links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Through the Veil [cambio de botón] - Afil. élite
por Invitado Vie Sep 01, 2017 2:05 pm

» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Dom Ago 20, 2017 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

This ain't no place for no hero — Privado - Leone Dubois

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This ain't no place for no hero — Privado - Leone Dubois

Mensaje por Reinhard A. Nussenbaum el Sáb Mayo 02, 2015 8:34 pm


Eran aproximadamente las nueve y media de la noche. El sol se había ocultado ya tras el horizonte en lontananza de Eden; el cielo estaba totalmente cubierto por nubes grises y oscuras, que de vez en cuando eran iluminadas por los relámpagos y fogonazos que se hacían notar en un tronar casi divino. Siendo llevado dentro de un automóvil particular, allí se encontraba Reinhard, habiendo sido contactado por una persona de buen poder e influencia dentro de la principal ciudad en aquel mundo nuevo. No sabía mucho detalle sobre lo que tendría que hacer, solamente sabía que la paga iba a ser lo suficientemente palpable como para aceptar asistir esa "pequeña" reunión sin rechistar demasiado.

¿Falta mucho?
Preguntó el Eidos, dirigiendo sus palabras evidentemente al chofer. Este le ignoró por un momento, solo le dedicó una fría y tajante mirada por el espejo retrovisor. Volvió su vista a la carretera por la que conducían, que concurrida y resbaladiza estaba debido a la lluvia que caía como si se terminara el mundo en cualquier momento; aclaró su garganta y contestó al fin, luego de haber hecho a Reinhard sospechar que le dejarían con la pregunta al aire.

No, sé paciente... ¿no es el dinero lo que te importa acaso?
Sí, pero me importa más saber a dónde me estás llevando —pausó sus palabras, mirando por la ventana al  apoyar su codo sobre el borde del vidrio, y una de sus mejillas contra la palma de su mano. Expresaba algo de aburrimiento—. ¿Te cuesta mucho responderme esa simple pregunta? Digo, a fin de cuentas contactaron ustedes conmigo.
La paciencia no era una virtud para Rein, no al menos en ese tipo de situaciones. Cuánto más avanzaban por las calles y callejones oscuros de la ciudad, pronto se iba dando cuenta que se aproximaban a los barrios bajos, el peor sitio en el que un Mercenario podía toparse, y además... allí era donde deambulaba él siempre que quería averiguar sobre algún objetivo en especial, siempre dispuestos sus residentes a colaborar -con un poco de dinero u amenazas de por medio-, agradables los muchachos.

El automóvil de lujo se detuvo de golpe, sobresaltando un poco al castaño; resopló, poniéndose erguido en su asiento para ver que una pequeña pantalla LSD se desplegaba frente a él, la cual surgía del techado de su transporte. Sin tener oportunidad de reaccionar o decir algo, una voz distorsionada para que sonara grave e irreconocible hizo acto de presencia tras esa pantalla.
Tú debes ser Reinhard.
Y tú... ¿mi cliente? —cuestionó dudoso, mirando fijo la pantalla mientras se cruzaba de brazos—, si me has contactado sabes lo que es bueno.
Decía con aires de grandeza, sonriendo con disimulo. Nunca estaba de más para él el recordarse lo bueno que era cazando, y no habían muchas personas que pusieran en duda la veracidad de sus palabras. Demasiados clientes satisfechos como para hacerse mala fama y eso que no llevaba demasiado tiempo en Eden.
El amor propio parte por casa contigo, ¿no? —dijo la voz, sin hacerse esperar mucho—, así es, yo te he contactado para que elimines a alguien que pone en peligro mi estabilidad económica y social. Es un hombre conocido en los barrios bajos como "Crow"; se especializa en hacer robos esporádicos muy violentos mientras ríe con demencia, pero también por extorsionar a gente importante... —aclaró su garganta al pausar— como yo.
Pensaba que nadie se tenía más amor propio que yo mismo.
Eso no es lo que importa —cortó el chiste de inmediato su cliente, explicando más de la situación—, tu trabajo será capturarle, vivo o muerto... aunque prefiero muerto. No sería la primera vez que se escapa de mis manos.
Sus explicaciones eran demasiado simples para Reinhard, algo que no tomaba a provecho y la verdad que no agradecía en absoluto. Si iba a trabajar para alguien al cual no le vería ni la cara, por más elevada paga que fuera a recibir y confianza que se tuviera a sí mismo, eso no significaba que fuese a tirarse cual Kamikaze ciegamente.
Dame más información, Sherlock —interrumpió el castaño, poniéndose las manos en las rodillas e inclinándose, acercando su rostro a la pantalla—, quiero una cara, algo con qué guiarme. Si es tan conocido por lo menos puedes darme eso.

Una pausa incómoda llevó la conversación a detenerse, y antes de proseguir, una imagen bastante nítida del susodicho objetivo se desplegó en la pantalla. Sus ojos abiertos de par en par, pintados con un diseño puntiagudo. Una melena desalineada negra, una sonrisa sádica y amplia, un torso desnudo y lleno de cicatrices, piel pálida como la mismísima nieve, pantalones ajustados de jean azabaches y rasgados por todos lados, y un par de botas militares del mismo color. Parecía como si la vida de aquel sujeto corriera monocromada, como si fuese un villano sacado de una película o algo así, pero era peligroso, se le notaba con tan solo mirar esos ojos vacíos sin otra emoción más que deseos de dañar.
Bonito el muchacho. —soltó Reinhard en lo que enarcaba una ceja ante tal visión.
Pretendo total discreción por tu parte al tratar con este individuo, no sabes de lo que es capaz —comentaba su cliente; obligó al Eidos a girar los ojos totalmente despreocupado—. Empieza por los barrios bajos, ya que es donde usualmente se le ve. Cuando termines, encárgate de enviarme las pruebas para darte el dinero, suerte... la necesitarás.
¿Me contrataste porque me conoces cómo trabajo, no? ... No necesito tu suerte, soy yo... nadie es más perfecto.
Comentó antes de bajarse del automóvil. Vestía unas prendas de color azabache algo ajustadas al cuerpo, y por encima una gabardina impermeable en una tonalidad musgo casi negra, de cuello elevado. Aprontó sus armas, siendo estas un par de Dan Wesson 8 calibre '45, y unas cuchillas para CQC. Revisó que tuviera la suficiente munición para echarse a medio pueblo abajo, y terminó de salir de aquel automóvil. Se había metido en la boca de los lobos cual héroe pronto a rescatar al pueblo, pero... él no era uno de esos; This ain't no place for no hero...~
avatar
Reinhard A. Nussenbaum

Edad : Aparenta 22 años ; Edad real desconocida
Ocupación : Mercenario
Raza : Eidos
Origen : Planeta Infernus; Sector Zeta de la Vía Lactea. Zona Prohibida.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.