links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Hoy a las 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Registro de fisicos
por Kobai Xi Mar Ago 01, 2017 5:48 pm

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» Alyawmn Wa Lghad
por Najya Bounab Dom Jul 16, 2017 4:11 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» Normas
por Minerva Luneren Dom Jul 02, 2017 5:47 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

» Magic World War [Afiliación élite. Cambio de botón]
por Invitado Jue Jun 29, 2017 5:36 pm

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Dianna el Jue Abr 23, 2015 6:36 pm

El recuerdo del primero encuentro con Liam permanecía tan fresco en las memorias de Dianna que podría parecer que había pasado un día y no casi medio año. Ganarse la confianza de aquel hombre le había costado mucho más de lo que había pensando…No resultó ser el típico mercenario descerebrado al que resultaba fácil de engañar…no...Con aquel tipo tuvo que esforzarse mucho más, demostrarle que podía confiar en ella sin reparos fue algo que apenas había conseguido pocos meses atrás. Pero bien valdría la pena aquel sacrificio si conseguía echarle mano a algo que solo podría conseguir si se encontraba junto al moreno.

Había pasado tanto tiempo a su lado que casi y sentía pena por aquel hombre…pero claro, no tardaba demasiado el recordar de quien se trataba y la compasión desaparecía por completo. Liam se había ganado una buena fama entre los mercenarios y esto no era algo que se hacía gratuitamente. Más de una vez tuvo que verse lidiando con algún que otro caza recompensas que iba tras su cabeza, viéndose obligada a actuar protegiéndolo, siendo esto lo que provocó que se ganase la confianza del tipejo por completo. Aunque por supuesto, ella no lo protegía por pura lealtad o cariño, sencillamente lo hacía porque si desaparecía también lo haría su objetivo. Eso era algo que no pensaba dejar que ocurriese.

Aquella noche  al fin se terminaría aquel teatro, si todo salía según lo planeado, se despediría para siempre de Liam y de su no tan agradable compañía.  Lo más seguro sería desaparecer tras dar el golpe, pasar una larga temporada en otro planeta, de modo que su pista se perdiese y resultase mucho más complicado dar con ella. Aunque el aspecto que mostraba junto al mercenario era diferente al original, por experiencia propia sabia que la persona adecuada sería capaz de dar con ella, no sin esfuerzo, pero lo conseguiría…y era mejor no arriesgarse a ello.

Un fuerte aroma a puro no tardo en invadir su delicado sentido del olfato, provocando que arrugase su nariz disgustada y girase en dirección a su acompañante, tomando de los labios de este aquello que le molestaba con delicadeza- Querido…sabes que no soporto este olor – Dedicándole una amorosa sonrisa bajaba la ventanilla del auto para lanzar por ella aquella maloliente cosa. Liam se dedico a corresponde a su sonrisa vagamente y a encogerse de hombros, prefiriendo no discutir aquella noche con aquella chica. En ese momento tenía cosas más importantes en la cabeza.

Echando un vistazo por el cristal, Dianna diviso la gran nave en la que se realizaría el encuentro. Rápidamente comenzaba a examinar el lugar, aunque ya lo había estudiando de antemano, podrían haber surgido algunos cambios que le obligasen a cambiar un poco sus planes, algo que por el momento no parecía ser necesario. Lo único que podría darle algún que otro problema, era la cantidad de hombres con las que no había contado…Estos superaban a lo había imaginado, no sería tan fácil esquivarlos a todos. El viejo edificio estaba completamente rodeado y a pensar de la oscuridad, pudo dar con algún que otro hombre oculto en las alturas. Si aquellos francotiradores eran tan buenos disparando como ocultándose, no les daría demasiados problemas.

Las inmensas puertas de la nave se abrían de par en par permitiendo el paso a los vehículos, no sin antes inspeccionar quienes había en su interior como era natural. Y al igual que hizo con el exterior, Dianna recorría con la mirada todo el lugar, siempre de forma disimulada, fijándose en pequeños detalles que le podrían ser de utilidad.
avatar
Dianna

Edad : 25 años
Raza : Magi
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Belcross el Vie Abr 24, 2015 8:12 am

Había un traficante de armas que tenia a los de arriba bastante inquietos por muchos años, las luchas entre bandas y similares eran un problema, pero cuando estas eran clientes de ese tipo había que ponerle un alto. Se había logrado encontrar el sitio de su transacción, también que estaría el mismo ahí, su nombre era Liam y su rostro también era bastante conocido, pero se esperaba que estuviese muy bien protegido, enviar a un grupo elevado de soldados a capturarlo no era una opción, causaría pánico entre la población, no encontraban que hacer en la estación hasta que alguien se ofreció de voluntario, se trataba de Belcross, su argumento era frenar a esas personas porque no quería que una bala perdida terminara lastimando a su hija. Deliberaron un rato, Belcross podía encargarse si, pero no estaban del todo seguros si era buena idea, aunque al cabo de un rato aceptaron y lo enviaron.

La nave lo dejo relativamente lejos, era de noche y estaba lloviendo, pero tenia que continuar a pie, no podían arriesgarse a que huyeran al ver una nave de Kosmov. Él no tenia su uniforme militar, la idea era que no pudiesen relacionarlo a simple vista con la estación, solamente tenía su pantalón, pero no tenia ni calzado ni camisa, y se dispuso a continuar su recorrido a pie. Tardo algo mas de veinte minutos, lo esperado de la estación para que iniciara la transacción. Su aproximación hasta la zona no tuvo nada de cuidado, de hecho caminaba por una de las calles principales que estaba custodiada por unos cinco guardias, estos dieron unos dos avisos mientras seguía avanzando ignorándolos por completo, hasta que paso a su lado y ellos por unos momentos quedaron algo intimidados por su altura, se sentían bastante enanos al lado de Belcross pero reaccionaron bastante rápido y con el tercer aviso le dispararon en el hombro, grave error.

La bala impacto pero no perforo la piel, mas bien soltó unas chispas como si hubiese golpeado contra roca, en eso las marcas en el cuerpo de él comenzaron a brillar – Digan sus ultimas palabras – tomo una camioneta y la lanzo hacia los guardias como si fuese una pelota de football. Ese vehículo exploto al chocar contra la pared de un edificio y alerto a los demás guardias, que vinieron como abejas a la miel hasta sus proximidades. La escena era algo bizarra, un montón de soldados abriendo fuego contra lo que esencialmente era un tren de carga que los aplastaba uno tras otro como si fuesen gusanos, hasta que al fin alcanzo el lugar exacto de la transacción, pero había un helicóptero elevándose para alejarse de la zona, no lo dejaría escapar. Su mano derecha comenzó a brillar y cuando proyecto un puñetazo en dirección al helicóptero, una ráfaga de energía salió disparada, atravesando el aparato como si fuese mantequilla y detonándolo en el aire.

Tenían varios vehículos blindados, como un tanque que se lanzo hacia Belcross, este se puso en posición y freno el impacto del tanque con sus manos. La fuerza del golpe fue alta, pues le hizo retroceder un metro, incluso sus pies agrietaron el piso dejando una marca de arrastre, no era un tanque normal sino un modelo altamente avanzado que levitaba sobre el suelo. Alza ese trozo de metal con lo que únicamente podría describirse como fuerza bruta y lo arroja hacia el edificio donde estaba Liam, atravesando así la pared y explotando en su interior, probablemente eso iniciaría una fuerte conmoción entre los que estaban ahí, mas de la que posiblemente ocurrió con el alboroto del exterior. Del agujero por donde atravesó el taque, entra Belcross con un salto terminando encima de los escombros de aquella maquina en llamas - ¡¿Quién es el próximo en la tabla para picar?! – exclama, su objetivo era aplastar al traficante, y ese ejército no iba a detenerlo.
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Dianna el Vie Abr 24, 2015 11:00 am

El suave golpeo de la lluvia al caer sobre el techo de metal capto la atención de Dianna por un segundo, no tardando demasiado en volver a centrarse en el grupo de hombre que se encontraban frente a ella, especialmente en uno de ellos, el cual sostenía un pequeño maletín que rápidamente examinaba. Era un modelo avanzado, no sería sencillo abrirlo, pero sabía perfectamente a quien acudir para ello. Tener tan cerca lo que había estado buscando por tanto tiempo provocaba que a penas y podía seguir con su máscara intacta. La emoción resultaba difícil de contener.

Ambos grupos se analizaban con disimulada desconfianza, tardando unos pocos segundos en ser Liam quien tomase la iniciativa y se acercase al contrario en una actitud cordial y por supuesto, completamente falsa. Dianna observaba todo en un segundo plano, prefiriendo aguardar al momento indicado para actuar de un modo más disimulado…en ese momento no podía coger el maletín sin más y salir corriendo…El grupo de hombre que había a su alrededor no tardarían demasiado en llenar su cuerpo de balas, algo que no se le antojaba demasiado que sucediese.

Por un segundo sintió como el suelo temblaba, pero al ser la única que parecía haberse percatado de aquello no le dio demasiada importancia. Aunque a diferencia de ella, los que se encontraban en ese lugar centraban su atención en los contrarios que en el entorno… El ser traicionados por la banda rival no resultaría una sorpresa, es más, casi parecía que estuviesen deseando que algo como aquello ocurriese para tener la excusa perfecta para poder llenar de plomo a alguien.  Aquel ambiente se encontraba demasiado tenso para su gusto, realmente esperaba que el intercambio se efectuase sin incidentes y cuanto antes…Algo que parecía estar a punto de pasar, hasta que el sonido de balas y gritos provenientes del exterior alertaban a todos los que se encontraban en aquella nave.

-Pero que… - Dianna se alejaba unos pasos, antes de sentir el frío tacto del cañón de una pistola en su nuca. Mirando a su alrededor se percato de que no era la única en aquella situación… El no saber lo que ocurria en el exterior provoco que aquellos hombres comenzaran a acusarse los unos a los otros de traición. Aquello pintaba mal…muy mal…a este paso no podría hacerse con aquel maletín- Ey…no hacía falta llegar a este punto…será mejor que nos tranquilicemos un… - Una potente explosión provocó que cortase su frase a la mitad, sintiendo de nuevo como la nave temblaba, aunque esta vez no era la única que lo había notado.

Tal vez fue un descuido o culpa de la tensión del momento lo que provocó que uno de los hombres disparase a otro, el cual cayó fulminado sin tener oportunidad para responder…Y  sin más, todos siguieron su ejemplo. Dianna aprovecho aquel momento de distracción para escapar de aquel que apuntaba a su cabeza para esconderse en un lugar seguro de todas aquellas balas-  Maldita sea…maldita sea… -Farfullaba de lo más mal humorada al ver cómo iba desarrollándose todo. Asomando la cabeza de uno de los conteiner pudo divisar a Liam con aquello que quería entre sus manos. Debía actuar pronto o todo su esfuerzo no habría valido para nada.

Analizando la situación con rapidez, se fijo en la mejor ruta para llegar hasta Liam con el menor riesgo, cosa que no iba a tardar demasiado en hacer, si no fuese porque algo había atravesado la pared y pasado justo por encima de su cabeza para luego caer sobre varios de los vehículos destrozándolos. La expresión de Dianna en ese momento fue de completa confusión - ¿Un tanque? …  -Aquello se estaba saliendo por completo de control, más de lo que ya estaba…o al menos pensaba, pues a su espalda, por el agujero que había formado aquella gigantesca masa de metal aparecía un tipo de un tamaño descomunal- ¿Pero qué demonios…?

El ruido a su espalda la alerto del ataque que se dirigía en su dirección, o más bien, hacía la de aquel tipo, que por desgracia se encontraba también en la suya. Sin pensarlo demasiado y antes de terminar hecha un colador, se movía rápidamente colocándose tras el inmenso cuerpo de aquella masa de músculos, usándolo como barrera sin culpa alguna. Si alguno tenía que caer, mejor que fuese él que ella.
avatar
Dianna

Edad : 25 años
Raza : Magi
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Belcross el Sáb Abr 25, 2015 4:39 pm

Estallo la conmoción completamente con la entrada de Belcross al sitio, todos aparentemente estaban atacándose mutuamente, pero en el momento que se dieron cuenta del causante de todo abrieron fuego en su dirección, por mero instinto puso sus brazos en frente en forma de cruz. No solamente eran balas lo que le lanzaban, sino también bombas y misiles, alzando una humareda bastante grande, aun así el gigante ignoraba el hecho de que una mujer se estaba ocultando detrás suya, usándolo aparentemente como escudo. Hubo un periodo de calma de unos 15 segundos, donde todos parecían expectantes si habían logrado matarlo, pero rugido y un enorme cuerpo saltando hacia un grupo de mafiosos algo mas lejos , mostraba todo lo contario.

Belcross al momento de golpear el suelo lo hizo con sus dos manos juntas, provocando un pequeño cráter y una onda de choque que mando volando - ¡¿Donde estas?! – sus palabras fueron nuevamente ahogadas por otra andanada de explosivos y balas, arremetiendo nuevamente contra los mafiosos, esta vez los golpeo con su brazo derecho mandándolos a volar varios metros hasta estrellarse contra una pared. En medio de todo ese caos, en un momento que se despejo un poco el polvo, Belcross diviso su objetivo, aquel traficante de armas de nombre Liam que corría hacia lo que parecía una compuerta de metal – No te iras… - comenzó a correr en su dirección, pero sin darse cuenta un vehículo lo embiste por un costado, era una especie de semi blindado con una cañonera en el techo, que no tarda nuevamente en disparar directo hacia él pese a la corta distancia.

A diferencia del tanque, Belcross tomo el cañón por la boca y de un fuerte tirón lo arranco del vehículo, los tripulantes salieron alarmados del trasto, poco antes de que lo alzara y arrojara a la pared a sus espaldas. Parecía que su presa se le había escapado, pero en eso se abrió lo que parecía un hangar, y ahí estaba Liam, montado en lo que parecía un Mech de unos seis metros de alto, con cañones en cada brazo y una buena cantidad de lanza misiles encima. No tarda en abrir fuego hacia el gigante, dos potentes balas le impactan en el cuerpo y lo mandan disparado hacia atrás por el mismo boquete por donde salió la cañonera anterior, Liam no espero demasiado y comenzó a disparar un misil tras otro por el agujero, todos impactando en el área circundante a donde cayo Belcross, uno tras otro sonaban los impactos que poco a poco eran ahogados por la lluvia.

Por momentos parecía que el traficante había logrado su cometido, acabar con el agresor y salir con vida del lugar, pero comenzaron a notarse chispazos entre la humareda, al despejarse podía verse el cuerpo rocoso del gigante, ahora tenia una especie de vapor rojo saliendo por su cuerpo, dando la imagen de una especie de aura. La siguiente imagen que podía notarse era como la lanzadera se había picado en dos, y cada mitad estaba en las manos de Belcross como si se tratara de dos grandes guantes de boxeo – Vamos por el Round 2 – dice mientras golpea sus dos manos una contra la otra en señal de que estaba listo. Probablemente alguien con tanto tiempo en el negocio del trafico como ese mercenario viese muchos enemigos, pero era poco probable que alguno parecido como el que tenia en frente.
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Dianna el Mar Abr 28, 2015 11:51 am

A su alrededor se había desatado el caos por completo…Dianna se mantenía oculta tras el causante de toda aquella conmoción, protegiéndose de toda la munición que lanzaban en su dirección.  A penas y era capaz de ver lo que ocurría a su alrededor, aunque la verdad, en ese momento lo que más le preocupaba era su seguridad…y parecía que mientras siguiese usando a aquel tipo de escucho, tendría una oportunidad de salir de aquel lugar con vida…o al menos eso esperaba, no tenía planeado morir en un lugar como ese, además, aun era demasiado pronto para mudarse al otro mundo.

En el momento en el que se hizo la calma Dianna aprovechaba para moverse con rapidez y buscar un lugar aun más seguro. No muy lejos de ella, a su izquierda se encontraban unas escaleras metálicas en un estado pésimo, pero lo suficientemente bueno como para poder ser usadas para subir a la parte superior y alejarse de aquellos pistoleros sin cerebro.  ¿Acaso no veían que si seguirán de ese modo nadie saldría con vida? Aquellos hombres le resultaban de lo mas idiotas, solo se limitaban a sacar las armas y a dispararse los unos a los otros. Parecía que tenían bastante prisa por morir.

Escondida entre un amasijo de metal, Dianna se limitó a observar la escena desde una posición que podría denominarse “segura”.  Aquel tipo gigantesco volvía a atacar y destrozar todo a su paso…maldita sea, aquel sería un problema difícil de solucionar. La idea de un enfrentamiento cara a cara con aquel gigante casi provocaba las carcajadas de la pelirroja…Para ella sería como darse de cabezazos contra un muro y posiblemente, tendría más posibilidades en derribar una pared de piedra que a él. Sencillamente un enfrentamiento directo sería imposible. Por suerte, poseía otros trucos bajo la manga.

Sacando algunos juguetitos que siempre llevaba con ella, observaba al gigante comenzando a calcular con rapidez la cantidad de droga que necesitaría con alguien como él…era demasiado grande, mucho más de lo que había tenido en mente a la hora de imaginarse un guardia con el que podría enfrentarse… Estaba claro que necesitaría mucho más material que el normal. Dianna se movía a toda velocidad, mezclando diferentes componentes para crear la droga que necesitaba cuando unos gritos captaron su atención por un momento, provocando que casi derramase lo que tenía en sus manos.  Lo que presencio en ese momento dejó a la pelirroja anonadada… ¿Aquel tipo había destrozado un tanque con los dientes?... Sin duda presenciar aquello le resultó de lo mas intimidante… cualquiera echaría a correr y abandonaría el lugar sin mirar atrás…Pero en el rostro de la fémina no pareció que aquello le asustase. Dianna esbozaba una pequeña sonrisa al tiempo que terminaba su creación… sería complicado que aquel trabajo saliese bien…pero para que mentir, de ese modo las cosas resultaban mucho más interesantes.  

Deshaciéndose del calzado y tras desgarrar parte de su vestido de modo que le resultase mucho más fácil el moverse por el lugar, salía corriendo en dirección a lo que muchos considerarían una sentencia de muerte asegurada.  Los movimientos de la pelirroja resultaban agiles y sobre todo sigilosos, resultando muy complicado el dar con ella…algo que de todas formas nadie se molestaría en hacer teniendo en cuenta todo el caos que reinaba en el lugar.

Viendo como transcurrían las cosas, sus sospechas fueron corroboradas al ver como aquel tipo arrinconaba a Liam…iba tras él…y eso era algo que no podía permitir. Aquella era su presa, no iba a cederla tan fácil…aunque el otro cazador pudiese destrozarla de un golpe.

 Solo tendría una oportunidad.

Dianna saltaba sujetándose a unas cadenas, por las que se deslizo hasta el suelo y sin perder demasiado el tiempo, corría hacía aquel tipo, pero como era de esperar, no de frente. Utilizando los escombros a su alrededor para ocultarse, aguardo el momento justo en el que pareció haberse calmado…o más bien, se estaba preparando para un nuevo ataque, para ser ella quien tomase la delantera.  

Estando lo suficientemente cerca saltaba sobre el Mech, prácticamente a la altura del rostro del aquel gigante, al que finalmente tenía de frente- Descansa un poco… - Susurraba antes de pulverizar sobre su rostro aquella droga que serviría para atontarlo, al menos lo suficiente como para poder  ayudar a Liam a salir de aquel aparato sin perder la cabeza.
avatar
Dianna

Edad : 25 años
Raza : Magi
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Belcross el Miér Abr 29, 2015 3:31 pm

Desafiante en frente de aquella cañonera con patas y dispuesto a aplastarlo completamente, así se encontraba Belcross, quien llevaba ya cierto tiempo en una faena que podría dedicarse bastante bien a alguna película de acción, pero como esto no era una película sucedían eventos inesperados, entre ellos una mujer que salto en medio de los dos luchadores, esta soltó un polvo extraño hacia el gigante - ¿Qué rayos me has echado? – dice mientras se tambalea y apoya uno de sus guantes en el suelo, sus sentidos estaban bajando, era como si se estuviese quedando dormido. El traficante observando la escena aprovecho la oportunidad y disparo de nuevo otra andanada. Belcross instintivamente con otro de sus guantes hizo una suerte de bloqueo, pero los disparos eran bastante poderosos, al igual que las explosiones y nuevamente lo mandaron a volar pero esta vez unos cuatro metros.

Su cuerpo comenzaba a soltar el humo de las explosiones, pero Liam no quiso arriesgarse y continuo disparando, lo que no sabían incluso la mujer, era que las cosas aun no habían terminado. El brillo del vapor rojo que rosea a Belcross aumenta, al igual que sus marcas, podía observarse como una especie de luz se notaba en la humareda y que iba en aumento, se trataba de alguien que como una avalancha no se detendría ante nada. Se pudo escuchar un fuerte rugido y acto seguido una ráfaga de energía salió directo al mech destrozándole uno de los brazos, esto despejo el humo, mostrando a Belcross aun de pie, pero ahora la energía que lo rodeaba ardía como fuego furioso, incluso se podía notar como se agrietaba el suelo bajo sus pies. Se preguntaran como era que el sedante no lo había detenido, pues era una de las cosas del mantra, sobre todo el de la ira, que como se dijo con anterioridad, transformaba a gigante en una enorme avalancha que se llevaba todo lo que tuviese en medio, pero eso no estaba exento de riesgos, su poder no lo hacia invulnerable y podía notarse un ligero sangrado producto de las quemaduras de las andanadas del mech.

El traficante estaba atónito, pero aun así apuntaba nuevamente. En los momentos que los cañones cargaban de nuevo, el gigante tomo sus dos manos y golpeo con ambas el suelo con tal fuerza que salió una grieta, esa avanzo hacia los pies del mech haciendo que perdiera el balance y fallara todos los disparos Hulk Aplasta, acto seguido se le lanzo encima como un tigre tras su presa. La distancia que los separaba era de unos seis metros, distancia que se vio rápidamente acortada y provocando un impacto en el mech, el ataque fue un placaje, idéntico al de un jugador de football americano. Lo siguiente que sucedió fue que Belcross golpeo una y otra vez el pecho de aquella maquina, arrancando además grandes placas de metal como si fuesen de plastilina, y por ultimo sacar al traficante de esa maquina sujetándolo de la cabeza – Hasta nunca… - apretó su mano y aplasto la cabeza de Liam como una cascara de huevo.

El traficante había sido eliminado como se le ordeno en la estación, y el caos generado aparentemente destrozo no solo a sus subordinados, sino también la red de uno de sus clientes, habían sido tres pájaros por un tiro, pero faltaba una cosa, la mujer que había intentado drogarlo - Ya tu jefe no esta, pero si quieres vengarlo aquí te espero - le dijo mientras tomaba una postura de guardia todavía encima de los restos del mech,
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Dianna el Jue Abr 30, 2015 7:32 am

Fueron unos segundos que resultaron eternos en los que la pelirroja permaneció completamente inmóvil a la espera del efecto de aquella droga, que por suerte para ella y casi sin poder creerlo, parecía que había funcionado, aunque estaba segura que no sería por mucho tiempo- Solo es algo para que te calmes un poco, estas causando demasiado alboroto – Respondía con una pequeña sonrisa aun permaneciendo frente a aquella mole. Una vez veía como apoyaba una de sus manos en el suelo para no caer, Dianna aprovechaba para moverse con rapidez y ascender hasta Liam, con la esperanza de conseguir de una vez por todas lo que quería y salir de allí lo antes posible… Pero su suerte no había durado demasiado, ella no había sido la única en aprovechar la debilidad momentánea de aquel gigante, el traficante no perdió ni un solo segundo y comenzó un nuevo ataque, no siendo su objetivo el único afectado.

Dianna se encontraba demasiado cerca, mucho más de lo que debería y aunque no llegó a ser alcanzada por ninguno de los proyectiles, al encontrarse sobre la maquina cuando esta comenzó a disparar, resulto inevitable que por la fuerza del cañón cayese a un lado desequilibrada golpeándose su hombro con fuerza. Tardó un par de segundos en reaccionar, instantes en los que casi terminaba aplastada si no llegaba a ser por sus genuinos reflejos. Liam estaba resultado un verdadero imbécil, cuando al fin había conseguido neutralizar al otro tipo, ahora él atacaba y complicaba aun más las cosas. La idea de salir disparada de aquel lugar sin mirar atrás resultaba de lo más tentadora, pero la idea de renunciar a su premio después de todo lo sufrido se le hacía impensable.

En ese momento su única esperanza era que aquellos disparos consiguiesen deshacerse de aquel tipo, era lo único que podía hacer en ese momento, esperar escondida y protegida a que todo terminase, pues estaba claro que no había perdido la cabeza tanto como para interponerse en un ataque de ese calibre. De todas formas, las posibilidades de que saliese con vida de aquello eran mínimas… o eso pensaba antes de escuchar aquel rugido que consiguió helarle la sangre- No puede ser… ¿Pero qué demonios es ese tipo?... – Dianna no podía creer lo que veía, aquel gigante contraatacaba casi sin haber recibido daño, resultaba impresionante. ¿Cómo iba a detener a semejante espécimen? Iba a aplastarla como a una simple hormiga, no tenía ni una sola oportunidad contra él, ni sus drogas parecían afectarle, cosa que tampoco era de extrañar ya que desconocía por completo los detalles que le ayudarían a crear algo que si lo dejase fuera de juego, como sería la raza.

Los pensamientos de Dianna iban a mil por hora, descartando cada plan que se le ocurría rápidamente al saber que no serviría de nada, pero por mucho que resultasen una locura, debía actuar antes de que eliminase a Liam y con él parte de su premio. Tomando aire y armándose de valor, se disponía a actuar cuando aquel desconocido saltaba sobre el Mech y lo destrozaba- ¡No! ¡Espera, no lo mates! – Al cuerno todos los planes que había pensando, en ese momento debía salvar a Liam- ¡NO LO MATES! – Gritaba corriendo hacía ellos al ver como sujetaba su cabeza, la cual no tardaba demasiado en ser aplastada. En ese momento todo parecía ir mucho más despacio, como si el tiempo se estuviese deteniendo lentamente. Sentía las gotas de lluvia caer sobre ella como si estuviesen echas de metal, de repente el olor a sangre y ha quemado se le hacía de lo más insoportable. El hombre con el que había estado conviviendo yacía sobre un amasijo de metal sin cabeza y no tenía muy claro como se sentía en ese momento- Idiota… - Gruñía por lo bajo clavando la mirada como una fiera en aquel gigante- ¡Haz echado por tierra todo mi trabajo! ¡Idiota! ¡Gigante sin cerebro! –Le gritaba sin mostrarse mínimamente intimidada por él, cosa que sería lo normal tras presenciar todo aquello.  

-¡¡Arrrggg!! ¡Maldita sea! – Como si hubiese perdido la cabeza, Dianna comenzaba a patear algunos trozos de metal que tenía cerca al tiempo que maldecía en todos los idiomas posibles a aquel tipo, el cual para colmo de todos los males tomaba una actitud ofensiva hacía ella-  ¿¡Puedes parar de una vez!? ¿¡No te has cansado de destruirlo todo!? ¡Mira a tu jodido alrededor! ¿Crees que voy a enfrentarme a alguien que ha destrozado toda la maldita nave? – Le gustaban los riesgos, pero no era una suicida.
avatar
Dianna

Edad : 25 años
Raza : Magi
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Belcross el Jue Abr 30, 2015 9:05 pm

El ambiente era un caos completo, pero su objetivo ya estaba finalizado, pero aparentemente la mujer no tenia deseos de enfrentarlo – no has de ser muy leal a tu jefe – su experiencia le decía que alguien que apreciaba de verdad a su líder, buscaría tomar revancha de quien lo ejecuto, como este no parecía ser el caso muy probablemente Liam no fuese apreciado por sus subordinados. Sus marcas y el vapor rojo de su cuerpo comenzó a disminuir, se estaba calmando poco a poco, aun se mantenía alerta pero ya no tenía algo que lo hiciese enfurecer mas de lo normal. Se baja de esa pila de chatarra y se sienta apoyando la espalda en uno de los costado, comenzó a hacer unos ejercicios de respiración profunda, parte de uno de sus métodos de auto control para manejar la ira, con ello se tranquilizo mas de lo que estaba, al punto que el brillo de su cuerpo se hizo bastante tenue y sus ojos volvían a tener una apariencia normal.

Cuando logro recuperar lo suficiente la compostura saca un pequeño transmisor de uno de sus bolsillos – Aquí Belcross, el traficante ha sido eliminado, traigan equipos de reparación y paramédicos – preguntaron el porqué y solo se escucharon un par de explosiones de algunos tanques de combustible – creo que se me fue un poco la mano – se corto la transmisión con la estación, aunque tardarían un poco en llegar a limpiar el desastre. En eso siente como una especie de metal golpea encima de su pierna - ¿Qué es esto? – gira su rostro y se percata que era una especie de maletín metálico – Oye – dice en voz alta para que lo escuchara la mujer si aun seguía cerca – Tu jefe dejo un maletín, por si te interesa – pese a que era una subordinada de Liam, al menos podía quedarse con un recuerdo de su “difunto”, y no es que confiara en esa mujer, de hecho si intentaba alguna cosa rara no tendría problemas en arremeter contra ella al igual que lo hizo contra la horda del traficante.
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Dianna el Dom Mayo 03, 2015 8:35 am

Aquel comentario sobre la lealtad que procesaba la pelirroja casi conseguía provocarle un par de carcajadas, si no fuese por el terrible humor en el que se encontraba en ese momento seguramente no hubiese podido evitar hacerlo. A la única persona a la que era leal era así misma, valoraba su vida por encima de la del resto con creces y como era de esperar, no se pondría en peligro por alguien como él-  No era mi jefe – Respondía con sequedad sin perderle de vista en ningún momento y aun manteniendo cierta distancia que le permitiese reaccionar en caso de recibir un posible ataque sorpresa… Aunque esto no parecía algo que fuese a ocurrir teniendo en cuenta la forma en la que se acomodaba sobre la chatarra aquel tipo, al cual no se le veía demasiado preocupado por el peligro que podría suponer Dianna.

-¿Tras destruirlo todo intentas relajarte? – La mirada de Dianna rodó por el lugar tras preguntar esto, fijándose de nuevo en todo aquel desastre le dieron ganas de llorar… y no precisamente por todas las victimas que yacían desperdigadas por la caótica escena. En ese momento se sentía como si hubiese sobrevivido a una catástrofe natural más que a un simple enfrentamiento- … un poco es quedarse corto… - Susurraba casi de un modo inaudible al escuchar el reporte del contrario.  Dejando escapar un pequeño suspiro se dejaba caer con cuidado sobre un trozo de metal que le serviría de asiento por un momento. Necesitaba relajarse y pensar cuál sería su próximo movimiento, tal vez aun no estaba todo perdido y podría conseguir lo que quería....o parte de ello.  

La voz de Belcross a su espalda hizo que lo mirase por encima de su hombro desanimada…hasta que sus orbes rojizas se fijaban en el maletín, viéndose en ese momento como su mirada se iluminaba por completo- No puedo creerlo… - Sin pensarlo demasiado se acercaba tomándolo entre sus manos con cuidado- Al fin un maldito golpe de suerte – Dejándolo a un lado  comenzaba a forzarlo intentando abrirlo, pero teniendo en cuenta que no había sufrido ningún daño con todo lo que había pasado a su alrededor, no sería algo fácil de hacer-  Oye… ¿Podrías abrirlo?... Le pediría el código a Liam, pero creo que eso es algo complicado en este momento – Al menos podría usar aquella fuerza descomunal para algo que le beneficiase - Irán tras tu cabeza por esto… - Añadía desviando por un momento su atención hacía el cuerpo sin cabeza del mencionado...Ojo por ojo, ese era el método por el que se regían ese tipo de personas…aunque dudaba mucho que algo como eso le preocupase al rubio.
avatar
Dianna

Edad : 25 años
Raza : Magi
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Belcross el Mar Mayo 05, 2015 11:42 pm

Aparentemente la mujer no era subordinada de liam, era bastante curioso, sino lo era que motivos tenia para estar ahí en primer lugar, mas aun estaba bastante interesada en el maletín – ¿Que eras de Liam si no trabajabas para él? – pregunta el gigante sin darle mucha importancia al asunto. No tarda en observar como la mujer intentaba forzar la cerradura del maletín – yo que tu no haría eso – normalmente un tipo con tantos enemigos como Liam tendría un buen sistema de seguridad para proteger sus pertenencias, pensaba en pedirle prestado el maletín para echarle un ojo pero ella tuvo mas o menos la misma idea y le ofreció el objeto – déjame ver – agarra el maletín con su mano derecha y lo observa con detenimiento, moviéndolo para ver algún patrón – justo lo que pensaba – dice en un tono calmado a la mujer – este maletín tiene un sistema de seguridad un poco rudimentario pero bastante eficiente, si intentas forzar la cerradura soltara un cóctel ácido que destruirá todo en su interior – aproxima su segunda mano sujetando el maletín de un extremo mientras pone sus dedos en la parte posterior – sin embargo si cortas el circuito por las bisagras el detonante no se activa – presiona sin mucha fuerza las uniones hasta que escucha un crujido y abre el maletín desde la parte posterior – aquí tienes, espero que su contenido valga la pena – pese a su apariencia, Belcross era alguien bastante inteligente, tenia un temperamento algo volátil pero no era un gigante sin cerebro como le habían catalogado antes.

Aun no llegaban los refuerzos que había pedido y tenia que quedarse en ese lugar hasta que llegaran, pero no pudo evitar escuchar el comentario de la mujer – vamos, pueden intentarlo, caerán mas rápido de lo que van llegando – dice como si no le importara que quisieran matarlo, después de todo esos eran simples gajes del oficio – por cierto, seguramente ya escuchaste mi nombre cuando hable por el comunicador así que ¿Cuál es el tuyo? – Pregunta en un tono serio – vamos puedes decir la verdad, que si en verdad fueses mi enemiga no estaríamos teniendo esta conversación – volvió a meter la mano en su bolsillo, esta vez sacando un reloj para mirar la hora – ojala se den prisa, no quiero recibir otro regaño de mi hija por llegar tarde a casa.
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la boca del lobo (Priv. Belcross)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.