links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Dom Ago 20, 2017 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

» Magic World War [Afiliación élite. Cambio de botón]
por Invitado Jue Jun 29, 2017 5:36 pm

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Reinhard A. Nussenbaum el Dom Mayo 03, 2015 2:16 am


Hacía tiempo que a Reinhard no le contrataban de manera cara a cara. Era extraño, pero parecía ser que esta sería la primera vez luego de varios años sin recibir un cliente que tuviera los aparentes cojones suficientes de mostrarse a los Mercenarios.  Al Eidos le habían contactado mediante un mensaje de voz, una especie de carta que reproduce una grabación pre-hecha por quien la cree; le habían dicho lugar y hora, una casona aparentemente abandonada en las Zonas Bajas de Eden. Un lugar peligroso para andar rondado solo, pero eso a Reinhard no le importaba en absoluto, además... lo estaban llevando en un transporte privado, ¿de qué tenía que preocuparse el castaño? De todos modos, llegó pronto, a eso de las siete de la tarde al lugar indicado. Lo hicieron entrar de inmediato unos guardias armados con rifles de asalto de avance tecnológico elevado. Una vez dentro, se vio obligado a sentarse en una silla alrededor de una mesa redonda, haciéndolo esperar por el cliente al menos por media hora; media hora en la que quedó totalmente solo, siendo vigilado tan solamente por un guardia fortachón, más alto que Rein, vestido de traje y con los ojos tapados por un par de gafas de sol oscuras.

Bonita decoración... ¿eh? —murmuró sacando un cigarrillo—, la verdad que sí.
Destacó con ironía, sacando el encendedor de uno de sus tantos bolsillos y se encendió el cigarrillo, dándole una calada para prender las brazas y luego exhalar por la nariz. El guardia le ignoró por completo, manteniendo su mirada fija al frente. Pero el cliente no se hizo esperar mucho. Parecía un chico simple, menor que Reinhard y con la cara llena de granos rojizos, pelo colorado y enrulado, corto y peinado de una manera muy peculiar que asemejaba una especie de mini-afro.

No pudo evitar soltar una pequeña risotada en lo que se acercaba el otro. Sus prendas tampoco ayudaban demasiado... una camisa blanca de mangas cortas algo arremangada, short de beige sujeto no solo por un cinto sino también por un par de tirantes. Medias largas subidas por completo, y unos mocasines negros; y para englobar todo, unas gafas que cada lente parecía el culo de una botella.
¿De qué te ríes?
No, de nada... simplemente creía que mi cliente sería alguien con cierta apariencia respetable.
Yo creía que el Mercenario que contraté sería algo más respetuoso.
Claramente, este relato debe ser traducido en algunos aspectos, ya que la manera que tenía aquel sujeto de hablar era... más que paupérrima. Seseaba como subnormal, y sobre todas las cosas parecía mantener un tono gangoso, prácticamente era un reto por si mismo intentar entenderlo para Reinhard, que posiblemente el pedido que le haría esa noche.
Si supiera que ibas a ser así, habría contratado a alguien mejor.
Si hubieras encontrado a alguien mejor que yo, no estaría aquí en primer lugar —le contestaba de inmediato, con cierto toque de egocentrismo total por parte del Eidos—. Así que empieza a contarme las buenas nuevas, colorado.
Siguió fumando su cigarrillo con total calma, algo asqueado por el lugar que apestaba a humedad y rata muerta, parecía ser que la privacidad para ese sujeto no significaba alquilarse un Penthouse o algo así, siempre tenía que ver con trabajos en las Zonas Bajas. Daba asco ya trabajar así, Reinhard sentía que merecía algo mejor, con sus habilidades y porte tan perfecto.

Oh... es ahí donde te equivocas —contestó el colorado, relamiéndose los dientes con frenillos como si estuviera viendo a la más suculenta mujer de fantasías frente a él—, sí tengo a alguien más en mente, y debe estar a punto de llegar.
Estaba claro que esas palabras encendían en el castaño mucha curiosidad, más que nada porque significaba que podía haber alguien mejor que él... bueno, no mejor, porque nadie era capaz de alcanzar tal nivel. Pero al menos quería ver qué es lo que aquel "friki" había hallado ente el resto de Mercenarios que el 'joven' Eidos tenía en mente.
Sorpréndeme. Sé que no lo harás... pero quiero ver qué es lo que tienes en mente.
Excedía en sarcasmo con sus palabras, pero había que ver en serio quién compartiría en esos momentos una cacería con él.
avatar
Reinhard A. Nussenbaum

Edad : Aparenta 22 años ; Edad real desconocida
Ocupación : Mercenario
Raza : Eidos
Origen : Planeta Infernus; Sector Zeta de la Vía Lactea. Zona Prohibida.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Paris Jackson el Dom Mayo 03, 2015 1:42 pm

El ring-tone cierto móvil escondido en su habitación sonaba como un negro, un negro escupiendo palabras con la dureza que es conocida su raza eso y con un bajeo que la azabache ya conocía, solo tenía que esperar hasta que cierta frase saltase en la llamada. "Bitch I'm back out my coma" y contestó. Trabajo de medio tiempo, no era de alguien nuevo que la había descubierto apenas (como casi todos los curiosos); un conocido de cabellos rojizos que si bien no era el mejor cliente era de los que mejor pagaba.  – Uhmm si, dame unos minutos. – Murmuró a la rápida explicación del subordinado, así se le contactaba a ella, rápido y sin preguntas. Espuma olor a jazmín resbalaba por su cara cuando terminó la llamada. Era una molestia tener que interrumpir su baño pero trabajo era trabajo, si tenía que ir con el pelo mojado no había de otra, se secaría con el tiempo o en el camino. Unos jeans normales, camisa blanca con los botones apunto de suicidarse en su escote y unas botas era todo lo que necesitaba, no iba a una cita de negocios empresarial, iba a los barrios pesados donde una falda es demasiado pero hey, no iba a esconder su delantera si sabía que con eso hacía babear a su cliente y cliente que babea, más dinero suelta. El transporte no se hizo esperar, inclusive podía apostarse que le recriminarían por el retraso, pero no, fueron hombres de boca cerrada hasta ese punto.

En el edificio ya se escuchaba un poco de platica, risas que por sus rasgos de Zorra captaba sin problemas. Alguien a quien torturar quizá, sacar información con golpes y canciones de Justin Bieber a todo volumen. Todavía en estos años se escucha, pero para fines más lucrativos. Aun sentía el agua mojar parte de su espalda y rostro, molestaba y la hacía ver como una mujer barata acabada de salir de un hotel. Tardaron cuasi nada en llegar al edificio ¿Qué no se conocían otro tipo de lugares para frecuentarse? Un club nocturno tenía un efecto más placentero a los ojos de la azabache. – Chicos, ya me conozco el camino así que... calma con esas armas, me ponen de nervios... –Murmuró con un tono suave, sacudiendo sus colas un poco para salpicar de una que otra gota el rostro de los gorilas.

La situación marcaba que no, no era tortura pero a juzgar por los nuevos aparatos de ortodoncia del cliente escucharlo si lo sería. Con golpes al aire y un Toc-Toc que salió de sus labios entro en la platica, con una sonrisa que elevaba sus comisuras para calmar al único guardia visible en la habitación. Trampa, de eso tenía nada.– Tienes un invitado... creí que este trabajo era sólo para mi Chuckie~  Lastima... no me gusta compartir.  – Sus palabras resbalaban de su boca con pura coquetería apenas le había dado un vistazo al joven castaño que esperaba sentado para saludar con un beso al aire al pelirrojo. Había una silla extra que le sentaba de maravilla para esperar a que el adolescente cliente dejara de verle los senos y comenzara con lo que fuera que quisiera. Amenazar a un maestro para mejora de calificaciones, asustar a unos cuantos Bullys, acabar con la única competencia que tenía en el concurso de oratoria, estaba siendo creativa con las suposiciones pero de verdad que con los clientes nunca se sabe que es lo que quieren. Por más cliché que puedan ser.

– Entonces... ¿Te sorprendo lo suficiente? – Susurró con los ojos miel bien abiertos para su compañero que no reconocía del grupo de mercenarios que frecuentaba. ¿Novato? No, no tenía las pintas de ser de esos, quizá un amateur pero no un novato. Cuasi estaba segura que lo había visto en otro lado, un gigante de las habichuelas como él era difícil de no olvidar. – Puedo darme una vuelta más si aun tienes dudas... soy Pi-J por cierto.–Sonrió de medio lado mientras sus manos tomaban grandes mechones de cabello para escurrir el agua que parecía necia en abandonar su cuerpo.


avatar
Paris Jackson

Ocupación : Empresaria / Mercenaria
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Reinhard A. Nussenbaum el Dom Mayo 03, 2015 5:07 pm

Aquella otra opción que mantenía Chuckie en secreto no se hizo esperar en hacer acto de presencia en aquel lugar. Con sus pasos repiqueteando en un suave eco por la habitación, con una voz femenina hizo que Reinhard volteara levemente la cabeza. Viendo sus prendas de pies a cabeza de manera fugaz podía suponer que no era alguien muy reservada en el ámbito laboral, mientras que Rein por su lado prefería ser un poco más... disimulado en cuanto a qué se mostraba o delineaba de su cuerpo, por más que fuera un hombre y ella una mujer; cruzado de brazos en su propia silla, terminó de dar la última calada a su cigarrillo, soltándolo hacia un lado mientras le dedicaba una mirada de soslayo a la contraria escuchando sus palabras. Parecía ser que su ego era casi tan elevado como el del Eidos, claro... sin llegar a esos niveles estratosféricos, pero se entiende.

No es tu cuerpo lo que debe sorprenderme —le decía desinteresado en su físico, de momento—, sino tus habilidades.
Le respondía con cierto narcisismo, más que nada por el hecho de que sí, aquella mujer era atractiva, aunque tampoco sabía perfectamente si era su tipo. Tenía la primera apariencia de que le gustaba discutir, pelear, hacerse la importante a todo momento y creerse el ombligo del mundo, claro... todo con cierto disimulo, con mesura. — Mejor siéntate, cariño... no vaya a ser que nuestro estimado 'Chuckie' aquí sufra de un acciente por tu culpa.
Soltaba inquiriendo que aquel colorado se excitaría con la tan mera visión de aquella mujer de cabellos azabache y cuerpo escultural. Estaba más que claro que la deseaba en otros sentidos más que solamente como una empleada Mercenaria, y tampoco parecía ser que intentara mucho en ocultarlo.
¿Saben que sigo aquí, verdad?
Sí, Chuckie... pero tu "Fap Material" quería demostrarme lo que vale —respondía de inmediato Rein, fijando su vista en el pelirrojo ahora—. Digamos que sigo tu juego, enano... ¿qué es lo que quieres que hagamos?
Apurado, ¿eh? Me gusta que vayas directo al grano —comentó dándole algo de asco a Rein, más que nada porque relacionaba lo dicho con la cara del colorado, que parecía no poseer zona de la cara sin alguno de estos—. Quiero que se encarguen de un tema que me viene molestando hace mucho ya.

Decía acomodándose las gafas. Ya Reinhard se preparaba evidentemente a la razón de un niño mocoso al cual sus padres todo le pagan independiente de lo que sea.
A ver, ¿a qué compañero tuyo del colegio quieres que le demos una reprimenda por hacerte mucho "Bullying"?
¡No quiero eso! —vociferó a todo pulmón el nerd, algo que impresionó al Eidos pero en el buen sentido, ya que se rió de la gracia que le dio— Quiero... yo quiero...
Eh, nada de favores sexuales... que estoy yo presente aún.
¡Quiero que maten a mi padre! —exclamó a todo pulmón como si su vida dependiera de ello.
Las palabras del colorado resonaron por la habitación haciendo un eco extraño, como si la misma sala quisiera recordarles a ambos Mercenarios que realmente el chico había dicho eso. Por unos momentos hubo un silencio incómodo, al menos por parte de Reinhard que se quedaba mirando totalmente incrédulo al muchacho, luego soltó una irrisoria carcajada y empezó a levantarse de su asiento, prendiéndose otro cigarrillo y dándole la espalda al par restante.

No vine para un show de bromas, vete a leer libros a casa, niño —comentó Reinhard en lo que daba el primer paso para irse, cuando fue detenido por el guardia armado el cual se interponía en su camino—. Quítate, gigantón... no tengo más asuntos pendientes aquí.
Estás equivocado, les pagaré... una elevada suma de dinero, la tengo aquí adentro. Cada uno recibirá lo mismo.
Y de inmediato el guardia sacó dos maletines los cuales colocó encima de la mesa. Se notaban pesados por el sonido que emitió la mesa al ser los maletines puestos encima de esta. Una vez fueron abiertos por el cuatro ojos, se notó que el dinero estaba allí, era verdad... ¿pero por qué querría matar a su padre? Tal vez, esa pregunta le tocaría hacerla a la fémina, la otra Mercenaria, que realmente a Reinhard no le sonaba de nada en absoluto.
Tienes toda mi atención...
avatar
Reinhard A. Nussenbaum

Edad : Aparenta 22 años ; Edad real desconocida
Ocupación : Mercenario
Raza : Eidos
Origen : Planeta Infernus; Sector Zeta de la Vía Lactea. Zona Prohibida.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Paris Jackson el Lun Mayo 04, 2015 2:21 am

<< Hombre que piensa con la cabeza, la de arriba... nada mal >> Pensó con una sonrisa amable en el rostro aun pasándose los dedos en el cabello. Es cierto que por ser mujer con tetas grandes puede usar el cuerpo a favor, de hecho parte de su estrategia como mercenaria se debe a su belleza, pero no era todo lo que tenía que ofrecer. A pesar de la sugerencia del castaño no utilizo la silla, solo el respaldo de esta para recargar sus manos. – ¿Y quien hablaba de mi cuerpo? Yo decía de mi radiante personalidad que ilumina toda la habitación~ –Soltó una risa que acompañaba a tan jovial respuesta–. Vamos... ¿Me vas a mirar con ojos machistas?, sweetheart... – El movimiento de su cabeza iba de un lado a otro, izquierda a derecha, arriba hacía abajo volcando los ojos, el tiempo estaba pasando y no lo utilizaría para demostrar o no que tenía la capacidad para estar ahí. Él no le pagaba para eso y aunque estuviera un poco molesta por el comentario, no era para tanto.

Resoplando las gotas de agua que caían de su frente escuchaba el ir y venir de palabras entre los hombres. Solo carraspeo un poco cuando se le llamo Fap Material; Levanto sus dos manos en señal de culpable, disculpa y bandera blanca ondeando y con una sonrisa tan grande que mostraba parte de los dientes.  Pero no dijo nada. No alargaría el tema sobre si era o no un trofeo en la sala. Parloteos por aquí y por allá, encontraba más interesante ver el filo de sus uñas que el pique que se tenían esos dos.

No fue hasta que la palabra "Maten" se unía a la de "Padre" que las orejas de Paris se pusieron alertas, no solo la curiosidad fue activada también lo fue el enojo por semejante oración. El tema de los padres era un tabú en su trabajo, si estaba en búsqueda de los asesinos de sus padres no sentía sano matar a los ajenos. Es como ser vegetariano y tener una mascota con correa. Sus labios se forzaron en una linea recta, que para antes de que se abriera ya había una respuesta por parte del castaño, ella sólo esperaría a que el otro se fuera. Era perfecto si lo analizaba con cuidado, él no quería el empleo se podía ir a la Zorra le tocaría doble paga. Si iba a tener que ser la vegetariano con el perro chihuahua, lo sería con tal de mantener el perfil.

– Lastima, me había caído bien... –Murmuró con pena fingida mientras sus ojos se clavaban en los maletines que al ser abiertos alentaban los ánimos de cualquiera. Era una suma considerable por el trabajo, pero lo que le llamaba la atención no eran los papeles si no la relación que tenía con la idea de homicidio... ¿Qué tanto vale la cabeza de tu progenitor? Con lo parlanchina que era ella tuvo que soltar preguntas para animar al granuliento a que le contara la verdad. Pues que te ha hecho tu padre... ¿Te castigo por ver porno en su computadora? ¿Te mando a dormir temprano? ... ¡Ya sé! Seguramente descubrió que usas su dinero para maldades... pequeña sabandija~ –Reía mientras con un dedo contaba los fajos de billetes que alcanzaban a ser visibles, se veía como una chiquilla en dulcería, aunque por dentro se pensaba seriamente si sería capaz de matar al padre del muchacho.  

– Woah ¿Qué? Se suponía que te ibas... shu shu~ –Bromeaba mientras hacía señas a la puerta, el dinero hace bailar al perro. Tosiendo para tomar un poco más de seriedad en el asunto miro al pelirrojo a los ojos, de verdad que era una especie de patito feo bajo toda esa manta de adolescente en hormonas... pero le daba crédito a los años, seguramente emergería un lindo cisne mucho... mucho después y con mucho dinero de por medio. – Creo que ya conoces como trabajo así que a mi no me tienes que decir con detalle la razón por la cual lo quieres muerto, pero... ¡Pero! Es el último trabajo que hago para ti, involucrarme más no sería lo correcto. – Se atrevió a acomodar las gafas de Chuckie que no estaban lo suficientemente rectas. – Ah... ¿Y es necesario que vaya con el gigante de las habichuelas? Digo... me da un poco de miedo~... – Volvió a salir su actitud efervescente, no podía estar sería por mucho.


avatar
Paris Jackson

Ocupación : Empresaria / Mercenaria
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Reinhard A. Nussenbaum el Mar Mayo 05, 2015 11:15 pm

Gracias, cariño... sé lo bien que te caigo y lo mucho que te gusta mi presencia —hizo una pausa en su hablar al volver a sentarse frente a Chuckie, el cual impresionado por su presencia nuevamente, solamente se limitó a sonreír—, el sentimiento es mutuo, Pi-J.
Comentaba el Eidos mientras se acomodaba en el asiento, no parecía ser que el pelirrojo fuera a interrumpir esa fugaz charla entre los dos Mercenarios ya que parecía causarle gracia la manera en la que se llevaban; dos personalidades fuertes y con un par de egos que rebosaban las nubes e inclusive seguramente llegaban en lontananza a superar la oscuridad del infinito. Cada uno era como una gotita de agua que se adoraba a si misma mirándose al espejo, seguramente si hubieran clones de ellos mismos se harían homosexuales al instante.
Bien, Chuckie... ya que nos tienes a ambos aquí, danos un poco de información.
¿Qué... es lo que quieren saber? —preguntó el colorado, acomodándose las gafas—, les diré todo lo que esté a mi alcance.
Empieza diciendo dónde está tu padre, a fin de cuentas... no creo que pretendas hagamos todo el trabajo nosotros mismos. Somos mercenarios, no espías ni adivinos.
Comentó el castaño algo efusivo y altanero, pero más que nada demostrando que no se consideraba alguien de poca monta debido a la confianza que tenía en si mismo. Estaba más que claro que mucho no le preocupaba la opinión de la fémina de cabellos oscuros sentada a su lado, no la consideraba una rival pero tampoco una compañera, era más bien como ... un adherido inesperado que realmente no habría pedido personalmente. Pero tendría que adaptarse a la idea si quería conseguir el dinero que le iban a decir, y tampoco es que le interesara demasiado el dinero, más bien lo hacía por la fama que le otorgaba, y el subidón de ego al escuchar que sus clientes estaban satisfechos con él.

Recuerda que sigo estando aquí, cielo —le decía a la mujer, enarcando una ceja por esos tratos que le daba al pelirrojo—. Así que puedes dejar de momento tus juegos de seducción con nuestro muchacho.
Le decía en un inicio. Chuckie parecía acceder algo quejoso a ese hecho, ya que estaban perdiendo un tanto el tiempo dándole vueltas al asunto sin llegar a nada demasiado interesante, al menos para Reinhard.
Tiene razón... será mejor que les explique los detalles de lo que deberán hacer —el pelirrojo hizo una pausa mientras miraba fijo a ambos Mercenarios, aclarando un poco la garganta—. Mi padre hace tiempo ya que me hace la vida imposible y no es la primera vez que intento algo de esta escala. Solamente que la mayoría de los mercenarios que he contratado antes han terminado...
No parecía poder terminar aquella frase, ya que seguro pensaba que ambos se espantarían a la primera de sentir que habían muerto a manos de los subordinados de su padre. Estaba claro que al Eidos al menos eso le daba igual, ya había arriesgado su vida reiteradas ocasiones antes e inclusive en posiciones mucho peores que aquella. Reinhard pasó a aclararse la garganta, no en temor u desconfianza, sino más bien para denotar que hablaría.

¿Qué, muertos? No sé por quién nos tomas, digo... haz contratado al mejor Mercenario con el que te podrías haber cruzado —el Eidos pausó lo que decía mirando de reojo fugazmente a Pi-J—. Y no se puede juzgar a un libro por su portada, así que desconozco cómo será ella, pero confiaré en tu juicio, Chuckie.
Gracias, eres muy amable; ahora... deberán llegar al Penthouse de mi padre al centro de la ciudad, allí habrán cinco niveles de seguridad antes de poder llegar a él... Un automóvil los llevará hasta ahí, eso es todo lo que sé.
¿Algo que tengas que preguntar tú, bonita?
Le dirigió la palabra a la fémina irónicamente, levantándose de su asiento y estirando los brazos cómodamente, con una actitud más que despreocupada teniendo en cuenta la situación en la que se hallaban, no parecía ser un trabajo fácil a decir verdad, pero no se imaginaba que fuese a ser imposible... no de momento al menos hasta que llegaran a dicho edificio que Chuckie les había indicado; el trato de Reinhard hacia la Mercenaria no era del todo... especial, teniendo en cuenta lo "Casanova" que era él, pero vamos... que podía jugar, pero no se lanzaría cual virgo con granos en la cara a por ella. Tan solo la miraría de lado, esperando su respuesta, investigándola poco a poco, paso a paso.
avatar
Reinhard A. Nussenbaum

Edad : Aparenta 22 años ; Edad real desconocida
Ocupación : Mercenario
Raza : Eidos
Origen : Planeta Infernus; Sector Zeta de la Vía Lactea. Zona Prohibida.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redheads have souls... right? — Privado - Paris Jackson

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.