links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Through the Veil [cambio de botón] - Afil. élite
por Invitado Vie Sep 01, 2017 2:05 pm

» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Dom Ago 20, 2017 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Dom Ago 20, 2017 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

Time. {Priv. Astrid.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Time. {Priv. Astrid.}

Mensaje por Cedric N. Reingard el Sáb Mar 28, 2015 6:46 pm

Había perdido un poco la noción del tiempo desde que había ingresado a Eden hace tan solo unas semanas atrás. Claro, en un sitio como este no tenia que estar cuidando su culo, de hecho apenas tenia que preocuparse de cosas tan relativas como lo era el tiempo, que bien sabían quienes tenían una profesión similar a la de él, era de suma importancia allá afuera. Igualmente se preguntó él mismo la hora, obviamente no se iba a responder, no tenia idea.

Sus pensamientos en aquel preciso instante eran tan solo de un enorme aburrimiento, en si Eden era aburrido. La paz le aburría. Realmente a veces olvidaba el porque se había infiltrado allí, luego pasaban algunos segundos en que recordaba que era nada más que por trabajo, un largo trabajo. Si, si, también estaba el asunto de la venganza, pero eso probablemente seria mucho más adelante, pues su bien tenia todos los componentes para hacer sufrir un poco a Eden, no quería que fuese rápido, no de momento. Aparte, sabia perfectamente que quisiera o no, tenia una hermana precisamente en la colonia, una que desconocía totalmente y dudaba de querer conocer. Afección, cariño... palabras que le parecían bastante lejanas, quizás porque no las experimentaba hace mucho, no las sentía por nadie y nadie las sentía por él.

Sintió una especie de punzada en la cabeza de un momento a otro, aquello cada vez se volvía más constante e ignoraba el porque, pero eso bastó para sacarlo de sus pensamientos y preocupaciones sin sentido. —Concéntrate. El trabajo, el trabajo.— Se repitió él mismo en voz baja. No era un trabajo importante, de hecho era un trabajo pequeño dentro un trabajo más grande, y si, era confuso. De cualquier forma, lo que tenia que hacer solo consistía en un reconocimiento de lugar, y si eso lo llevamos a palabras más sencillas; tenia que explorar áreas. No, no era algo que le hubiera gustado, pues aquel día le hubiera gustado hacer algo un poco más divertido que "mirar estupideces" como terminó catalogando su labor. Además, el clima era horrible, al menos él lo sentía así. No soportaba demasiado el calor y en ese momento lo tenia.  Sacudió un poco la cabeza nuevamente para volver en si de sus pensamientos, quitándose la capucha que llevaba, lo hacia parecer sospechoso, a pesar de que estaba tranquilo, dudaba que alguien supiera que se encontraba allí.

Bajó las escaleras que conducían al metro de la ciudad. No tenia un destino fijo, pero supuso que lo primero que debería ver seria la academia que tenían para entrenar a los "perros del gobierno" ni sabia si llamar gobierno a eso, no tenia idea de como se autodenominaban quienes estaban en las altas esferas de la colonia, igualmente quienes trabajaran para ellos solo eran eso, perros adiestrados.  Su ojo con movimiento mecánico preciso observaba el lugar y a quienes estaban allí también. Por suerte no hacia calor allí, un alivio para el pelirrojo que se sentó un momento, esperando que pasara el metro del cual no tenia idea la frecuencia con las que estos pasaban.

No tenia nada más interesante que hacer más que observar en silencio. Nadie más hablaba o esa impresión le daba, una que otra ves veía y escuchaba gente reír, y eso le asqueaba de una forma que no comprendía. No era que ver a gente divertirse le molestara, no era un amargado, o al menos no tanto. La cosa era que todo allí le parecía falso, pauteado como si de una obra se tratase. Eso era lo que no soportaba. —Oh, solo esperen un poco, ya van a experimentar algo real, sufrimiento real.— Murmuró sin medirse demasiado en cuanto a si lo había dicho demasiado fuerte, tampoco le interesaba sinceramente. Todo dictaba que iba a ser un día aburrido y poco productivo, pues un reconocimiento de área lo encontraba totalmente innecesario, pero quienes lo habían contratado opinaban totalmente distinto al pelirrojo. Mientras le pagaran, no tenia demasiado por lo que quejarse de todas formas.

Nuevamente se había perdido entre pensamientos, y cuando logró darse cuenta de ello, el metro había pasado. —Eso es Cedric, vas de puta madre. — Ironizó riendo leve de si mismo para luego suspirar. Alzo un poco su mirada al techo, observando prácticamente a la nada. Nuevamente se pregunto que hora seria.
avatar
Cedric N. Reingard

Edad : Veinticuatro años.
Ocupación : Meh.
Raza : Cyborg
Origen : Midgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time. {Priv. Astrid.}

Mensaje por Astrid L'Arc Gallahan el Sáb Mar 28, 2015 8:43 pm

Los objetivos reportan movimiento por el sector 3 y 5.
— ¡¿Han obtenido ya la identificación?!
— Logramos encontrar la ID falsa del criminal. Estamos rastreando el chip ahora mismo; pero no hay datos sobre su apariencia.
— Localizamos un par de rostros en la grabación, se está analizando el escáner facial.
— ¡Patrañas! ¡Esto es asunto de policía civil, la tripulación no  tiene pito que tocar en este asunto de no ser porque seguridad de puerto dejó pasar criminales de rango D al B. ¿Sabe qué significa esto para su supervisor, verdad oficial?
— Una cuadrilla de la división de combate de Kosmov va en camino.
— ¿Quien lidera?
— Gallahan.
— ¡¿GALLAHAN?! ¡¿P-Porqué mandan a la teniente Gallahan?!!

Y era lo mismo que la albina se preguntaba en esos momentos que la nave descendía al hangar del apuerto militar civil en esos segundos. Iba acompañada de un sargento y dos soldados poniendose en contacto con la  gente que tuviesen disponible en el sector 5. Típicamente, su trabajo como teniente no tenia campo de oficio dentro de la colonia en sí, la mayoría de sus obligaciones remetidas en esas épocas del año a la nave espacial que orbitaba Eden. Mala suerte o azar que susodicho incidente le tomara desprevenida en lo que de rutina había descendido hacía un par de días para checar el funcionamiento de una y otra base que la alerta sonó por su intercomunicador.

¿la verdad de las cosas? Para Astrid, todo era una sobre-exageración. Y por tal iba de un pésimo humor, cruzada de brazos y con ganas de mandar sólo a ese trío de soldados a resolver el problema que no sabe porqué le citaron. ¿Qué peligro tenían? Eran unos criminales de porquería, imputados por piratería de productos. ¡Una minucia! Enviar a su división era equivalente a enviar un tigre a matar a un simple ratón ¿Algo de aprecio? Ni ella ni sus chicos estaban para estos encargos de jardín de kinder y menos porque la policía civil fue un inepto que dejó entrar en la colonia. Error de ellos, ellos lo arreglan, y si hay alguna metida de pata la culpa cae toda sobre ellos. Maravilloso hasta ahí; de no ser porque se había confirmado que ambos portaban algún tipo de aparato explosivo. Que la tomaran de ambos brazos, porque luego de terminar esto y darles una tunda a esos sin gracia que dudaba supiesen incluso colocar bien una bomba iría a dejarles morados los ojos a los de ingreso por no fiscalizar apropiadamente. Cálmate, Astrid, respira. Podemos terminar todo esto rápido para volver por un merecido café con crema y luego volver a lo hermoso de la base y de no tener que estar lidiando con odiosos civiles.

Vamos allá.... suspiró, destensando el cuello y ajustando las gafas negras sobre sus ojos. Si bien tenían función de precisión, por su ojo biónico dificilmente le era de alguna utilidad. La única que tenía era esconder el orbe del público porque al parecer todos los niños de papá se asustan al ver a alguien con un ojo electrónico en plena colonia espacial. — Roger, Yuan. Los dividiremos. Vayan al sector señalado en 3. Lewis, vas conmigo al sector 5. Contacta a la secretaría de transportes. Aquí teniente Gallahan: El metro estará detenido en la siguiente hora: de logística; monitoreen el vagón de la señal y los transbordos, mantengan informados. — Se llevó una mano enguantada al comunicador de su oreja, hablando con autoridad y claridad. Si es que le dedicó un saludo fugaz con la palma al sargento lo que sea que les hubiese recibido y se adelantó al coche. Las instrucciones fueron repetidas y el vehículo se puso en marcha seguido de tres más; el destino, sellar el perímetro del metro. En caso de que efectivamente fuese una bomba, evacuar a los civiles era lo principal. Esperaba que el asunto no se escapara más allá de las manos, sin embargo. Mientras que la destrucción era algo común fuera de órbita; la paz imperaba aquí. Cualquier escándalo público debía ser evitado; eludiendo también que los pobres ciudadanos tuvieran que ver un ajusticiamiento por parte de las fuerzas en mitad de la calle.

— Detente aquí, cuatro de ustedes van conmigo, sigan. — A las puertas de la estación, descendieron para entrar por la entrada común. Era la segunda estación del recorrido, y al parecer, una muy concurrida en lo que bastante gente estaba aglomerada. Lo pudo sentir en el bullicio y sobretodo, en los grados espantosos de calor que subieron estrepitosamente en tal tumulto de personas. Una estación de tres plataformas era demorosa de evacuar. Los comunicadores de parlante desactivados, con la energía momentáneamente suspendida a propósito.

Checó el último nivel de plataformas, la gente de a poco dispersándose por las salidas estrechas a paso más lento de lo que ella quisiera, pero al indicado por ese terrible 'protocolo de seguridad y prevención de riesgos'.

— Oye, tú. Los recorridos están fuera de línea hasta nuevo aviso ¿No sabes donde está la salida o se te perdió alguien? — la voz fue antes que la acción, su cuestionamiento dirigido a un pelirrojo algo más estático. Le siguió el sonido de tacones, acercándose al chico en cuestión con una ceja enarcada. ¿Y bien? No es que haya habido una razón más profunda que esa, salvo quizá, mucha mala suerte.


Última edición por Astrid L'Arc Gallahan el Vie Abr 03, 2015 7:32 pm, editado 2 veces


avatar
Astrid L'Arc Gallahan

Edad : 25
Ocupación : Teniente e Instructora de la academia. | Propietaria nave de batalla Hydroid.
Raza : Magi | Valkyrie
Origen : Nifhelheim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time. {Priv. Astrid.}

Mensaje por Cedric N. Reingard el Dom Mar 29, 2015 10:47 am

Una vez más se había sumergido en sus pensamientos sin sentido. Oh, pero quizás no todos eran sin sentido. Entre tanta tontería que se le pasaba por la mente, una pregunta sin respuesta le asaltó "¿Qué haré cuando ya no tenga una meta?" Si, quizás si era una pregunta parte del resto de las tonterías, pero una tontería sin respuesta. Jamás se había cuestionado que haría luego de que su "venganza" se llevara a cabo.

Cerró sus ojos un par de segundos ¿O quizás minutos? De cierta forma era un poco relajante el hecho de poder hacerlo sin la preocupación de que de un momento a otro alguien intentara atacarte de la nada. Fuese lo que fuese que durara con los ojos cerrados, fue bruscamente interrumpido por una voz, una voz femenina sin duda, pero el tonó fue autoritario, o al menos así lo sintió él. Suspiró para él mismo. No, no la miró, dígase que fuese una actitud rebelde de parte del joven o simplemente sin respeto. Lo que si hizo fue escuchar lo que le habían dicho. Al parecer tendría que buscar otro medio de transporte si quería continuar con lo que estaba haciendo, por más molesto que le siguiera pareciendo aquello. Abrió por fin sus ojos, pero mantuvo unos segundos su mirada fija al techo, percatándose recién allí que no escuchaba nada, y tomando en cuenta lo dicho por la mujer, probablemente habían hecho salir al resto de personas y por esa misma razón no escuchaba demasiado bullicio.

—Que ineficientes ¿No pueden arreglar las fallas o lo que sea sin tener que dejar sin servicio a tanta gente? Oh, espera, eso se responde solo.— Quiso reír, pero francamente el hecho de no poder usar el servicio no le daba para nada risa. De todas formas.. ¿Qué sacaba con desquitarse con ella? Probablemente no era más que un simple empleado sin culpa de nada, igualmente tenia que desquitarse con alguien o no se iba a sentir del todo tranquilo. Ya finalmente se dispuso a ver a la joven, pero cuando lo hizo no pudo evitar levantarse de golpe, como si hubiese visto al mismo lucifer delante de él.  —¿Tú...?.— No fue miedo, simplemente fue el hecho de que jamas se esperó verla nunca más en su vida. Demasiadas preguntas asaltaron su mente, tantas que empezó a dolerle la cabeza. Ese hermoso rostro pálido, un pálido casi enfermizo... Los recuerdos no tardaron en asaltarle en forma de flashback. Inconscientemente su diestra estaba sobre su propio ojo, pero al darse cuenta de la estúpides que había hecho, alejó esta de inmediato,  y disimuladamente la llevó hacia su pantalón. Si, había tomado una posición defensiva ¿Cómo no lo iba a hacer si estaba delante de quien había sido la causante de que perdiera un ojo? Lastimosamente no traía arma alguna, por lo que fue inútil buscar en su pantalón algo con lo que defenderse. —¿Por qué ahora? ¿Por qué ella? Mierda, mierda.— Intentó calmarse a pesar de que le era un poco difícil. Para él había sido todo este tiempo bastante largo, pero la realidad era que probablemente habían pasado un par de segundos desde que se había levantado de golpe hasta ahora. Finalmente logró calmarse un poco, tenia que analizar la situación con calma. Le inquietaba el hecho de que la joven parecía tranquila y no parecía con intención de querer atacarlo ¿Quizás no lo reconocía? Esperaba que así fuera. Bien, ya calmado y con sus pensamientos más en orden y su cabeza funcionando a mil por hora podía analizar mejor, lo que tenia hasta ahora es que probablemente ella no lo reconocía, también que por las prendas que llevaba... ¿Pertenecía a la Tripulación? No quiso cuestionarse el porque una ex-criminal vestía ese uniforme, y lo más importante que logró percatarse fue el hecho de que las gafas que la joven llevaba no le permitían ver lo que más le importaba que era su ojo derecho, pues ahora dudaba que fuera ella y quizás solo era una horrible jugarreta del destino y era alguien más enormemente parecida.

—Perdón, pensé que eras alguien más, por eso la reacción de antes.— Seguía sin estar seguro, pero dependiendo como se fuera dando todo luego de aquello que dijo, iba a seguir fingiendo que se había equivocado de persona. Lo importante ahora era salir de allí, fuese ella o no, de todas formas tenia que largarse, era parte de los "perros" después de todo, no podía arriesgarse demasiado siendo un criminal como lo era a que lo descubrieran, era un game over. —Bueno, ya que no hay servicio, no tengo nada más que hacer, si me disculpas...— No era religioso ni mucho menos, pero se podría decir que rezó porque por alguna razón ella no lo detuviera tras dirigirse a la salida dándole la espalda. Si aquello pasaba no tenia idea de como actuar, si correr para escapar o que. Era de las pocas veces en que se sentía en jaque, y el hecho de que estuviera calmo no servia demasiado cuando seguía desconcertado por todo, no, no por todo, por ella.
avatar
Cedric N. Reingard

Edad : Veinticuatro años.
Ocupación : Meh.
Raza : Cyborg
Origen : Midgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time. {Priv. Astrid.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.