes y hermosos ojos azules como si le estuviese analizando y después avanzó hacía él cayendose de forma muy linda parecía como esas pequeñas que creen que bajo las mantas no pueden alcanzarles los monstruos y por eso estaba formando un escudo de suave tela. Se acercó a él como una pequeña curiosa y él no se inmutó queria ver como era su comportamiento hasta el momento parecía que su programación y mente estaba conformada para darle la apariencia de una pequeña normal y corriente pero estaba seguro de que ella era consciente de que era una androide.

-Me llamo Korben, Korben Dallas pequeña.-dijo Korben suspirando parecía que no había forma de convencerla de que no era un robot, pero tanto daba, no valía la pena discutir por tan poquito así que se quedó mirándola y sonrió cuando ella dio vueltas con su capa como si quisiese ver si podía atrapar la otra punta como una cachorrita juguetona; Korben sintió deseos de atraparla de manera paternal cuando estuvo a punto de caerse, pero se contuvo mirando sus manos, confundido, jamás había sentido unas emociones así, tenia que calmarse.Ella parecía estar pendiente de él también, había visto todas las heridas que tenía en su cuerpo y las de la explosión especialmente ya que eran las únicas que estaban abiertas y aún sangraban un poco. Le llamó la atención que ella también tenía heridas como un cuerpo vivo que contiene sangre. Pero ella parecía estar más interesada en todo lo referente a él, sus botas que acariciaba suavecito, su pierna, era como si estuviese esperando algo; Korben la cogió de sus axilas como a las bebes, agarrando también la manta y la puso sobre sus rodillas para examinar sus raspones, eran leves y solo estaban algo irritados, si se curaba como suponía estaría bien en uno o dos días; su cuerpecito era tan cálido y suavecito, olía tan bien como solo los niños lo hacen, como si quisiesen conseguir protección y amor. Cuando terminó de examinarla, vio que ella o quitaba los ojos de su bebida, como si la desease más que a cualquier cosa en el mundo; había escuchado de robots que ingieren alcohol habitualmente para mantener su energía en rendimiento sin embargo no creía que ella necesitase eso, más bien era como una beba que ve algo que su papa esta tomando y lo quiere de manera inconsciente.

-Me parece que esto no es adecuado para ti.-le dijo mientras dejaba a la pequeña en el sofá arropada con sus mantita y desaparecía en la cocina. Al volver, trajo consigo un vaso pequeño y un bote que contenía un líquido blanco y espeso que olía a leche, habitualmente no compraba porque bebía sobre todo alcohol sin embargo a veces tomaba café y detestaba no tener lo que necesitaba. Sirvió un vaso de leche y se lo tendió a Elohim, no sabía mucho de niños pero creía que les gustaba la leche.-Aquí tienes....vamos pruebala, esto si que lo puedes tomar.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Sáb Dic 10, 2016 10:36 pm

Los sillones de su apartamento estaban implacables, de hecho ahora que podía mirar con más atención, podía notar que toda el área donde se encontraban estaba en orden, “demasiado ordenada para ser de un humano”, pensaba la pequeña, entrecerrando los ojos mientras korben iba a otra habitación, Aprovechando esto para tomar aquel vaso de vidrio del que el hombre estaba bebiendo, intento beberlo pero parecía no quedar más que un par de gotas, abrió grande grande su boca pero ni así pudo sentir demasiado el sabor de la cerveza,-no- aparto su hambrienta boca del vaso y metió su mano para poder recolectar las gotas que se escondían en la orilla de este, pero ni eso resulto asi que antes de que regresara bajo de nuevo el vaso.

-korben dallas…korben…dallas- repetía elohim tras escuchar el nombre del robot, pues él podía decir lo que fuera, aun así sabía que era un robot y uno malo, había causado una explosión y sobre todo… había matado a gizmo, cosa que no le perdonaría "nunca, nunca…!NUNCA"!.

Frunció el ceño esperando que apareciera el que ahora sería su primer enemigo, -¿DONDE ESTABAS?!- le reclamo, pero no se esperaba que este regresara con otro vaso entre las manos, pero este traía una especie de líquido blanco en su interior, la pequeña olvido todo el enfado, incluso su expresión cambio a la de un cachorro esperanzado porque su mano lo alimentara, estiro ambas manos para tomar el vaso que el robot le ofrecía y cuando por fin lo tuvo cerca de ella, lo olfateo curiosamente, era tan extraño y delicioso que sin dudar si quiera que el robot la podía envenenar le dio un gran sorbo, se sentía tan fresco, tan puro, tan delicioso que pequeñas gotitas se le escapaban por la comisura de sus labios, y mientras la androide bebía cual cría, su sistema reconocía el líquido y los beneficios que este alimento le ofrecía a los niños, ya que estaba tan perfectamente creada que habían pensado en todo el tema de alimentación, para darle a los padres toda una experiencia de convivencia, pues si elohim no comía digamos calcio su sistema le indicaba que al caerse podía lastimarse un hueso, si no ingería vitamina c, se programaba para resfriarse, era una maravilla para quien entendía de programación.
Cuando sin separarse del vaso dio el último trago, elohim bajo el vaso quedando además de satisfecha y feliz, con un adorable bigote blanco, - las madres le dan a sus cachorros leche para que sean fuertes- le comento a korben, pues su único y preciado objeto le había enseñado muchísimo , dejo el vaso a un lado y de un saltito se bajó del sofá, - gr…gracias- pronuncio suavemente estrechando la mano de dallas, como si de un saludo se tratara, pero así lo entendía elohim, sacudió su vestidito y lo miro con decisión- bueno… ahora tengo que irme a buscar a mi papá- menciono buscando la puerta, ya que en el transcurso de los acontecimientos había decidido nuevamente que él no podía ser su padre.

Caminaba de un lado a otro mientras korben la observaba, pero no encontraba la salida  -¿Dónde está?- se preguntaba a ella misma, cuando desapareció entre los pasillos, pero no paso ni medio minuto cuando se escuchó un grito de miedo, acompañado de llanto -¡un monstruo!- dijo la pequeña asustada para regresar corriendo lo más rápido que podía, se había encontrado con un enorme enrome perro, que era más bien un híbrido de lobo alienígena con un perro humano, la niña adoraba a los animales pero jamás había tenido uno más grande que su rata, tan cerca.
Corría y lloraba con el perrote tras de su pequeñito cuerpo, pues a su lado parecía más un caballo, lo sentía tan cerca que ya se imaginaba en su estómago, pero por suerte llego a la sala donde korben ya estaba por ir a buscarla tras escuchar su grito, -¡ayuda!- le dijo a korben como si fuese una misión que no salió tan bien, antes de que respondiera, la pequeña estiro sus brazos obligándolo a que la cargara y aferrándose a él una vez estando arriba, su corazón latía muy muy rápido y sus lágrimas comenzaban a mojar al mercenario –t..t..tu…tu me pusiste…un…una..trampa!!- le reclamaba entre lágrimas, negándose a mirar al perro, en verdad había pasado por mucho en muy poco tiempo, y si korben sabia un poco sobre sistemas internos tenia que llevar a elohim con un ingeniero especializado para saber que todo estaba bien, además claro de revisar el estado de la bomba y que opciones tenia, pero de hacerlo definitivamente tenía que ser con alguien de confianza, pues cualquiera que se enterara que esa androide portaba una bomba y el teniente no la había entregado, pasarían por un muy mal rato, por decirlo de forma amable.


Spoiler:

avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Mar Dic 13, 2016 9:21 am

Esa pequeña era como un verdadero libro abierto, en cuanto le llevo el vasito de leche se le calmó el animo y adoptó la imagen de una cachorrita a la cual le estaban sirviendo lo que más le gustaba comer, parecía que no había probado la leche en mucho tiempo y eso que podía encontrarla en cualquier parte. Se sentó frente a ella examinando como olfateaba la leche, quizás pensaba que Korben la iba a envenenar o algo así o quizás era que quería comprobar si esa leche era algo que pudiese ingerir, realmente no creía que pudiese hacerlo ya que era un alimento orgánico y los seres basados en tecnología no podían tomar ese tipo de cosas....pero ella lo hizo, es más la tomo completamente y parecía gustarle, estaba muy divertida con esa pequeña barbita de lechita que se le había quedado sobre el labio superior, además sonreía con mucha dulzura sin haberse dado cuenta de que tenía leche sobre su boca. Nunca antes había visto una pequeña tan adorable como era ella y sin embargo era increíble que fuese más humana que una pequeña humana, el tipo que la había programado tenía que haber sido un verdadero genio para que Elohim pudiese emular emociones y sentimientos de la manera que ella lo hacía.

-A mi no me dieron nunca leche y aún así crecí sano y fuerte como puedes ver.-le dijo pues era cierto, había sido abandonado desde el mismo momento de su nacimiento así que ese gesto que acababa de tener con ella era muchísimo más de lo que el había recibido jamás. Pero le extraño que aunque ese apretoncito de manos fue tan lindo, ella quería irse a buscar a su "papa" ¿Se referiría a su programador, a su creador o quizás a otra persona que la había estado cuidando hasta que esos terroristas la habían secuestrado para ponerle esa bomba en el cuerpo? No lo sabía pero no podía dejarla ir por nada del mundo, primero porque no sobreviviría ni dos pasos allá afuera tal y como estaba, sola, sin dinero, sin nadie que la cuidase y con una bomba que haría saltar las alarmas de cualquier policía con solo pasar frente a ella.-Espera, espera, tu no te vas a ningún lado....-empezó a decir Korben mientras la seguía por los pasillos. Fue casi cómico ver como al poco tiempo volvió corriendo como alma que lleva el diablo, mientras el enorme perro lobo genéricamente modificado con el ADN de varias especies caninas depredadoras de Korben, Kaiser, la perseguía con mucha curiosidad porque no sabía de donde había salido esa pequeña y creía que era su nuevo juguete, era muy linda más que cualquier cosa que su amo había traído hasta el momento y la quería guardar en su caseta. Como si fuese puro instinto a Korben no le quedó más remedio que cargarla porque estaba tremendamente asustada y era normal, no muchos habían visto a Kaiser y habían vivido para contarlo pues era un perro policía y militar excepcional y sabía como matar a un hombre solo con saltar sobre él.

-Oh si, la trampa del perro lobo mutante...vamos estate quieto Kaiser....¡Kaiser siéntate! Eso es, ahora tumbado....¿Ves? No hace nada.-dijo Korben mientras Kaiser le miraba confundido porque quería tener a esa pequeña ya para que le acariciase y poder lamer sus mejillas. La pequeña temblaba en los brazos que la protegían y sentía el leve palpitar de su corazón a un ritmo acelerado por el miedo. Le acarició la cabeza para calmarla y se fue a sentar de nuevo al sofá mientras Kaiser les seguía arrastrándose como un gusanito pues no desistía, quería a Elohim. Mientras la consolaba, se puso a pensar detenidamente en lo que podía hacer con la pequeña; dejarla con él seria peligroso, fundamentalmente porque no sabía nada sobre ella y no tenía ni idea de lo que tenía en su interior, esa bomba podía explotar en cualquier momento y si alguno de sus compañeros le visitaba, se darían cuenta....no podía tener ese desconocimiento con él, de manera que la dejó subida al sofa un momento sabiendo que Kaiser no haría más que lamerla un poco y se fue a vestir, tenía que llevarla a un lugar en el cual podrían saber sobre lo que estaba pasando.-Ven aquí...vamos no te me pongas consentida pequeña. Escúchame bien vamos a ir a un sitio que no es moco de pavo, es peligroso pero es de los pocos sitios que se me ocurren para......para saber que te ha pasado ¿Esta claro?-le dijo mientras acariciaba sus mejillas, tenía que ser dulce con ella para qeu se comportase bien o de lo contrario tendría a una pequeña lloroncita todo el viaje.

Al cabo de una hora, se encontraban en un lugar que la mayor parte de la población evitaba, no eran exactamente los barrios bajos sino más bien una especie de mercado plagado de tiendas con los cristales tintados de modo que no se pudiese ver nada de lo que había en el interior; la gente que iba allí ya sabía lo que estaba buscando, sabía a que tienda ir, de modo que no era necesario exponer la mercancía en el exterior. Korben estaba llevando a Elohim de la mano mientras ella se comía una paleta que no había tenido más remedio que comprarle pues había empezado a llorar con que tenía que buscar a su papi como si fuese la misión más importante del mundo, pero ahora estaba calmada y se reía mientras daba lametones a la paleta. El motivo de que estuviesen ahí era que Korben conocía a un hombre, Marcus, que era un experto en explosivos, sabía más de bombas que cualquier persona en Edén probablemente. Lo habían expulsado del ejercito porque tenía la mala costumbre de llevarse provisiones del almacén, y no precisamente de comida sino de armas, explosivos, TNT, goma 2 y demás cosas que estaban prohibidas y que podrían causar un serio accidente. Pero Korben se mantenía en contacto con él porque sabía los beneficios que tenía, le había ayudado en muchas situaciones a cambio de que le trajese unas cuantas cosas de la base. Si alguien sabía a que se enfrentaban, tenía que ser él.-Elohim, deja de dar saltitos estas llamando la atención.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Jue Dic 15, 2016 2:32 am

Parecía que a la pequeña elohim se le estaba haciendo costumbre estar entre los brazos de korben,  cual conejo indefenso se esconde en su madriguera, ella había encontrado la suya entre los brazos y pecho de este mercenario, “robótico” y extraño, y es que a pesar de no confiar en el totalmente, una cosa si tenía bien segura… el apartaba todo peligro de su pequeño ser. –¿es…es un robot..c..como tú?- preguntaba, negándose a mirar mientras derramaba pequeñas y cálidas lagrimas en el cuello del hombre,  tal vez las circunstancias en las que se encontraron habían sido en extremo violentas , pero poco a poco la voz de korben, su aroma, incluso sus brazos metálicos, comenzaban a ser familiares para la niña, su sistema de creación de recuerdos  se abría un espacio para este hombre tan poco convencional, era algo normal, su necesidad de amar a su padre crecía al sentirse protegida…

Ignoraba por completo que su “verdadero padre” ya había mandado un equipo de hombres a buscar su tan esperado paquete, no era como si pudiese simplemente ordenar otra, su caso era más complicado, no solo mando crear a la androide con detalles específicos, sino que además fue construida a semejanza de su amada pero agonizante esposa, no había tiempo de esperar la creación de otra, eso era mucho tiempo y a su mujer no le quedaba lo suficiente,  se encontraba furioso como cualquier cliente que paga una enorme cantidad y no recibe nada, pero a su favor tenía el rastreador de la nena que al activarlo de inmediato arrojo una ubicación en la zona salvaje de eden, solo que había un pequeño detalle… cuando el ahora muerto “ruso” le implanto el potente explosivo, este se encargo de remover el chip rastreador, así que ahora le tocaba a sus hombres hacer investigación desde las ruinas del que fue un cuartel, y si hacían bien su trabajo en un par de días darían con korben dallas .


Pero como dije antes, todo esto lo ignoraba la pequeña niña,  quien aun asustada se aferraba al hombre, para alejarse de ese enorme perro mutante, robótico y seguro ¡devorador de ratitas como gizmo! -¡no! no te vayas, seguro me a comer y después me escupirá para vender mi carne ¡- le decía elohim llorando desde el sillón, se podía notar en sus palabras la clase de cosas que aprendió de las personas que la despertaron, se subió a la parte más alta del sofá mirando con miedo al perro que ahora parecía más un gusano, eso era muy gracioso pero ni asi bajaría a saludarlo y menos después de ver semejantes colmillos, -¡robot!...!ROBOT! …¿Dónde estás?-  preguntaba mientras se hacia una especie de fuerte con los cojines del sofá, pero korben no tardo prácticamente nada en regresar, estaba ahí frente a ella vestido una vez mas y con unas llaves en la mano, “¿acaso va a salir?” se preguntaba elohim, pero antes de seguir dudando el se acerco y de una forma dominante pero suave le dijo que tenían que salir, y si eso increíblemente la incluía a ella, cosa que le hizo tanta ilusión, pues no conocía el exterior -¿ y yo?..!También!!- dijo bien feliz, sonriendo aun con sus mejillas empapadas aun de lagrimas , y fue justo ahí cuando por primera vez en su corta pero difícil existencia que alguien la acaricio… sintió sus dedos tan cálidos, tan suaves,  todo su interior se removió por decirlo asi, sus sensores estaban trabajando al máximo, sus pupilas se dilataron y sobre todo ese especial sistema para amar estaba siendo activado por primera vez… elohim no tenia palabras, algo que era tan simple para él, era todo para la androide –papi- pronuncio tan tan suavecito que ni ella se pudo escuchar en su totalidad, ni siquiera presto mucha atención a su pregunta, solo asintió sin meditarlo,

Se subieron a  una especie de nave individual del hombre , elohim estaba observando con atención cada detalle,  su casa, sus trofeos, pinturas extrañas, la nave que era algo totalmente nuevo para ella, uno de los detalles específicos del que la mando crear era que esta entendiera y le gustara la ciencia con facilidad, así que aprendía poco a poco a grandes rasgos como era una nave, pero quería saber mas ¿Cómo funcionaba? ¿Qué tenia adentro? ¿se podía desarmar?... todo el viaje permaneció callada, mirando toda clase de imágenes extrañas, otras naves, seres de todo tipo, a korben pilotar.

Al bajar elohim se sintió un poco intimidada por la multitud asi que busco seguridad dándole la mano y una vez mas le daba pequeños apretoncitos mientras caminaban -¿Qué es eso?- señalaba y preguntaba una y otra vez cada que algo llamaba su atención y ese algo eran casi todas las cosas, gente, puestos, mercancía, animales, colores, sonidos, estaba en verdad muy emocionada, su corazón se agitaba pero no como otras veces que se llenaba de temor, esta vez era algo agradable, algo nuevo.
De pronto una mujer joven y sonriente le ofreció lo que parecía algo de comer, una especie de objeto pequeño en forma de osito sujetado a un palillo de madera, korben la compro sin más remedio al ver su expresión y cuando lo tuvo entre sus manitas lo observo por largo rato, lo olfateo cual cachorro y poco a poco saco su lengua para probar, su sabor era tan agradable, diferente a la leche pero muy agradable, tanto que sin darse cuenta ya la tenía dentro de su pequeña boca..- aa..lethaa- intentaba decir con el dulce en su lengua, pero de un momento a otro estaban ahora entrando en un local de aspecto extraño, elohim miro a korben pero ahora con la seguridad de que podía seguirlo a donde fuera.

Al entrar el lugar estaba lleno de objetos aun más extraños que los de afuera, había cabezas robot  que aun hablaban, armas, piezas de naves, tecnología y muchas herramientas , a pesar de todo esto lo que mas llamo la atención de la niña fue el peculiar suelo que se expandía en cuadros negros y blancos como un ajedrez, así que como lo haría cualquier infante se puso a dar saltitos de forma divertida … marcus- ¿Quién está ahí? – pregunto una voz raposa y algo somnolienta  z- es el teniente korben y una pequeña niña- le respondió una de las cabezas robóticas, -mira, te puedes intercambiar la cabeza- le dijo elohim en voz baja, marcus- ¿korben?  Vaya… hasta que te dignas en visitarnos, ¿acaso la vida militar te cosume?- dijo entre risas y una tos que lo caracterizaba, se iba acercando tirando algunas cosas a su brusco paso, para descubrirse y asustar un poco a elohim que de inmediato se escondió tras dallas, abrazando su pierna, pues marcus era todo un personaje… tenía una barba negra hasta el pecho,  cicatrices como korben, cuerpo ancho  y la mayoría de sus dedos eran como de esqueleto metálico. Marcus-¿Qué tenemos aquí?, jajaja ¿ahora traficas infantes o algo así? Sabes que en eso no me meto- dijo mientras encendía un puro, z- hola pequeña, discúlpalo el hombre carece de modales- respondió una vez más aquella cabeza metálica que se encontraba sobre un mostrador…parecía que korben no quería perder tiempo, así que sin soltar a la pequeña curiosa fue y cerró la puerta del local desde adentro, miro a elohim y la levanto en brazos para sentarla al lado de la cabeza amable –hola robot, ¿cómo te llamas?- le saludo mientras korben se alejaba con marcus a la parte de atrás sin perder a elohim de vista, le explico todo a su viejo y confiable amigo, el cual a pesar de ser un experto en androides no se podía creer que esa criatura fuera un androide, era imposible, no solo su apariencia, sino además su movimiento, sus expresiones, su respiración y curiosidad , eran genuinamente humanas …marcus- ¿de dónde carajos dices que la sacaste? -  preguntaba sin perder detalle de la que ahora sabia no era humana, pero su curiosidad y asombro aumentaron al escuchar que además de tofo tenia un explosivo en su corazón artificial , trago saliva y le pidió a korben llevarla a la parte de atrás mientras este sintiendo una emoción que hace tiempo había perdido, se fue a poner una lente especial en su ojo derecho y un par de guantes .
-mira korben, ella se llama z, y es un robot como tu, pero el la castigo quitándole su cuerpo por un mes- le conto mientras abrazaba la cabeza entre sus bracitos para que los acompañara , entraron en una habitación bien iluminada con una plancha metálica en medio la cual de inmediato disparo el recuerdo del “ruso”, -¡no!... por favor ..no- le pidió elohim entre lagrimas, su pequeño cuerpo comenzó a temblar del miedo, no quería por nada del mundo subirse de nuevo a esa cosa, marcus- ¿son lagrimas?!!!-  aun sorprendido, no sabía que elohim ignoraba por completo su estado de androide.
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Vie Dic 16, 2016 3:25 pm

Korben aprendía más y más a  cada momento que pasaba con la pequeña, cada cosa parecía ser nueva para ella incluso cosas básicas parecía preguntarlas como si no las conociese con lo cual suponía que no había sido demasiado expuesta a la multitud ni a las personas, de hecho parecía como si simplemente nunca hubiese dado un paseo fuera de su hogar y ahora estuviese descubriendo un nuevo mundo. Korben se sintió bastante nervioso cuando una mujer le tendió una paleta con forma de osito, tenía pinta de ser un dulce pero el teniente sintió un fuerte impulso de arrebatarle su paleta y tirarla al suelo, en ese lugar cualquiera podría darte veneno con la forma del dulce más delicioso que pudieses imaginar; no eran poco comunes los casos de personas que habían desaparecido misteriosamente por la zona y aparecían unos días después, sin órganos, sin dinero o cualquier otra cosa que quien les mató necesitase; de hecho a Korben en una ocasión habían tratado de drogarle cuando se le cayó un paquete de cigarrillos al suelo sin darse cuenta. Un chico de aspecto inocente se los devolvió pero al mirarlos sabía que algo iba mal así que fingió quedarse inconsciente; unos hombres aparecieron poco después para llevárselo y lo arrastraron hasta una especie de quirófano improvisado para extraerle los órganos; entonces comenzó a disparar a diestro y siniestro y así sin más detuvo a una rama de una mafia que se dedicaba al trafico de órganos de todas las especies conocidas para venderlos a criminales que obviamente no podían pasar por urgencias. Consiguió unos cuantos testigos y al analizar los cigarrillos que le habían dado descubrió que contenían unas sustancias que al ser absorbidas mientras fumaba causaban adormecimiento y parálisis, un solo cigarrillo lo habría tenido dormido durante 7 horas en un sueño tan profundo que la sangre se le ralentizaría hasta el nivel de paro cardíaco.

-Vamos Elohim...y antes de tomar algo que te den, consultame antes ¿Vale?-le dijo cargándola pues así seguro llegarían antes, aunque la pequeña estaba lamiendo la paleta con tanta alegría que de vez en cuando le babeaba un poco y le golpeaba con la paleta porque creía que quería comérsela él. Al entrar todo estaba igual que siempre, cachivaches, robots por piezas, inventos incompletos, lo que caracterizaba el local de Marcus el cual vendía y compraba todo tipo de tecnología rota también cuando no podía pagarse los explosivos. Tenía un talento increíble para desmontar objetos que estaban rotos y volver a montarlos con piezas que no eran suyas y que aún así funcionasen.-Veo que el negocio te va bien peor no te mataría limpiar un poco...cualquier día las ratas y las cucarachas pelearan por el territorio.....y no te haría mal investigar quien entra en tu tienda en vez de estas cabezas de mal gusto por todos lados....no me voy a cambiar la cabeza, la mía me gusta, la tengo desde que era pequeño.-le dijo picandola en su mejilla para molestarla pero ella solo se rió, al parecer le gustaba que Korben la picase.-Ahora vete a jugar ¿Si? Marcus y yo tenemos cosas de las que hablar.-dijo mientras la dejaba en el suelo a lo cual ella no tardó, como una nena en una juguetería, a buscarse a na amiga sin cuerpo, solo cabeza. Agarró a Marcus y lo llevó a la parte de atrás donde ambos encendieron un cigarrillo.

-La encontré en un laboratorio ilegal que destruimos la semana pasada...y esa nena es un androide que replica perfectamente la estructura corporal humana, ya sean órganos, tejidos, músculos o huesos, todo es igual incluso tiene un comportamiento tan similar al humano que diría que ni siquiera sabe que es un androide algunas veces. Pero lo peor es que tiene una bomba lo suficientemente potente como para reducir una ciudad completa de Edén a un montón de escombros y un agujero llameante.....lo mejor sera que la examines pronto no puedo ver en ella, no se si tiene un temporizador ni nada.-explicó mientras iba a buscarla en verdad cuanto menos tardasen sería mejor, pero no se esperaba la reacción que iba a tener Elohim: al momento que Marcus se preparaba y Elohim lo vio, a Elohim le empezó a dar un ataque de pánico que seguramente se debería al tiempo pasado en los laboratorios y en camillas de operaciones. Korben fue por ella y la cargó mientras la abrazaba era lo único que podría calmarla.-Elohim escúchame, escúchame estoy aquí ¿Esta claro? No vamos a hacerte daño, nadie te va a hacer daño así que cálmate...cálmate...eso es..no hay nadie que te quiera hacer daño.-la acunaba y la calmaba como si fuese su papa, era una sensación tan cálida que era imposible que no pudiese calmarla, Marcus lo miraba como si  no lo viese pues jamás lo había visto tratar con afecto a nadie, era como si lo hubiesen transformado pero lo cierto era que Korben no podía separar sus brazos de esa pequeña que lloraba y lloraba en su hombro mientras el teniente trataba de que se relajase pues solo así podrían examinarla.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Lun Dic 19, 2016 2:42 pm

-No… no… POR FAVOR… NO ME DUERMAN… POR FAVOR… señor, ya… ya no le llamare robot- le suplicaba elohim, con tanto miedo que se podía sentir su pequeño y explosivo corazón acelerarse, su expresión era totalmente aterrada,  como si en ese momento pudiese sentir más que cualquier otro niño,  -no… no…no- repetía entre llanto e impotencia, ¿cómo era posible que todos fuesen malos? ¿Por qué? ¿Para qué querían dormirá de nuevo?... eso le causaba dolor, por un momento había creído que korben no era tan malo como todos los demás, pero… se había equivocado.

En un último intento por alejarse de la mesa, la pequeña androide comenzó a removerse entre los brazos del hombre, pataleaba y lo apartaba de ella hasta que por fin la soltó, dejándola caer sin más remedio cerca del suelo, por lo que no se lastimo, fue en ese momento cuando lo miro fijamente a los ojos, sus miradas se encontraron y como si de nuevo fuese un extraño elohim no pronuncio palabra, y aunque hubiese querido decirle algo, se sentía tan traicionada y aterrada que no podía ni hablar, después de todo no hizo mucha falta pues le expreso todo a través de esos hermosos y asustados ojos azules.
Marcus- déjela… será mejor que se calme un poco, no queremos que explote aquí ¿cierto?- bromeo de forma nerviosa mientras que la niña corría hacia la otra habitación, donde había un montón de piezas robóticas y militares, no se hizo problema en meterse entre toda esa chatarra, después de todo era pequeñita y lo único que quería era alejarse de todos…” todos eran malos, todos eran crueles” pensaba mientras en una esquina del lugar se arrincono y de la forma más triste se abrazó a si misma… ¿Dónde estaba su papá en esos momentos? ¿Dónde estuvo siempre? ¿Por qué la abandono?, -papá- pronuncio suavemente, cuando una de las cabezas que estaban por todo el lugar abrió los ojos y la miro, no sabía que le estaba pasando o porque lloraba, pero si entendía una cosa y era que los humanos eran un montón de abusadores, se metían con la naturaleza, se metían con los androides, se metían con los más débiles … head1- hey, pequeña no llores – le dijo en un tono tan suave que solo ella lo podía escuchar, elohim busco de donde provenía la voz  y se encontró con esa cabeza ya destartalada que le intentaba consolar. Head1- los ho…hombres si…empre corr..cor..corrr..omperán lo que no pueden entender- le explicaba haciendo pequeñas pausas ya que su estado era tan deplorable que Marcus lo dejo sin la mayoría de sus capacidades, los ojos irritados de elohim miraban sin decir nada, sentía que era tan inservible como cualquiera de esa chatarra y las palabras de la cabeza parlante no significaban nada ya, hasta que después de una pausa, le dijo las que serían sus últimas palabras antes de apagarse… head1- detrás de ti…detrás de ti… hay una ventana que da a la calle…corre….no te detengas – se apagó… un silencio extraño envolvió el desordenado lugar y elohim no perdió más tiempo, giro su pequeño cuerpo y observo que las palabras de esa máquina eran reales, no solo había una pequeña ventana, además era fácil de abrir, tan fácil que no hizo ruido al deslizarla, no parecía haber nadie afuera, respiro profundamente y volteo una vez más hacia atrás, podía escuchar la voz de esos hombres charlando así que aprovecho esto para salir, dio un pequeño saltito no muy ágil y callo de rodillas en el césped, el exterior ahora parecía mas grande que antes, las personas más peligrosas y la vida más injusta… pero ya nada importaba, comenzó a correr y correr, sabia por experiencia que no era más rápida ni fuerte que los hombres pero tenía la ventaja de que ellos no habían notado su salida.

Mientras corria, pasaba entre personas que la ignoraban, que estaban demasiado ocupadas o distraída para preguntarse ¿porque una pequeña tenia tantos moretones?, o ¿porque lloraba?... pero eso era lo mejor pues elohim ahora le temía a los humanos por sobre todas las cosas…
Seguía corriendo, a pesar del dolor seguía corriendo… ¿acaso no había un solo lugar sin personas? Se preguntaba mientras limpiaba sus lágrimas, ya que si de algo estaba bien segura es que no quería estar con más humanos, ya nada valía la pena, ni siquiera buscar a su padre…
Estaba por dejarse caer cuando sus enormes ojos curiosos observaron una pequeña bodega, de juguetes… robados, estaba totalmente vacía y oscura…era…era perfecto, gateo por debajo de la protección y entro… todo ahí se veía aterrador, pero nada se compraba con los humanos asi que dando pacitos inseguros se acercó a una enorme caja de osos de peluche, se colgó de la orilla y con esfuerzo después de batallar un rato logro caer dentro, entre peluches y oscuridad.. difícilmente la encontrarían y ella no pensaba salir por nada del universo
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Mar Dic 20, 2016 1:41 pm

-Esta teniendo algún tipo de regresión paranoide.....quizás este rememorando el momento en el que le pusieron la bomba, eso podría ser útil.-dijo Korben mientras trataba de tranquilizarla entre sus brazos, pero ella estaba realmente alterada, no paraba de moverse y tratar de zafarse de él, de repente parecía haber olvidado por completo que no estaba allí para hacerle daño sino para saber que le pasaba. Al final cuando ella comenzó a patalear con fuerza se le hizo imposible mantenerla sujeta porque sino acabaría haciéndole daño y no tuvo más remedio que soltarla y dejarla en el suelo con la idea de volver a cogerla. Pero ella le miró de una manera que nadie le había mirado antes, con total decepción, como si le odiase, como si le temiese, como si hubiese depositado en él la mayor de las confianzas sin embargo la había traicionado y eso la lastimaba más que nada en el mundo.-No creo que la bomba vaya a estallar por eso...no puedo dejarla sola podría pasarle algo.-le dijo a Marcus mientras Elohim desaparecía en la otra habitación.-Mira Korben no se que traes con esa pequeña pero si quieres que la examine tendrás que traerla aquí. Nunca me habías pedido ayuda de esta manera así que intuyo que será algo realmente peligroso...así que tráemela cuanto antes mientras sirvo dos copas.-le dijo mientras se iba hacía la cocina. Korben estaba realmente preocupado a pesar de que Elohim llevaba en su interior un arma de destrucción masiva, ella actuaba a todas luces como una niña pequeña lo que le generaba un instinto de protegerla que hasta ahora había desconocido totalmente.

-¿Elohim estas aquí? Ven, no voy a hacerte ningún daño solo es un examen para ver si....¿Elohim? ¡Elohim!-rugió Korben sacando su arma, la pequeña no estaba allí así que sintió el temor de que alguien de la organización que habían destruido hubiese sobrevivido y los hubiese seguido hasta allí para secuestrarla. No tardó en localizar la ventana abierta por la cual él no cabía en lo absoluto no podía pasar por allí con su cuerpo así que conectó su ojo robótico que comenzó a mirar en todas direcciones usando su visión térmica para localizar el cuerpo de la pequeña pues la bomba emitía un calor superior al normal fruto de que su carga explosiva necesitaba mantenerse a una temperatura determinada. La localizó a unos 200 metros, moviéndose deprisa como si estuviese asustada y corriendo, no localizaba a nadie más que estuviese corriendo en la misma dirección que ella.-Mierda...esta niña....-maldijo Korben furioso. Adaptó su brazo robótico a la máxima carga posible para golpear la pared y la ventana con toda su fuerza, causando fracturas en el metal del que estaba compuesto pero consiguió destrozar la ventana y además crear un agujero lo bastante grande como para que pudiese saltar él. No tuvo problemas para aterrizar, era un salto corto lo único que le preocupaba era perderla, el rango de localización de su ojo era limitado, si ella lo superaba, no podría detectarla así que comenzó a correr entre la multitud empujando a muchos que al levantarse querían pelea pero vieron su arma y se lo pensaron dos veces, menos uno al que tuvo que darle un disparo de advertencia en el brazo para que no le entretuviese más. En verdad era problemática, él solo quería ver que le sucedía, que significaba la bomba que tenía en su interior y si a ella le perjudicaba era la primera vez que mostraba preocupación por otra persona y no le estaba saliendo demasiado bien al parecer.

La última señal que recibió antes de perderla venía de un almacén de contrabando de juguetes, parecía raro pero eran muchos los contrabandistas que robaban juguetes de ultima generación o especialmente valiosos para los hijos de familias ricas que en vez de pagar por el muñeco en la tienda preferían el morbo de que lo robasen para ellos. Korben vaciló al entrar, era peligroso colarse así sin más en un almacén sin saber a quien pertenecía pero no tenía más remedio que hacerlo así que con su brazo biónico levantó la protección sin demasiado esfuerzo tratando de hacer el menor ruido posible.-¿Elohim? Elohim soy yo...he venido a buscarte.-le dijo susurrando tratando de parecer lo menos enfadado posible pero la realidad era que estaba muy pero que muy enfadado. Activo su visión de rayos X para localizarla, le costó mucho porque había un montón de trastos de plomo que entorpecían su visión y diversos juguetes traían mecanismos tan confusos que le costaba distinguirlos, pero finalmente la localizó dentro de una caja de enormes ositos de peluche que si no veía mal, eran hasta más grandes que ella. Cogió su cuchillo e hizo un corte para que pudiese sacarla, con lo cual los ositos cayeron al suelo y él la agarró con toda la suavidad que pudo pues en verdad quería darle una cachetada pro haberse portado de esa manera, pero en lugar de eso comenzó a reprenderla como si fuese su papa.-¿Se puede saber en que demonios estabas pensando? ¿Tu sabes minimamente lo preocupado que estaba, lo peligroso que es que comenzases a correr a lo loco por aquí? ¡Podrían haberte secuestrado, podrían haberte hecho algo! ¿En que pensabas? No quiero que vuelvas a marcharte sin mi permiso, a partir de ahora te quedarás conmigo vayas a donde vayas y ni se te ocurra tratar de fugarte.-le gritó zarandeándola con suavidad mientras le hablaba, se había preocupado tanto que podría haberle prendido fuego a todo el lugar solo por encontrarla. Cuando se calmó la recargó contra su pecho y la llevó de vuelta con Marcus, todo había sido una mala idea tenía que haberle llamado a él para que fuese a su departamento y examinarla allí, por lo menos no tendría a donde correr.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Elohim el Jue Dic 22, 2016 11:18 am

Es un gran defecto humano sentirse amo y señor de todo lo que habita en “su” territorio, es así como funciona la lógica humana, se adueñan seres vivos como animales, naturaleza, otras personas, en especial de los más indefensos como lo son los niños, y en este caso… elohim que a pesar de no ser “humana” en términos biológicos, poseía todas las virtudes de cualquier niña y como tal conllevaba las desventajas de haber sido creada como un ser indefenso y frágil, del cual todos parecían sentirse dueños, amos para reprenderla, ordenarle, regañar y en este sentido korben no hacia la diferencia, sino todo lo contrario …el solo reforzaba aún más su sentir hacia los adultos.

-suéltame!- elohim  lo miro desafiante, no permitiría que este hombre se la llevara de nuevo con falsas promesas de protección… “¿todo estará bien?”, como podía decir eso y a la mínima oportunidad llevársela con un hombre que tenía a pobres androides destartalados por todo su taller, “definitivamente él no era su padre, y nunca lo seria”  pensaba la pequeña mientras lo apartaba de ella, había aprendido a la mala que los hombres eran más fuertes, rápidos, y crueles que ella asi que hasta ahora sería inútil intentar escapar una vez más, pero había algo que elohim comenzaba a usar como método de defensa y esa era su inteligencia…. Inteligencia por muy sobre la media, incluso más, pero esto apenas comenzaba a desarrollare, pues no era el momento y definitivamente no era el lugar, pero de alguna forma tenía que adaptarse y después de todo lo que le había pasado su sistema comenzó a incrementar sus capacidades ya que esta  esta no viviría más de un mes en ese ambiente hostil.


- ¡no quiero ir con usted!,! no quiero que me siga! y ¡no quiero que me mienta más!
- le explicaba elohim sin poder evitar sentir como sus palabras se entorpecían por sus lágrimas y miedo, tenía que hacerlo entender que no iría con el sin incitarlo a llevársela a la fuerza, ya que en ese caso no tenía posibilidad alguna…  -por…por..favor… deja me ir con mi papá- le suplicaba elohim mientras caminaba hacia la enorme caja de osos de peluche que ahora, por culpa de ese egoísta humano estaba destrozada, y elohim comenzaba a sentir odio por el abuso de los más grandes… llegan destrozan sin preguntar, ¿acaso pensó en los osos? ¿Les dolería caer al suelo? ¿Están tristes? ¿Dónde vivirán ahora?” pensaba la androide mientras tomaba los mas que podía para hacerlos entrar de nuevo en la caja con ella... - ¡vete!... no te quereos aquí!, ¡ no queremos tu ayuda!!- le gritaba elohim con impotencia ocultándose entre peluches de diferentes texturas, sentía tanta impotencia, estaba segura de que ese “hombre” si es que se podía llamar asi , entraría como si nada y la llevaría a la fuerza, pero si esto pasaba su sistema entraría en colapso ya que no sabía cómo lidiar con tanta violencia, se suponía que esa no sería su vida, se suponía que ese no sería su entorno y sobre todo se suponía que ella no conocería a esa persona
avatar
Elohim

Raza : ANDROIDE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Korben Dallas el Vie Dic 23, 2016 2:16 pm

No había manera de convencer a Elohim de que no iba a dañarla, su sistema parecía estar programado para desconfiar automáticamente de cualquier persona, aunque quizás fuese culpa del propio Korben. Siempre había sido rudo y violento, su inteligencia emocional hacía los demás era completamente nula más allá de intercambiar información o bebidas alcohólicas; Nunca antes había tenido que tratar con niños...bueno en alguna ocasión habían sido colaterales cuando había tenido que rescatar a unos rehenes en alguna nave porque se lo habían ordenado pero él nunca trataba con ellos, le tenían un miedo aterrador nada más acercarse salían pitando buscando a sus madres o al resto de su equipo. Muchos del cuerpo decían que el día que Korben tuviese hijos iban a ser maquinas implacables de matar y que en vez de espermatozoides lo que tenía eran pequeños agentes que solo localizaban y destruían.
Elohim parecía tan asustada era como si temiese hasta la sombra de Korben, se había alejado de él de nuevo y no se dejaba cargar para nada, trataba de encontrar alguna forma de que él no pudiese alcanzarla aunque parecía haber destruido su único refugio entre los peluches de osito gigantes, era extraño pero por la forma en la que hablaba era como si esos ositos estuviesen vivos y esa caja fuese su hogar y ella se fuese a vivir con ellos, como si pudiesen protegerla y cuidarla.

-Oh por todos los demonios.....-maldijo mientras se frotaba los ojos con cansancio en verdad esa pequeña era tan sensible y problemática sin embargo tenía que llevarla con Marcus. Además generaba en él un extraño sentimiento de querer protegerla que no había conseguido identificar todavía pues él nunca antes había sentido algo así, solo tenía apego por si mismo pero ver su hermoso y pequeño rostro lleno de lagrimas tristes y asustadas mientras intentaba meterse entre un montón de ositos como si fuesen su única defensa antes de que Korben pudiese alcanzarle era una imagen que ni siquiera a una persona tan cruel y despiadada como lo era él podría pasarsele por alto. Dejó con suavidad las armas en el suelo y las hizo a un lado para que ella no tuviese ningún miedo de que podría atacarla y después se arrodillo de forma lenta y pausada como si estuviese tratando con algo sumamente delicado. Después, así como estaba, se aproximó lentamente a Elohim la cual trataba de hundirse más y más en el interior de la caja rota.-Escucha, se que hemos empezado con mal pie pero te puedo asegurar que no pretendo hacerte ningún daño Elohim. Has pasado mucho tiempo con personas malas y puedo entender que tengas miedo, pero estoy aquí para protegerte, no para dañarte. Mi amigo es médico y solo quiere revisar que no tengas ningún daño ¿Si? Mira.-dijo tomando a uno de los osos de peluche gigantes, uno de los que tenían heridas debido al corte que Korben había realizado para abrir la caja.-Te prometo que si vienes conmigo vamos a curar a estos ositos ¿Vale? No voy a hacerte daño Elohim, te rescaté de las personas malas que te habían hecho dormir mucho tiempo, te di lechita en mi casa y te he traído hasta aquí. Te prometo que si sales te ayudare a buscar a tu papa ¿Trato?-le dijo tendiéndole la mano suavemente hacía ella, no quería que le temiese más ni que le odiase, solo quería cuidarla y protegerla para que no estuviese en peligro, además esa bomba en su interior podría resultar fatídica de manera que tenía que tratarla con guantes de seda. Se le ocurrió empezar a cambiar de color su ojo biónico creando colores divertidos como rojo, rosa, amarillo y demás para que Elohim sonriese y así fuese con él.

Volver arriba Ir abajo

Re: broken doll (korben dallas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.