links
staff
Eve
LOGIN

Recuperar mi contraseña

last posts+ -
Últimos temas
» Alyawmn Wa Lghad
por Corvo Attano Ayer a las 4:26 pm

» Normas
por Amarelo Ris Ayer a las 2:43 pm

» Registro de fisicos
por Amarelo Ris Ayer a las 2:39 pm

» Black Dragons (Grupo 2)
por Stella Koslova Vie Ago 18, 2017 12:31 am

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
por Invitado Jue Ago 10, 2017 9:18 pm

» Ao no Sekai Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Ago 04, 2017 7:07 am

» Black Dragons (Grupo 1)
por Orit Arouk Miér Jul 26, 2017 9:34 pm

» ~Hayate School~ [Cambio de Botón-Élite]
por Invitado Miér Jul 26, 2017 9:33 pm

» Searching the Photon Power Energy
por Owen Metaxas Mar Jul 25, 2017 7:43 pm

» Kanimes - Foro Anime [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Jul 20, 2017 1:02 pm

» Again Again [Updated]
por Alpa Aquaurus Miér Jul 19, 2017 9:01 pm

» Registro de Temas Cerrados
por Allegra B. Baglietto Mar Jul 18, 2017 7:26 pm

» 4° Batalla por La Luna (Autoroleable)
por Leila Malkal Mar Jul 11, 2017 5:59 pm

» Registro de Facciones y Razas adicionales
por Atriox Miér Jul 05, 2017 1:01 am

» La guarida de los monstruos (Comando Swag)
por Ispago Lun Jul 03, 2017 4:42 pm

» Creative Kingdom [af- Élite - Cambio de Botón]
por Invitado Lun Jul 03, 2017 1:53 pm

» Southern Skies { Cambio de botón — AF. Élite }
por Invitado Dom Jul 02, 2017 11:18 pm

» i. Cerberus 0.25. (Autoroleable)
por Jun Xian Shi Shì Sáb Jul 01, 2017 4:16 am

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Jun 30, 2017 2:44 am

» Magic World War [Afiliación élite. Cambio de botón]
por Invitado Jue Jun 29, 2017 5:36 pm

who's online
¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 5 Invitados

S'Lipher

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Vie Mayo 01, 2015 1:19 am.

afiliados
Spektrum² ©2015 Haru - Todos los derechos reservados. El contenido original de este foro está registrado bajo derechos de autor. Queda prohibida su remezcla (edición) y reproducción(copia).
[Declaración de copyright]

Dominion Landing-Priv

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dominion Landing-Priv

Mensaje por Valerian Mensgk el Mar Nov 15, 2016 1:41 am

Recuerdo del primer mensaje :

Ost:


La batalla aun rugía en los cielos de Eden y aun cuando la gran mayoría de la flota del Dominio Terran seguía luchando y sufriendo grandes bajas en el espacio,el General Duke del escuadrón Alfa se las había arreglado para escabullirse por una brecha en las defensas de Kosmov con su nave Norad 2 y 2 Cruceros de clase Gorgon para descender en la zona salvaje de Eden no lejos de la ciudad optando por bajar a sus fuerzas en una zona segura aun creyendo que han venido a conquistar la tierra y no un planeta parecido

Gorgon-Class Battelcrusier:

-General,hemos perdido comunicación con la flota principal pero ya hemos pasado la admosfera!!! hay una ciudad cerca del territorio de vegatacion debajo de nosotros-

Dominion Dropot:

Duke se sento en su silla y prendio un cigarrillo

Dominion infantry:

-Inicien lanzamientos orbitales fuera dela ciudad,lanzen a nuestras tropas de asalto  y los transportes ahora!!-

De inmediato,sus naves empezaron a lanzar varias capsulas y transportes que descendieron a la zona con estacionan apartada de la ciudad evitando asi el fuego de sus defensas permitiendo le descender con facilidad a sus tropas de asalto habiendo traído marines y unidades fuertemente armadas de marauders ademas de tanques de acedio y unidas pequenas de Gholiats

-Infanteris desplegada senor!!!...lanzando unidades de batalla Thors!-


Goliath:

Sin perder el tiempo,las naves lanzaron varias cajas enormes que se abrieron dentro de enormes crateres en el suelo liberando pesados mechs de batalla que marchaban junto a miles de soldados de infateria y los otros cientos de vehículos mientras eran sobrevolados por el Norad 2 y los Gorgon mientras que desde tierra,marchaban a la ciudad pero se detuvieron subitamente sin entrar todavia ni haber disparado

Siege Lines:

-Prepárense para atacar!! fuego a discreción contra los civiles y todos los edificios!!! no dejen a nadie con vida!!! no tomen prisioneros!! debemos quebrar la voluntad del enemigo!!! formación de asalto!!!-

Uno de sus hombres se volteo a cuestionarlo horrorizado

-Pero general!!! hay civiles desarmados allí-

Duke solo exhalo con frialdad su cigarrillo

-Al diablo las reglas y las ordenes!! esos malditos se burlaron de nosotros y han matado a muchos de los nuestros,fueron estúpidos al enviar todas sus fuerzas al espacio,es hora de mostrarles lo indefensos que son,si quebramos su voluntad y demostramos lo débiles y vulnerables que son,sus defensas colapsaran!!! y entonces su esfuerzo no servirá de nada!!! para cuando se den cuenta sera tarde!!! Es nuestra oportunidad!! hay que atacar ahora!! Ganaremos esta batalla!!...-

ground forces:

Rápidamente los miles de  tanques cambiaron a  modo de asalto mientras que las unidades blindadas Thor sacaron sus enormes canones

-Thor y unidades blindades en posición...iniciando ataque!!-

Rápidamente los tanques y los Thors empezaron descargar toda su enorme potencia de fuego contra la ciudad a una distancia relativamente segura empezando a demolerla sin importarle que dispararan contra civiles pues quería que se den cuenta que nadie vendria a salvarlos y que era mejor rendirse ante ellos

Thor:

-Nada ni nadie vendra por ustedes!!!!! estan solos!!! Rindanse ahora o moriran!!!!! Reclamamos este planeta en nombre del  Dominio Terran!!!!, los han abandonado a su suerte!!!!.....rindanse ante el Domonio Terran !!!!-

Norad 2:

Les decía a los habitantes desde el Norad 2 mientras que sus hombres ponían una bandera del Dominio Terran en el suelo reclamándola como suya mientras se disponían a entrar la ciudad y ocupar la mientras que continuaba el indiscriminado bombardeo e incluso los cruceros Gorgon realizaban un Bombardeo orbital a gran altitud evitando ser alcanzados por sus defensas esperando causar la mayor cantidad de bajas posibles

For the Dominion:
avatar
Valerian Mensgk

Edad : 28
Ocupación : Emperador del Dominio Terran
Raza : Humano
Origen : Korhal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Ispago el Sáb Nov 26, 2016 4:44 pm

Con cada teletransporte que Ispago hacía, con cada bala disparada, cada vez que pulsaba un simple botón para hacer que algo volara por los aires, haciendo que el polvo y los restos de metralla se pegaran su cuerpo, impregnándole del hedor de la pólvora y de sangre, tanto suya como de enemigos, el chico-gato cada vez disfrutaba un poco mas. No pasó demasiado tiempo hasta que una sonrisa de oreja a oreja se deslumbraba en su rostro, y tampoco tardó demasiado en desaparecer.

Un sonoro zumbido captó la atención del chico, quien pudo observar como su nave se convertía es una apabullante bola de fuego le dejó totalmente helado, el piloto de la nave, aunque apenas lo había llegado a conocer, era una buena persona, con la justa medida de locura para convertirlo en un buen soldado.
Ispago no sabía ni como se llamaba el piloto, ni cuales eran sus intenciones en la vida, pero estaba claro que no era el tipo de persona dispuesta a morir en batalla, debería tener planes de futuro, y sueños a cumplir, pero ya no tenían ningún valor, ya que en un instante todo había acabado para él.

Durante un instante, la mente de Ispago se puso en blanco, siendo incapaz de de pensar en nada excepto en la visión del hongo nuclear justo donde estaban sus soldados, ha estos los conocía mejor, la mayoría eran los soldados restantes de la segundo grupo de personal que le envió en gobierno de Edén cuando Ispago iba justo de este, esos psicópatas eran cabronazos duros de pelar que amaban la guerra y venderían su alma al demonio para luchar en una última batalla antes de morir. El ruido y la segadora luz le habían atontado durante demasiado tiempo, sino fuera porqué su cuerpo podían moverse a voluntad propia si hacía falta, el chico habría perdido sus siete vidas felinas.

Antes de que se diera cuenta, Ispago estaba en otro punto, rodeado de múltiples personas, ninguna parecía llevar el emblema del dominio, y podía reconocer a la hermosa camarera que le había llevado hasta donde estaba.
―Eres más duro de lo que pareces ¿No?― Le dijo la hermosa camarera que le había llevado a este infierno.
-No pienso palmarla hasta haberte pagado por el viaje y tomarme otra de tus bebidas- Le dijo con una pequeña sonrisa y un toque humorístico, aún el medio de una guerra Ispago seguía teniendo su carácter desenfadado de siempre.

Una extraña joven, que al parecer se había auto-proclamado jefe del variopinto grupo, ordenó a Ispago que fuera a un edificio alto y le comunicara los movimientos enemigos. Al instante, sacó su PDA, y la conectó a su comunicador que tenía puesto con un botón, y con un relativo cuidado, se lo lanzó a la joven.

-Utilízalo para decirme nuevas ordenes y yo te avisare de lo que vea, ya que como no quieras que hablemos a gritos en medio de este caos dudo mucho que podamos comunicarnos- Le dijo con un toque irónico de nuevo

No tardó mucho en llegar a un edificio que aún se aguantaba dando un rodeo entre los restos de la antigua ciudad y vehículos enemigos convertidos en montañas de chatarra, por suerte, Ispago podía colar por un civil cualquiera y sumando su teletransporte ningún soldado dio importancia a su presencia o no tardó en perderle de vista.

Desde una ventana de la estructura Ispago observó el campo de batalla, su recién formado equipo continuaba masacrando el ejercito enemigo, sus rivales continuaban avanzando sin parar a tomar posiciones defensivas ni asegurar la zona, >O el general es muy idiota o tiene un as bajo la manga, casi que espero la segunda, por que sino tendré que quedarme aquí sin hacer nada mientras los demás hacen puré de invasor, mi plato favorito< Pensó el chico.

Con su pistola empezó a abatir soldados aleatoriamente, gracias a su perfecta puntería y su habilidad para afectar su trayectoria, poco a poco el numero de bajas por "balas perdidas" aumentaba a un elevado ritmo.

Decidió para unos instantes para descansar, y evitar que lo detectarán, después de un par de minutos recordaba el por qué había llegado hasta ahí, así que activó el altavoz y tomó aire.
-Comotellames, las tropas siguen tirando hacia adelante sin parar, mi intuición me dice que seguramente tendrán una sorpresa dando un rodeo sorprendernos por detrás, así que intenta vigila tu espalda y la de los demás- Dijo sin más.
Después de acabar de recuperar el aliento, volvió a mirar por la ventana para ver como se las apañaban sus compañeros.
avatar
Ispago

Edad : Ni idea, aparenta unos 20
Ocupación : Teniente
Raza : No se sabe
Origen : Desconocido, para variar

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Valerian Mensgk el Dom Dic 04, 2016 2:41 pm

Todos en el punte del Norad 2 miraban contentos como se formaba un hongo gigante en el horizonte ya que logro caer una de las bombas nucleares ademas de que confirmaron haber derribado la nave de Ipsago y Duke parecia feliz pues parecía que luego de eso,se rendirían o almenos eso creia hasta que su felicidad se vino abajo

-General..uh....una de neustras...bombas...fallaron y.....otra....acaba de destruir a uno de nuestros Gorgons...uh..aun no sabemos como lo hicieron...-

Todos se quedaron atonitos ya que vieron que realmente fue destruida con todos adentro siendo ahora una pila de escombros en la ciduad ademas de que sus unidades seguian siendo diesmadas por lo que Duke estallo en furia

-Pero demonios!!!!!!!!!! exgio saber quienes son los que estan diesmando a nuestra fuerza ahora!!!!!-

Spoiler:

Gritaba enojado y le mostraron imagenes captadas notando que era un grupo algo extrano pintoresco y poco probable de que le esten causando tantos lios pero asi era


-Esos malditos!!! atencion!!! no dejaremos que esos infelices dejen de humillarnos de esta forma, que todas las fuerzas de tierra vayan por ellos y los acaben, lancen TODO!!! absolutamente TODO lo que tengamos por todos los alrrededores de esa ciudad,quiero que salgan nuestras undiades de elite y que no dejen a nadie con vida!!-

Elite marines:

Dijo enojando mientras se levantaba de su silla y se iba molesto

-Pero..senor a donde va?-

Duke se voltea molesto ante su pregunta

-A terminar con esto de una vez por todas!!!lancen ahora!!-

Elite Goliath:

Ya cuando se fue,el Gorgon que quedaba seguia bombardeando y destruyendo todo por donde estaba Yurika como si la estuviece casando cual depredaor mientras que esta y el Norad 2 lanzaron cientos de capsulas mas cargadas con infanteria ademas de unidades Goliaths mas agiles y resistentes y mejor armados comandados por piltos mas experimentados ademas de tanques mas grandes y resistentes con mayor poder de tiro

-Teniente...... tiene que ver...esto...santo dios!!-

Elite tank:

Todos fueron a ver por la ventana de puente del Norad 2 ya que se habian lanzado varias cajas en las que dentro habian unidades Thors de elite altamente armados con banderas del delmonio terran y con mejor blindaje y mejores pilotos que se congregaron alrrededor de una caja lanzada que era descomunalmente grande.

Elite thor:

-Si tanto quieren morir!!!!.....complire su deseo!!!!-

The Odin:

Duke aprecia estar dentro de la caja la cual se abrio revelando un colosal mech de batalla altamente armado hasta los dientes y enorme que parecia un rascacielos y que hacia que un Thor se viera pequeno

-El general se volvio loco.........va a usar el Odin...nunca antes fue probado en combate.....-

Todos estaban atonitos en las naves al ver al Odin en accion mientras que los de tierra aplaudian felcies al ver que su general a bajado a pelear con ellos dentro de esa enorme bestia de metal que era escotalda por varios Thors

-Soldados avancen!! todas las undiades formense cerca de mi!!! no dejen a nadie con vida!!-

Dijo sin mas para reiniciar la ofensiva sangrienta y sin piedad asesinando a todo civil y combatiente teniendo ya ninguna dificultad en castigar severamente a los defensores locales al haber enviado undiades mejor equipadas y armadas

-Mueran malditos mueran!!!!!!-

Duke les disparaba con canones de grueso calibre y con misiles los cuales apunto hacia el cielo y disparo y en poco tiempo cayo una nave mediana desde el espacio demostrando el poder de tiro y alcance del Odin

-Todos ustedes moriran!!!-

Duke aprecia enloquecido y excitado con el poder de fuego abrumador del Odin al activar los canones principales y sus Thors los siguieron demoliendo a varias undiades enemigas cerca de alli con facilidad al igual que muchos edificios cerca de Tai

-Tontos inutiles!!! ahora no necesitare un marcado para vencerlos!!-

Nuclear launch:

Duke no dudo en aplastar un boton de calabera en su cabina que causo que el Odin lanzara un misil nuclear teledirigido de su espalda

-Lanzamiento nuclear...detectado-

La computadora habia escogido y fijado el blanco ya que lo habia lanzado desde tierra sin requerir de un marcador y este cayo en el area donde antes la explosión nuclear fue contenida antes

Duke se reia de manera perversa y desquiciada mientras avanzaba con todos sus Thors hacia donde estaba el grupo sediento de sangre y aplastando todo con las enormes piernas de su Odin mientras todo seguia su curso creyendo que ahora la victoria seria suya mientras que el Norad 2 lo sobrevolaba para darle apoyo
avatar
Valerian Mensgk

Edad : 28
Ocupación : Emperador del Dominio Terran
Raza : Humano
Origen : Korhal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Belcross el Lun Dic 05, 2016 11:23 am

El vajra arremetía en el campo de batalla, aplastando a los enemigos que tenia en frente. Sus nuevos guantes de boxeo, aunque desmontándose, eran bastante resistentes dentro de las posibilidades. Si esos tanques serian para algo aparte de pisapapeles, Belcross les había enseñado un uso alternativo. Fue en ese momento, cuando un proyectil salió volando en su dirección. Por mero instinto el Vajra lo bloquea con uno de sus guantes, pero es atravesado como si fuese papel y le impacta directo en el cuerpo. Belcross salió volando unos cinco metros, hasta caer al suelo y ser arrastrado otros dos, dejando una estela en la roca y escombros. Aunque no le había atravesado el cuerpo, el proyectil le dejo una zona de tonalidad oscura de unos 40 cm de diámetro en el pecho, su piel en ese lugar estaba agrietada, ese había sido un impacto poderoso.

El origen de ello eran las nuevas unidades lanzadas por el invasor del dominio. Eran a simple vista mejores atacantes, por la potencia de fuego que tenían y muy seguramente las defensas de esos nuevos enemigos serian más fuertes. Los pilotos de Edén que habían sobrevivido, tenían sus maquinas muy dañadas por el ataque anterior con la bomba atómica, tenían un recubrimiento interno que los hacía resistentes al PEM producto de esa explosión pero los daños por las altas temperaturas y la onda expansiva eran evidentes. Pensaron que estarían todos muertos, pues no tenían la potencia de fuego suficiente para hacerle frente a esos enemigos. Esas ideas salieron completamente de sus cabezas cuando un rayo de energía cayó del cielo directamente hacia una de esas unidades nuevas, causándole daños severos. Estaban aproximándose un cumulo de varias unidades, todas ellas de color blanco. Eran las fuerzas de ataque de Kosmov, estaban equipados no solo con un arma de energía de largo alcance, sino también con cañones de repetición gauss automáticos. Su velocidad y escudos los ponían de igual con los blindados enemigos.

Unidad de ataque Zirconian 894-TK2R:


El gigante se levanta algo aturdido, no esperaba un impacto como ese, estaba por cargar de nuevo contra los enemigos cuando vio una nave bajar la altitud. Ahí estaba otra de las naves enemigas, quien estaba lanzando un intenso bombardeo en la zona. Para bien o para mal, logro mirar a su alrededor mientras caían los bombas y vio a su hija en esa área. Sabía que ella era capaz de cuidarse de eso, pero su instinto protector como su padre pudo más que sus pensamientos. Salió corriendo como una locomotora, había varios enemigos en medio y simplemente les paso por el medio. Alcanzando a su hija y tomándola en brazos, dando su espalda al bombardeo que se cernía sobre ambos – No pude evitarlo, sigo siendo tu padre – Su voz ronca soltó esas palabras, era evidente la rabia que sentía pues las marcas de su cuerpo eran más notorias y sus ojos eran totalmente blancos. Alrededor de ambos estaba la zona de ataque. Belcross tenía toda la espalda quemada por las explosiones, y muchas heridas, se notaba bastante por la sangre que caía hacia el suelo.

Cuando se levanta y se truena el cuello para asegurarse que todo estaba en su sitio, escucha el sonido pesado de otra de esas maquinas, mira a la nueva unidad enemiga (el Odin), lanzando un ataque tras otro, pero lo que mas le preocupo fue ese misil, idéntico al que habían lanzado antes las naves – Yuriko, corre… - Belcross salió disparado hacia ese misil. Quizás la chica pudiese frenarlo con sus poderes, pero con todo el caos a su alrededor, no quería arriesgarse, ya había perdido antes a su esposa y no iba a perder a su hija.

ost:

El Vajra da un gran salto para interceptar el misil nuclear. Esta arma le impacta directamente en el pecho, soltando una muy poderosa explosión. Destrozo muchos edificios a su alrededor y el impacto fue tan poderoso que cuando el cuerpo de Belcross fue despedido a tierra, el impacto dejo un cráter de 10 metros de diámetro. Había perdido totalmente el conocimiento por ese ataque, incluso sus ojos se encontraban cerrados. No era consciente de nada de lo que ocurría a su alrededor, solamente venían a su mente recuerdos de cuando estaba en esa colonia minera. Recuerdos de su esposa y de Yuriko cuando apenas era una bebe. En ese mundo escucha un susurro, muchos de hecho, la voz era extrañamente familiar. Empezó a mover la cabeza, veía todo borroso y no escuchaba con claridad, la voz se fue aclarando poco a poco, era la voz de Yuriko pero ¿Qué quería? Era difícil saberlo, casi prefería estar soñando un rato mas hasta que escucho unas palabras que lo despertaron de golpe - ¡Papa! ¡Ese tipo del mecha con cañones dijo que era más fuerte que tú! – Abrió inmediatamente los ojos soltando un rugido al aire.

Una gran cantidad de energía comenzó a rodeador, como si se tratara de un fuego ardiente. La energía al disiparse mostraba al gigante arrodillado con un puño clavado al suelo, en apariencia no había mucha diferencia, pero un detalle era muy notorio, encima de sus hombros y por su espalda, salían extremidades adicionales teniendo ahora una apariencia de seis brazos. Yuriko seguramente supiese el estado en el que se encontraba, era su forma Vajra, y no tardo en levantarse súbitamente. La gran nave seguía bombardeando, pero esta vez Belcross no los bloquearía, sino que lanzando una gran cantidad de golpes en dirección a las bombas, de cada una de sus manos saldría una ráfaga de energía que terminaría por destruirlos en el aire. Su ataque finalizo acumulando poder en tres de sus brazos a la vez, y lanzando una poderosa ráfaga de energía directamente a esa nave. Fue atravesada de lado a lado, sufriendo posteriormente explosiones y cayendo a pique.

Ilustracion:


Solamente quedaba ahora una preocupación en la mente del Vajra, la máquina de gran tamaño y múltiples cañones. No tardo nada en salir corriendo en su dirección. Habían muchos de esos nuevos mechas en su camino, todos ellos abrieron fuego, pero los impactos que lograban conectar en Belcross no le hacían nada. Eso era producto de su mantra, que había aumentado su resistencia al punto que esas armas eran como si le lanzaran trozos de goma espuma. Salto en dirección, atravesando varios de esos Thor como un misil perforador. Hasta tener vía libre hacia su enemigo, al estar lo bastante cerca, usando los tres brazos de su lado derecho lanzaría con ellos un poderoso golpe que buscaba causar grandes daños en el rival, no solo por la fuerza física que tenia sino también soltando una fuerte ráfaga de energía - ¡Smash! - Belcross a lo largo de su vida había luchado contra muchos enemigos poderosos, varios de los cuales lo habían acorralado, herido e incluso derrotado, pero todos ellos cometían siempre el mismo error en sus momentos de gloria. Un error que estos invasores cometieron, no solo al atacar a su planeta, sino también a su hija. Hacerlo enojar.

Video ilustrativo:

Mirar desde el 1:20
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Yuriko Di Belcross el Lun Dic 05, 2016 8:14 pm

Contrario a lo que podía suponer en cuanto solté la seguidilla de ordenes fue que todos hubieran decidido que independientemente de la falta de conocimiento el uno del otro, y de que tal vez éramos completamente un grupo de varias voluntades inquebrantables; era preciso el trabajar en equipo en esta situación, y sin mayor problema, empezando por supuesto por mi padre, todos empiezan a moverse conforme he ordenado, pero cada quien a su manera. Ese gesto de confianza que habían depositado todos ellos en mi al actuar, logra sacarme una suave sonrisa, esta vez no de locura ni de amor por la destrucción, sino de algo más suave y blanco, algo que aun confío se encuentra muy sepultado en mi alma, si es que eso existe, pero que de alguna forma había visto un poco de luz después de tanto  tiempo de estar bajo tierra.
El chico con orejas de gato piensa rápido, y antes de empezar con su parte de la planificación, me arroja lo que sería un comunicador, y con un comentario irónico se dirige a su posición, la sonrisa de antes vuelve a deformarse un poco al haber notado la gracia del comentario del gato y al mismo tiempo me pongo el artefacto en el oído.

- Muy bien, entonces como lo planeamos, la rubia está encargándose de lo suyo, y mi Papa también, ahora, ¿qué tal si nos descontrolamos un poco aquí?...-

Con destreza muevo algunos botones de mi reloj, y en segundos la espada en mi mano se vuelve a transformar, esta vez pongo mis dos manos en el agarre del metal al cambiar, y en un momento de la transformación de un tirón separo las dos piezas de metal, las cuales continúan cambiando hasta finalmente adoptar un nuevo “modelo”.
Di-Sword. Modelo Mantis Scythe:
La nueva forma de mi espada era ligeramente de menor tamaño que las anteriores, pero ahora eran dos, y también eran más ligeras de mover, con la vista logro detectar algunos de los mechas enemigos, que aunque me superaban en tamaño eran virtualmente chatarra frente a mí.

- Hora de trabajar, ¡¡voy por ustedes escorias enlatadas!!-

OST:

Pisando con fuerza el suelo sobre mi redirijo el vector y su magnitud hacia adelante, de forma que se genera un devastador impulso sobre mi cuerpo, dejando de paso el suelo bajo mis pies destruido en segundos, y una ráfaga de viento detrás de mí producto de la aceleración repentina. En cuestión de segundos me encuentro a menos de dos metros de tres de los mechas, y con un paso adicional sobre el suelo para volver a alterar el vector esta vez en dirección y sentido, realizo un giro hacia arriba normalmente imposible a esa velocidad, y levantando ambas manos tajo la cubierta en pedazos, dejando al descubierto al piloto, que masacro sin rechistar con un nuevo tajo hacia abajo. Poniendo mi pie sobre el borde de metal para sacar fácilmente el filo de la guadaña, los otros mechas parecían apenas haber detectado mi presencia y empezaban a girarse, pero era demasiado tarde, mi sonrisa se amplía de forma aterradora en mi rostro mientras que nuevamente me impulso hacia la izquierda, un tajo horizontal con mayor profundidad, ahora que sabía la distancia entre la cubierta y el piloto, me permite cortar limpiamente en dos el cuerpo del piloto sin necesidad de destrozar la cubierta. El impulso me hace descender hasta el suelo mientras que giro en el aire para darle un vistazo a los movimientos del mecha restante, el cual apunta tan rápido como puede al pequeño objetivo, en segundos logro tocar el suelo con un pie, y de inmediato el segundo le sigue para permitirme volver a jugar con los vectores sobre el suelo, el impulso se renueva y ahora se dirige hacia el combatiente restante.

- ¡¡MUY LENTO MUY LENTO MUY LENTOOOO!! ¡JAJAJAJA!-

El suelo vuelve a agrietarse como si mi peso fuera cien veces mayor, y con ambas manos hacia atrás y las guadañas apuntando amenazantes hacia el mecha solitario, un doble tajo arranca de golpe una porción de la cubierta metálica reforzada, y al mismo tiempo, se lleva consigo una porción del torso del piloto, el cual ahora ha sido picado en tres partes, los disparos del mecha se escuchan un segundo después, pero el objetivo ya no estaba ahí, y aprovechando la proximidad de la superficie, coloco mi pie sobre el mecha, para impulsarme de nuevo lejos del lugar.

- Adiós escorias, no duraron ni un minuto pero fue algo divertido, ¡LOS VERÉ EN LA OTRA VIDA!-

Mi cuerpo sale nuevamente disparado a una velocidad cercana a los 150 Km/h y con el impacto el mecha sobre el que me he apoyado es arrojado en la dirección contraria, explotando por efecto del impacto que le he provocado.
Con rapidez y suavidad aterrizo en el suelo, en esta ocasión reduzco casi a cero el vector de fricción entre mi cuerpo y el suelo, con lo cual no reduzco casi nada mi velocidad ni le hago nada al suelo o a mí misma, realizo un barrido con la vista para encontrar más objetivos, y con algo de dificultad diviso otros 5 mechas aproximándose, mi sonrisa se ensancha y el impulso nuevamente cambia de dirección…

Luego de efectuar prácticamente la misma escena un par de veces más, finalmente me llega la primera información del chico gato, el cual indica que el enemigo no reduce su avance, sino que al contrario parece acelerarse, y que posiblemente nos encerrarían en un solo lugar, aunque lo que aparentemente aún no sabían era que hacer eso solo sería contraproducente para ellos, y dejo salir un suspiro al pensar en ello.

- De acuerdo Chico gato, en ese caso para romper la formación debemos arremeter con todo en una sola dirección, es como romper un escudo con una lanza, muévete de tu lugar y reúnete con los demás, vamos a atravesarlos antes de que puedan llegar a arrinconarnos…-

Mientras que hablaba, me detengo repentinamente, de la misma forma mi aceleración se frena bruscamente, levantando todo el cemento, escombros y tierra a un lado de mi posición, en algún momento y sin darme cuenta, la sombra de una de las naves que habían disparado la lluvia de fuego antes se encontraba prácticamente sobre mí, y justo en este momento una fuerte pulsación de dolor en mi cabeza arremete, seguramente aún recuperándose de haber reflejado el misil nuclear, lo que me impide huir del lugar con una aceleración, ni siquiera consigo sostener mi cabeza por causa de mis armas, pero la visión se torna borrosa por unos momentos, y para cuando el dolor se mitiga un poco más, ya es muy tarde, y los misiles y balas de calibre pesado se dirigen hacia mí.
“Mierda, no puedo usar mis poderes ahora mismo, si consiguiera un minuto para calmar el dolor, ¡¡maldición!!"
No puedo evitar cerrar los ojos fuertemente ante la inminente amenaza, pero en ese momento siento que algo me levanta y el movimiento repentino provoca que mis ojos se abran de golpe.

- Tu… ¿¡Papa!?-

En medio de la locura que le provoca el ejercer su poder por mucho tiempo, mi viejo consigue tener la suficiente cordura para soltarme una frase completamente innecesaria, un ligero rubor que en mi blanca piel se nota de más aparece mientras que la hondonada de misiles y disparos son recibidos por mi padre.
Una vez la nave ha dejado de atacar, la mole de roca finalmente deja libre mi cuerpo, el cual para este momento ha logrado soportar la oleada de dolor de cabeza y ya se encuentra de nuevo listo para continuar, es en ese momento que mi padre dice sin siquiera voltear a mirarme que corra, mi expresión se endurece de nuevo y con un golpe de mi pie al suelo que abre un pequeño cráter le protesto al respecto.

- ¿¡Pero que te pasa!? ¡No soy una maldita niña que necesita que la protejan todo el tiempo! ¡Precisamente por estas tonterías es que siempre tengo que poner algo de sentido en tu maldita cabeza de piedra!-

Finalmente y luego de no escuchar respuesta de mi padre que ha salido corriendo a toda velocidad, intento observar hacia donde él se dirige, y puedo ver a lo lejos un misil muy conocido, algunas gotas de sudor frío recorren mi frente al pensar en que no podría detener otro como esos sin quedar técnicamente fuera de combate, al tiempo, bajo la cabeza al darme cuenta de que aún me falta mucho para ser la más fuerte que siempre he querido ser, aprieto mis dientes con mucha fuerza mientras que doy media vuelta.

- Maldición… ¡¡MALDICIÓN!!-

Y con este grito de derrota vuelvo a impulsarme, esta vez hacia arriba con una inclinación que me permite alejarme al mismo tiempo, la altura que alcanzo es de más de 1500 metros, y en ese momento me giro en el aire para observar cómo la explosión ocurre, y el cono nuclear típico de ver se alza por los aires, mi expresión ahora es de impotencia e ira, desde ahora me impongo un nuevo objetivo que sería matar con mis propias manos al imbécil que habría organizado todo esto, mis manos aprietan con fuerza el metal de mis armas, sin provocarles ningún daño. A lo lejos logro ver que una figura “pequeña” sale disparada desde la zona de la explosión, y sin dudarlo se de quien se trata, por lo que empiezo a manipular el vector de los vientos en contacto con mi piel para generar de nuevo los cuatro mini-tornados en mi espalda, pues tenía que encontrarlo cuanto antes.
Siguiendo los rastros de destrucción en las ya deterioradas estructuras, me encuentro con mi padre, el cual para mi gran sorpresa no se mueve de donde está tirado. Al aterrizar en el suelo, siento de nuevo una pulsación fuerte de dolor en la cabeza, nuevamente mi cerebro tratando de retornar mis poderes a su normalidad después de la reflexión del misil, con suerte y si procuro no usar mucho mis poderes, el dolor pasaría por completo, pero lo que más me preocupaba era mi padre.

- Oye, Papá, ¿qué haces ahí tirado? ¡Mueve tu enorme trasero antes de que nos encuentren esos bastardos!...-

A pesar de mis palabras, lo único que consigo es que el enorme mueva levemente su cabeza, señal de que no estaba aún muerto, pero de que estaba claramente afectado por el impacto de la explosión, y en estos casos, lo mejor era traer su conciencia cuanto antes con algún choque emocional o con ayuda de artefactos médicos, y al no tener lo segundo, rápidamente le doy una patada en un costado utilizando toda mi fuerza al mismo tiempo que le grito con todo el aire en mis pulmones.

- ¡Papa! ¡Ese tipo del mecha con cañones dijo que era más fuerte que tú!-

Conociéndole lo suficiente, le doy un choque emocional a su orgullo lo cual exitosamente consigue volverlo en sí, y mientras que doy un par de pasos hacia atrás al notar que además sus poderes han alcanzado niveles peligrosamente altos, pongo una expresión algo complicada mientras que hablo en voz baja.

- Ah ah… ahora sí que se ha enojado… que molestia, ya nadie lo puede parar así… creo que lo mejor será dejarlo estar hasta que se desahogue, ¿aún quedan algunos insectos rondando por aquí de los que me pueda ocupar verdad?... creo que me largo de aquí, suerte con eso Papa…-

Haciendo señas desinteresadas con mis armas, mi padre emprende un ataque con todo su poder hacia el que claramente es el mecha del líder de la invasión, al juzgar por su tamaño y armamento muy superior, por mi parte, me impulso con fuerza hacia lo alto, con facilidad alcanzo la otra nave que anteriormente me había atacado con misiles.

- Ahora bien, tu y yo tenemos asuntos pendientes, lata de sardinas podridas, veamos cuánto aguantas antes de caer, y por haberle tocado la moral a mi Papá también van a pagar…-

Mi sonrisa no podría estar más amplia, de forma que parecía partir mi rostro en dos al momento que con un rápido y fácil corte en la cubierta desde arriba, me interno en la nave enemiga desde su parte más superior lista para barrer con toda la basura que se encontraba adentro…
avatar
Yuriko Di Belcross

Edad : aparenta 19 años.
Ocupación : Científico.
Raza : Magi

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Taia Valkyrie el Jue Dic 08, 2016 11:39 am

Podía sentir la ira en el aire, no solo la suya propia, no solo la de Belcross sino la de una entidad, una entidad omnisciente que aparentemente solo escuchaban los soldados enemigos que en la distancia se veían algo dudosos, casi cercanos a incumplir órdenes, esto le arrancó una sonrisa a la civil. Se estaba fijando tal vez demasiado en las unidades enemigas, se tomó su tiempo y alzó el casco de una de las unidades a quienes había eliminado minutos antes. Al parecer todos los demás hacían su parte y finalmente Taia escuchó un grito al otro lado de la línea enemiga -…no dejaremos que esos infelices dejen de humillarnos de esta forma, que todas las fuerzas de tierra vayan por ellos y los acaben, lancen TODO!!! absolutamente TODO lo que tengamos por todos los alrededores de esa ciudad, quiero que salgan nuestras unidades de elite y que no dejen a nadie con vida!!- siendo que en cada uno de los gritos el pequeño comunicador parecía averiarse un poco al no poder captar todos los decibeles.

―Grita más que mi viejo…― dijo con ironía para sí misma, sin embargo aquello era una advertencia seria: venían unidades de elite contra ellos. Sin embargo no estaba sola, escuchó los pasos mecánicos de las unidades de ataque Zirconian las cuales saludó alzando la mano diestra observando a la oleada azul que se aproximaba desde el frente enemigo. Ninguno de los soldados se atrevió a alejarla del frente, no después de ver como los cuerpos con armadura verdosa se habían acumulado a su alrededor. ―Me alegra saber que no estoy sola en el frente―

Una ráfaga de disparos se abrieron paso mientras las unidades avanzaban y los tanks se fijaban en el suelo, dándole una oportunidad a la muchacha de observar a lo lejos entre los escombros, a la nueva unidad atacando al enorme ser, padre de la albina, quien bloqueaba el bombardeo con fuerza bruta. ―¡Nosotros no podemos quedarnos atrás! ¡NECESITAMOS UN MURO!― gritó a las unidades que se ponían a cubierto, tanto una pequeña guarnición de soldados, la mayoría pilotos que habían abandonado sus máquinas a causa de los daños producidos por la bomba atómica mientras que las fuerzas de defensa de Kosmov se cubrían de los tanques tras edificios. Las unidades terrestres parecían comandadas por un par de unidades de elite Thor quienes a su vez concentraban el fuego de contención, si no se hacía nada eventualmente el fuego les impactaría.

―¡Los edificios!― aquellos quienes la rodeaban desde la cobertura la miraron como si hubiera dicho algo extraño ―Diles que tumben los edificios, eso tumbará a los terrestres y podremos acabar con los tanques― si, una idea loca, del todo tirada de los cabellos, tirar un par de edificios hacia el enemigo, en resumen, sin embargo mientras los pasos se hacían audibles por sobre los disparos al final el piloto al mando cedió y pidió a los pilotos de Kosmov que hicieran lo que la rubia dijo y, tal vez empujados por la presión, accedieron, en grupos de dos empujaron con la potente maquinaria un par de edificios los cuales cayeron sobre el enemigo.

En circunstancias normales varias toneladas de concreto hubiera diezmado del todo a las unidades terrestres pero podía verse como intentaban salir de bajo los escombros, con sus armaduras visiblemente dañadas, permitiendo al pequeño batallón de defensa ser aquel que bombardeara a las unidades de tierra, mientras que los mechas de la zona de Taia, habiendo sacrificado su cobertura, comenzaron a bombardear a las unidades blindadas enemigas, en un toma y daca que las mantenía distraídas mientras la lucha entre pilotos sin transporte y marines continuaba con cierta ventaja en los pilotos al no estar ocupados saliendo de un terreno tan infiel como el que se ponía sobre las tropas enemigas.

Por su parte Taia observaba fijamente a la unidad Thor, la idea ya había funcionado antes ¿Por qué no repetirla? Se podía sentir como la temperatura alrededor de la muchacha aumentaba haciendo que el frio de la noche pasara a un segundo plano, a un mundo distante. ―¡Lánzame!― Señaló al Thor decidida, tal vez demasiado pero lo suficiente como para que el cuerpo cibernético la alzara y la lanzara donde había dicho sin embargo su puño dorado chocó contra el cristal protector del mecha enemigo, agrietándolo completamente, si, pero sin penetrarlo, recibiendo una descarga eléctrica la cual la hizo caer al suelo pero el escudo repelió los efectos directos en su cuerpo.

Observó la pierna del Thor alzarse para aplastarla pero ella fue más rápida y corrió hasta quedar detrás del mismo, precisamente estaba pensando como subir de nuevo cuando una unidad de ataque Zirconian aprovechó la falta de visibilidad enemiga para atacar más directamente mientras que el resto se encargaban de atacar a los tanks y al Thor restante. Fue dicha unidad aliada la que le sirvió para escalar hasta la altura del piloto enemigo y, viéndose desde la distancia como un cometa brillante, con un segundo golpe de munición balística finalmente atravesó el cristal, acabando con el piloto y reemplazándolo.

No era la piloto más diestra que había pero sabía hacer avanzar al Thor un poco simplemente deduciendo la forma de los controles y lo hizo caer sobre un puñado de tanques enemigos saltando en el último segundo hacia una cobertura cercana a la aliada pero aún quedaba una unidad Thor en su territorio y el mar de marines, eficientemente diezmado por sus compañeros, no había detenido su intento de asalto. “De verdad soltaron todo ¿Eh?” Golpeó sus puños dorados entre sí produciendo un potente sonido metálico y se preparó para seguir combatiendo.



"Pensar" - —Hablar— - Narrar
avatar
Taia Valkyrie

Edad : 24 años
Ocupación : Barwoman
Raza : Cyborg
Origen : Eden

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Ispago el Dom Dic 11, 2016 10:28 am

Esta batalla era digna de elogio, merecía ser recordada para la posteridad y que las futuras generaciones la conocieran con sumo detalle, y no solo por las bajas civiles y el descubrimiento del imperio Terran, sino por que era, de lejos, uno de los enfrentamientos mas emocionantes y memorables en las que Ispago había luchado.

Cada vez que la balanza se decantaba hacia uno de los dos bandos las acciones del otro giraban las tornas, subiendo el nivel de inverosimilitud y épica de esta trifulca, la cual estaba llegando a su clímax.

Las primeras fuerzas militares de Edén llegaban a la batalla, junto con las unidades de élite de invasión, ambos ejércitos no tardaron en saludarse mutuamente con un destructor ataque, aunque cabe mencionar que el grupo de defensores que se había formado en esa trifulca seguía causando estragos a una escala increíble.

Mientras, el chico gato, seguía admirando los acontecimientos sucedidos y buscando algún as en la manga del invasor, ya que este se negaba a creer que eso era todo lo que tenía. Pero por fin dos buenos motivos le dieron carta blanca para permitirle entrar de nuevo en el ring.

La extraña joven albina, había ordenado acabar esto de una vez arremetiendo directamente contra sus fuerzas, cosa que ya le servía de excusa para por fin saciar su sed de venganza por sus compañeros caídos, pero un detalle convirtió esa emoción tenebrosa en simples ganas de pasarlo bien con sus colegas, con un toque macabro, pero ganas de pasarlo bien igualmente.

De entre las llamas, un humo negro y espeso impedía ver absolutamente nada a través de él, parecía que si cruzabas en humo verías el límite del mundo y la absoluta nada, y que te sería imposible volver al mundo normal, pero como demonios de la noche, sus amigos de batalla, seres humanos que las palabras cordura o piedad les eran desconocidas, que disfrutaban de la violencia, y que luchaban en el bando de los buenos por el mero echo de no tener que preocuparse de mostrar su naturaleza.

Compañeros de armas de Ispago:

Como si fueran una banda de lobos cargaron hacia las filas enemigas, sacaron sus armas, objetos punzantes malamente construidos a base de chatarra y armas robustas desgastadas por su excesivo uso, los desgraciados soldados que no murieron por disparos a quemarropa fueron acuchillados y rematados, para luego disiparse de nuevo entre el humo y las ruinas.
No tardaron mucho en salir unos 50 metros mas lejos, donde los tanques de élite empezaban a atacar, con suma gracilidad escalaron esas montañas de hierro y con instrumentos como taladradoras conseguían hacer un hueco en su caso donde metieron un pequeño explosivo, este explosivo, por contra parte era de calidad, así que los pobres conductores de los blindados tuvieron un destino poco agradable.

Repitieron esa táctica un par de veces, con soldados que se aproximaban a vigilar los blindados, haciéndose pasar por compañeros heridos del bando rival para atraer a los médicos de campo o quien fuera rival a un trágico destino.

Ispago, que quería tener energías suficientes para tener sus trucos en funcionamiento, no pudo participar en esa guerra de guerrillas hasta que vio a el resto de su escuadrón, apenas seis soldados básicos, apilando todos los cadáveres enemigos en una pila de considerable tamaño, pero al menos disfrutó ver el transcurso de la batalla por su corta travesía.

-Señores, seré breve- Dijo para captar su atención- El destino de la batalla se decidirá en pocos momentos, así que no quiero ni una sola excusa para no veros dando la vida luchando, no me vale la excusa de que vuestra mascota se comió vuestra arma, por que la mascota del grupo soy yo, así arreando que hay muchos a matar y poco tiempo- Dijo con una sonrisa en su rostro.

Después de una risotada general por lo absurdo del discurso, se hicieron unas pocas señas entre ellos y marcharon en distintas direcciones, Ispago junto sus camaradas salían de cualquier parte para llevarse a algún desprevenido soldado, y aprovechando el teletransporte de Ispago, aparecían en otro punto, y acabar con otra vida.

En apenas dos minutos las fuerzas de élite se contaban con los dedos de una mano y estaban mas ocupadas de no ser acuchilladas por la espalda de seguir luchando.
avatar
Ispago

Edad : Ni idea, aparenta unos 20
Ocupación : Teniente
Raza : No se sabe
Origen : Desconocido, para variar

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Daxter M. Redfield el Dom Dic 11, 2016 4:39 pm

Antes de que pudiera darme cuenta, me había alejado considerablemente de mis extravagantes aliados forjados por una oportuna alianza temporal, tomando la iniciativa de aventurarme a erradicar las avanzadillas del ejército enemigo por una determinada zona de la ciudad sin apoyo alguno al yacer en soledad. La última interacción que establecí con aquellos integrantes fue a través de una llamativa mujer de dorados cabellos que me concedió la petición de usarme de transporte, un favor que no me disgustó en absoluto al poder demostrar mi utilidad pese a los defectos que todo humano ordinario posee aunque, me parecía que mi presencia era totalmente incompatible con la definición de ``ordinariez´´ debido a mis antecedes y mis logros del pasado. Una vez que la atractiva rubia no necesitó más de mis servicios de vuelo, me dispuse a exterminar todo cuanto divisaba a través de diversas pantallas de la estructura interna de mi maquinaria a medida que me decantaba por alejarme progresivamente, fomentando unas acciones variadas que alternaban entre los movimientos ofensivos y evasivos con la intención de ejercer más daño a cambio de evitar impactos dañinos a la ``armadura´´ que usaba en el momento actual.  La distracción que me otorgaba tal búsqueda de objetivos en cuanto eliminaba a cierta brigada en concreto me resultaba agradable y reconfortante, siendo tal beneficio personal el motivo por el cual accedí al cumplimiento de las órdenes que se me fueron otorgadas en aquella improvisada reunión de los miembros de esta ocasional resistencia. El hecho de ser mandado por otra persona lo detestaba con cierto desdén, pero no obtuve ninguna molestia por mi parte al ser designado a hacer lo que más me agradaba hacer en la vida, ya que por métodos caóticos como estos fueron lo que me llevó a tomar el oficio de mercenario al ser uno de mis más queridos hobbies.

Ost:

A pesar de que mi gusto por traer la destrucción a mis enemigos influenciaba en la batalla, no me dejé llevar por la emoción en ningún momento, tenía certeza en que todo podría acabarse para mí sí me descuidaba demasiado. En todo momento estaba al tanto de que me encontraba sólo en un determinado recorrido de la gran ciudad, obteniendo el conocimiento de que no recibiría ayuda por parte de aquellas extrañas personas en caso de encontrarme en apuros, como consecuencia de encontrarme totalmente ajeno a sus campos de visión.  Sin embargo, no estaba preocupado en absoluto al tener la costumbre de lidiar sólo con mis obligaciones, además que el trabajar en soledad me resultaba  mucho más cómodo. Incluso si me encontrase realmente en serios problemas, no me tomaría la molestia de pedir ayuda a nadie debido a mi orgullosa personalidad, un rasgo innato en mí que no podía corregir a estas alturas. Por otra parte, mi sistema de combate solía producir un gran índice de daño colateral debido al uso de una amplia gama de explosivos, por lo que era más conveniente el mantenerme alejado del resto si no quería que tales individuos se volviesen en mi contra, después de unos accidentados e involuntarios agresiones hacia ellos por parte de mi armamento que no pude prever con anterioridad.

-Esos tíos raros…No me extrañaría que estuvieran pensado que ya estoy ``cadáver.´´-Exclamaba con seguridad a medida que mantenía mis extremidades ocupadas  al estacionarlas en diversos puntos de maniobrabilidad del Metal Warrior, permaneciendo concentrado en que siguiera los movimientos propios de mi sistema muscular a través de las órdenes a mi sistema nervioso, de manera que estableciese una coordinación en el que pudiera sincronizar las armas a distancia como las de cuerpo a cuerpo para poder encargarme de todo aquello que mi campo visual captase a través de las diversas cámaras yacentes. – ¡Oh, qué demonios! Seguro que estarán demasiado ocupados como para fijarse en que he estado un buen rato desaparecido. – Realmente no les culpaba de ello, en la guerra había que pensar más sobre ti mismo que en los demás, aunque también todo en su justa medida. Además de que pude fijarme anteriormente en que mis ``compañeros´´  se estaban esforzando más en el principal problema que en los efectos que éste mismo estaba originando, tomando la iniciativa de decantarse hacia la dirección por donde se encontraba aquél general con el pensamiento de que podría encontrarse en la maquinaria con mayor capacidad ofensiva además de cierta cualidad defensiva, una forma de pensar bastante lógica sin duda.  Si hubiera tenido el privilegio de decidir, me habría decantado por atacar ``presas más grandes´´ e influyentes dentro de la armada que no cesaba de adentrarse en el territorio urbano, pero alguien debía de encargarse de los enemigos de menor rango que aunque poseían menos capacidad de ofensiva, no podíamos tener la insensatez de ignorarlos después de todo al ser una gran cantidad. – Primero: Las cucarachas fáciles de aplastar, que al ser numerosas pueden jodernos bien. Luego tocarán esos ``escorpiones´´.- Pensaba en voz alta. No estaba mal del todo encargarse de la ``limpieza´´ de los alrededores al poder aniquilar con ``un poco más de calma´´, teniendo absoluta certeza que mi Metal Warrior poseía unas características muy superiores en comparación, permitiéndome incluso el recibir algún que otra maniobra ofensiva al saber que el efecto en mi carrocería sería totalmente nulo.

Al cabo de un largo periodo de tiempo en el que parecía que había acabado con todos los soldados rasos y tanques de pésima velocidad de desplazamiento como de ataque, procedí a dar utilidad nuevamente a los propulsores para alzar el vuelo verticalmente de forma que solamente me disponía a ganar altitud para obtener una visión de pájaro, visualizando cada rincón de la ciudad que yacía bajo las patas metálicas de mi mecha hacia donde la vista pudiera alcanzar. - ¿Ya no hay más insectos? Apenas he usado los cañones…-Inclinaba los Joystick hacia adelante con la intención de proceder a emplear una ruta de vuelo enfrente de mi posición, arrojando mi mirada a través de las diversas cámaras con cierta variación de zoom con la finalidad de poder ``cazar´´ alguna que otra avanzada enemiga, limitándome a observar con suma atención por los alrededores. –Mm, mejor regreso a la zona conflictiva donde estaban los demás. – Sin más demora, procedí a aumentar la potencia de los propulsores a medida que ganaba ciertos metros de altitud, tomando la iniciativa de aventurarme al lugar donde la batalla aún era más que intensa. A medida que se establecía el desplazamiento aéreo, pude divisar desde la lejanía como se estaba descontrolando la situación ante las severas explosiones que tuvieron lugar más adelante, visualizando un mar de fuego en alza desintegrar ciertos edificios con la correspondiente fuerza de impacto. -¡Ey! ¡Yo quiero una de esas!- Confesaba para mí mismo durante el acercamiento constante. A decir verdad, ya poseía tales misiles de destrucción masiva pero eran de numeración escasa,  muy escasa.- Cuando todo esto acabe, espero que quede algo intacto que pueda ``agenciarme´´.-Cuanto más distancia acortaba, más  notables eran los cráteres estacionados por el terreno, así como una deformación del asfalto en concreto que no cesaba de modificarse ante los intercambios de proyectiles o de diversos choques en particular.

Después de alcanzar el lugar en concreto tras una marcha por los cielos a gran velocidad, pude incorporarme nuevamente a la élite improvisada de combate, estacionándome en el lateral de la confrontación donde yacían aquellos que luchaban por la misma causa que mi presencia o al menos, me situaba en el bando que no tenía intención de poner fin a mi vida con el objetivo de ayudar al ser necesaria la colaboración, a pesar de no ser de mi estilo en absoluto.  En este tramo al estar cerca de una gran avanzada compuestas de una gran variedad de máquinas,  tuve que emplear mecanismos evasivos a medida que me posicionaba a la misma distancia que mis aliados, con la única diferencia de que mi ubicación se mantenía a mayor altura al sobrevolar al resto sin cesar de desplazarme por los cielos.  Mientras mantenía ocupado mi sistema nervioso a la hora de dar uso a mis reflejos para evadir cualquier proyectil emergente del ejército, realizaba un arriesgado vuelo por encima de sus posiciones con la intención de observar y de paso, realizar raudas y mortales pasadas aéreas sobre las composiciones de los Goliaths al provocar uno o más tajos por una gran variedad de tales máquinas a través de mi desplegada motosierra operativa con una correspondiente embestida.  Durante el veloz desplazamiento ascendente ejercía diversos autogiros en cuanto necesitaba esquivar a los Thors al moverme lateralmente durante el vertiginoso vuelo,  empleando igualmente como una mera arma el uso de los propulsores para provocar cierta corrosión por el exceso de temperatura además de aterrizar brevemente en algunas superficies de la máquinas al usar el propio peso de Metal Warrior como un ataque para después, emplear un raudo impulso que me permitiese continuar durante el arriesgado vuelo.  

Entre diversos sorteos de obstáculos pude alcanzar la ubicación del Odín el cual pude captar en mi pantalla unos minutos antes, dirigiéndome hacia él una vez superados la zona repleta de Thors para ejercer solamente una marcha rauda en el aire al pasar enfrente de tal máquina como supuse que en la cabina yacía el general en concreto, apareciendo en sus monitores unos segundos para más tarde salir de su campo visual al pasar de largo.  Sin embargo,  antes de tomar una ruta alternativa en la que me veo forzado a realizar si no quería chocar el Metal Warrior de lleno contra el Odín correspondiente, accedí a desplegar una serie de misiles de cierto calibre del cañon superior izquierda del susodicho Metal Warrior cuyo objetivo de impacto pude hacer posar en la estructura de la cabina del piloto al apuntar durante el acercamiento frontal. Aún con ese arriesgado ataque sabía que dichos misiles de gran detonación que pude liberar no eran suficientes para frenar a tal imponente máquina enemiga, tenía la certeza de que elaborasen una espesa cortina de humo además de los oportunos y cegadores impactos que provocarían el arrebatamiento del campo de visión al piloto de forma indefinida, dejando así una severa ceguera que podría salirle caro al general al yacer más vulnerable a ataques al no contar con visibilidad en absoluto. Desconocía si mis camaradas iban a percatarse de tal ventaja temporal, aunque podría comunicárselo a través de los altavoces que poseía mi mecha, no quería que el enemigo lo escuchase y tomase medidas defensivas hasta que su líder retomase su ``armadura´´.  Por el momento tenía la elección de alejarme del ejército al ascender drásticamente en el cielo, intentando salirme de cualquier punto de mira para evitar un contraataque por su parte, limitándome ahora a evitar alguna respuesta mientras volvía desde una gran altura con el bando ``ganador´´ que era donde pertenecía originalmente.

P.D.:


Narro Hablo + Pienso
avatar
Daxter M. Redfield

Edad : 25
Ocupación : Mercenario + Ingeniero + Piroctenico
Raza : Humano
Origen : Edén

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Valerian Mensgk el Vie Dic 23, 2016 12:50 pm

Duke estaba consternado y frustrado por ver que sus enemigos sencillamente no morían ni tampoco se rehusaban a rendirse sintiéndose humillado al ver que su querido escuadrón Alfa estan siendo incluso aplastados literalmente por sus enemigo ademas de que sus tan queridas unidades thor,orgullo del escuadrón,están cayendo ante el como castillos de naipes

-Ggrhah es que acaso nadie puede matarlos??!! por que!!!! por que rayos no mueren!!! rgagahahh-

Duke se volvio loco y parecia tener demencia de guerra mientras que lanzo de su Odin una gran cantidad de misiles que destruyeron los que iban contra el y en eso comenzo a lanzar mas misiles nucleares a disparar todos los canones principales queriendo destruirlo todo y sus undiades restantes hacian lo mismo.

La gota que derramo el baso fue cuando escucho una llamada desde la Norad 2

-Senor!!! el segundo Gorgon cayo!!!...tenemos una intrusa a bordo!!! es muy escurridiza!!-

Duke finalmente estallo al saber que alguien tenia la idea de tomar su nave personal de mando algo que jamas permitiria

-rggahahah!!! NADIE se mete con mi nave!!!grahahaha-

Finalmente,en su locura apunto a su propia nave con sus canones listo para derribarla y destruirla el mismo antes que esta sea tomada por el enemigo y con la esperanza de alfin matar a uno de ellos aunque sus hombres en el puente veian aterrados a Duke que desde tierra les apuntaba

-Soldados!!! han cumplido bien con su deber!!! pero me temo que debere prescindir de sus deberes ahora!-

Sin mas les disparo y derribo el Norad 2 con Yuriko dentro causando una gran explosion sin importarle haber matado a todos sus hombres adentro solo para evitar que sea capturada pese a las suplicas de sus hombres por radio

-Ggrhahah malditos!!! matenlos a todos sin cuartel!!! victoria o muerte!!-

Decia enfurecido y airado y comenzo a dispararle a Daxter todo el arsenal que tenia el odin usando todo tipo de munición y misiles queriendo aniquilarlos a todos de una buena vez y sus hombres restantes hacian lo mismo ya que estaban listo para pelear hasta el final
avatar
Valerian Mensgk

Edad : 28
Ocupación : Emperador del Dominio Terran
Raza : Humano
Origen : Korhal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Belcross el Sáb Dic 24, 2016 9:18 am

El golpe del Vajra descargo la energía directamente en esa unidad de combate, causando daños evidentes a la estructura. Terminando posteriormente parado encima del armazón dispuesto a lanzar un golpe tras otro hasta hacer a esa maquina un montón de chatarra, es cuando se da cuenta de que su hija va volando a la nave enemiga restante. El confiaba en que ella pudiese defenderse sola, así que se iba a centrar en el general enemigo pero en ese momento ocurre otro, no era un enemigo, sino uno de los compañeros que tenia el gigante en ese momento. Sin embargo, no tuvo en cuenta que la otra maquina devolvería el fuego y que las explosiones terminarían envolviendo al Vajra en el fuego cruzado. Una de estas fue lo bastante fuerte como mandar al gigante al suelo con un ligero silbido en su cabeza, se levanta y se sacude algo la cabeza, solamente para ver al Odín lanzar una andanada de proyectiles y derribar la nave, la misma nave donde estaba - Yu..ri..ko… - La ira del vajra comenzó a crecer rápidamente, tornando el color de sus marcas se totalmente amarillo, el mayor tesoro que tenia, lo que mas amaba en el mundo, su hija, se encontraba en la misma nave que ahora caía hecha pedazos al suelo - aarg…aaa….AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!! - Lanzo un fortísimo rugido al aire, liberando una enorme cantidad de energía a su alrededor. El suelo se agrietaba como si estuviese cerca de hacer erupcion, mientras la energía del Vajra se liberaba de forma totalmente descontrolada.

imagen ilustrativa:

ost:

Una ráfaga de energía se expande en todas direcciones hasta alcanzar los 100 metros a la redonda, como si hubiese explotado una fuerte bomba, derribando los edificios a su alrededor y vaporizando a todas las unidades enemigas mas ligeras, empujando hasta el borde máximo del radio a las mas pesadas. Cuando ese fogonazo de luz se había disipado, se podía ver la figura de Belcross pero esta vez muy cambiada. Su cuerpo entero brillaba con un fulgor dorado, a su espalda habían un total de cuatro enormes brazos hechos de energía pura, relámpagos de mantra se movían a su alrededor irradiando además un aura similar al fuego. Desde hace mas de 20 años que Belcross no tomaba esa forma, la última vez que lo hizo fue cuando mataron a su esposa en esa colonia minera, una forma que refleja su ira en el estado mas puro, la forma del Berserker.

Forma Berserker:

Lo primero que hace es mirar a su alrededor y en una de sus manos acumula una gran cantidad de energía, para luego lanzarla en un rayo hacia las unidades mecanizadas del dominio que tenía en frente. Ese rayo de energía avanzaba volviendo cenizas todas esas unidades, en 1 km y medio de esas unidades no quedaba mas que el suelo humeante bajo sus pies. Belcross volcó su atención hacia el Odín, la misma unidad que había derribado la nave. Usando uno de sus brazos de energía como apoyo, se lanza hacia él, terminando unos 5 metros por encima del general Duke, lanzando un puñetazo hacia abajo con uno de sus otros enormes brazos, siguiendo su  camino como si se tratara de gelatina hasta que toco el suelo. Una explosión ocurrió de nuevo, pero de unos 100 metros de diámetro, dejando al Vajra en un cráter de unos 50 metros de profundidad, del general Duke y su máquina no quedaban ni las cenizas.

No había terminado, pues dio un salto, saliendo del cráter observando a las maquinas restantes del dominio. Lanzo hacia esas unidades, dos grandes esferas de energía, al impactar ocurrió un fogonazo bastante brillante, bastante mas que los producidos por las bombas atómicas lanzadas con anterioridad. La zona circundante a esas unidades, que alcanzaba los 3 km fue completamente destrozada. Con cada ataque que realizaba Belcross provocaba sismos en la tierra, ni si quiera se estaba preocupando por controlar esos ataques, no era si quiera consciente de si mismo en esos momentos. En ese estado, donde todo a su alrededor eran enemigos que debían ser aplastados, es que mira al Metal Warrior sobrevolando la zona,  lanzándole una esfera de energía igual de poderosa que la usada contra las unidades del dominio.

Quizás no se pudiese apreciar a simple vista, pero el cuerpo del Vajra estaba sufriendo lesiones constantes por la liberación tan violenta y constante de energía. El significado de ello es que, estaba usando tanto poder que su cuerpo no era capaz de soportarlo.

Cabezas Rodaran
avatar
Belcross

Edad : Desconocida.
Ocupación : Demoliciones.
Raza : Vajra.
Origen : Nirvana.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Yuriko Di Belcross el Lun Ene 02, 2017 1:07 am

En el momento que consigo infiltrarme en la nave, de inmediato empiezo con la destrucción indiscriminada en su interior, quería divertirme con todos y cada uno de los tripulantes de la desgraciada nave, de forma que lo mejor era causar destrozos para atraer su atención, y luego uno a uno irlos aniquilando efectivamente, la Di-Sword en mis manos era perfecta para el trabajo, pues tan pronto como me encuentro con una pared frente a mí al recorrer un pasillo desolado, empiezo a cortar el metal produciendo reacciones eléctricas de corto circuito por los daños, y algunas pequeñas explosiones. Por supuesto, no eran de una envergadura para acabar con las funciones de la nave, pero seguramente llamarían la atención lo suficiente, y luego de abrirme paso por el muro metálico, continuo mi camino con una sonrisa ganadora en mi rostro.

No pasa más de 10 minutos antes de que los primeros tripulantes que venían a revisar los daños con una caja de herramientas aparecieran, pero tan pronto como ven mi rostro sus expresiones estoicas iniciales se distorsionan en una expresión de miedo, ellos sabían que yo soy aquella que hace unos minutos estaba barriendo con sus máquinas por mí misma, y seguramente preferirían rogar por sus vidas, si es que les dejara la oportunidad.

- ¿Oh?... ¿me encontraron? ¡¡QUE MAL!! Pero si los toco antes de que ustedes toquen la base, estaré a salvo, ¿¡VERDAD!?-

Y mientras que los hombres intentan con todas sus fuerzas huir de mí, con un solo paso acorto la distancia entre nosotros a cero, y con ambas manos hacia adelante ambos hombres son atravesados por el metal de mis espadas. Con algo de placer puedo escuchar sus ahogadas voces tratando de articular palabra, pero evidentemente no podrían nunca emitir un sonido claro, ya que mis armas gemelas se encontraban alojadas en ambos pulmones de los dos hombres, sin mencionar que sus columnas vertebrales ya se encontraban divididas en dos.

- Ahora estoy a salvo… me pregunto cuanto más durara el juego de las escondidas antes de que manden a alguien que resista un poco más…-

Con un movimiento de muñecas, ambos hombres caen al suelo inertes, y aunque no era de mi importancia, los sistemas de video del interior ya me estaban vigilando, de forma que la tripulación pronto suena la alarma anunciando mi presencia a todos, y ordenándoles que preparen sus armas para el contraataque.

- ¡Ah ah! ¡Que aburrido! ¿¡Ya me encontraron!? Entonces ya acabo el juego de las escondidas… ¿qué tal si ahora jugamos a las traes?... ¡yo empiezo!-

Sonriendo a más no poder con una expresión demencial empiezo entonces a correr por los pasillos, cortando a ambos lados el metal de la nave, al mismo tiempo que me llevo por delante a cuanto tripulante me voy encontrando. El armamento que portan así como la resistencia del metal a ser cortado se ven reducidos a nada por mi poder, y al ser de una proporción mucho menor que los vectores que había tenido que manejar hasta ahora, puedo hacerlo sin apenas agotarme nada, el dolor de cabeza por reflejar el misil nuclear del principio también se va pasando con el paso de los minutos, y pronto estaría de vuelta a la acción con mi poder total, me divertía tanto rebanando cuerpos y bañándome sin siquiera fijarme en su sangre, que cuando me encuentro cerca de la cabina de mando, mi bata de laboratorio esta empapada de rojo sangre, así como gran parte de mi uniforme escolar que llevo debajo de la prenda de laboratorio, mi falda, zapatos, piernas y parte de mi camisa se han teñido en gran medida de este fluido corporal, y justo luego de destazar el último hombre antes de entrar a la cabina de mando, escucho la voz del líder de toda esta operación, algo que normalmente no pasaría a través de la puerta metálica a menos que fuera tan ruidoso como de hecho demostraba el sujeto.

- Así que… aquí acaba el paseo… ha sido tan divertido que no puedo parar de sonreír—

Pero mis palabras son devoradas por el último mensaje de aquel demente general, y aunque no hace falta pensar mucho para descubrir el significado de las mismas, la sonrisa en mi rostro se detiene de golpe, como si el tiempo se hubiera detenido, y posteriormente empiezo por darme la media vuelta, la cantidad de miembros y partes de cuerpos en el suelo se han acumulado e impiden mi libre movimiento, mi mente se ha desubicado un poco como para utilizar mi habilidad para simplemente salir disparada por la nave de un salto, pero ya es muy tarde para huir cuando me doy cuenta de este simple hecho. Escucho las primeras explosiones y un segundo después giro mi cabeza al ver que la puerta metálica que daba a la sala de control es expulsada por el fuego de demasiados misiles como para contarlos.

- Tch, ¡¡¡¡Maldición!!!!-

Las llamas, escombros y otros detritus cubren mi figura, y la luminosidad es tal, que la figura misma de mi esbelto cuerpo parece difuminarse en el calor. La nave sobre la cual me encontraba es derribada sin mayores miramientos, para bien o para mal, los únicos tripulantes que sufrieron directamente la traición de su líder fueron los que se encontraban en la sala de mando, los que se encontraban en la sala de máquinas, y 10 desgraciados hombres más, el resto había muerto en mis manos momentos antes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un dolor punzante en mi cabeza me obliga a recobrar el conocimiento, en cuanto abro con lentitud los ojos, observo pura oscuridad, y momentos después, siento algunos dolores más débiles en mi cuerpo, mi cabeza, pierna derecha y costado derecho se sienten algo entumecidos pero pronto pasan a doler directamente.
Segundos después me doy cuenta de que mis alrededores están completamente oscuros, como si me encontrara dentro de una cueva oscura, pero además una cueva bastante angosta, el calor a mi alrededor y la cercanía del metal me molestan de sobremanera, y mientras que decido salir de aquí, doy un salto con fuerza usando mis poderes y recibiendo una punzada de dolor de cabeza adicionalmente, y desde la montaña de metal doblado, destruido y que alguna vez fue un crucero de combate, sale disparada una figura que posteriormente caería de nuevo al suelo, con algo de dificultad me pongo en pie tras salir de aquí, y observo que mis alrededores han cambiado de una forma inesperada totalmente.

- Pero… ¿qué rayos?...-

Aparentemente había conseguido amortiguar prácticamente todo daño contra mí del ataque de aquel general, así como la caída de la nave y la nave destruida en sí, pero lo que tenía frente a mí era algo que de ninguna forma cuadraba con lo que recordaba. Si antes la ciudad parecía una zona de guerra, ahora parecía un páramo arrasado con múltiples impactos de bombas nucleares, prácticamente no quedaba nada en pie por donde alcanzaba mi vista, ni enemigos, ni aliados visibles, solo desolación, o eso era lo único que podía ver hasta que una explosión nueva me llama poderosamente la atención.

- ¿Que… rayos paso aquí?... ¿cuánto tiempo estuve fuera de combate?... ¿¡donde están todos maldición!? ¿¿Que está sucediendo??-

Dando saltitos largos con mi poder, pero procurando no excederme debido al dolor latente en mi cabeza, consigo llegar en algunos minutos al lugar de donde había generado la explosión, para descubrir que se trata de un cráter, en el centro del mismo, nada particular, lo que hubiera causado la explosión ya no estaba ahí, y entonces lo vi. Me preguntaría después como no pude ver algo tan llamativo antes, tal vez me encontraba más conmocionada de lo que esperaba por el impacto anterior.

- Ese es… ¡rayos! ¡Metí la pata!...-

La figura de un coloso con forma humanoide pero que a la vez distaba mucho de ser calificado como tal se encontraba provocando destrucción a la ya arrasada tierra, con cada movimiento ofensivo de la bestia la tierra emitía temblores como si lamentara el daño, y finalmente pude llegar a él, mi padre Belcross, que había perdido los estribos totalmente, se encontraba convertido en la definición de destrucción indiscriminada, aunque tenía la boca abierta, no emitía sonido alguno, y aunque era tan mortal, parecía tan frágil.

En alguna parte de mí, donde alguna vez tuve mi “corazón” latiendo de forma tan viva, sentía una especie de dolor, pero no era explicado con ciencia, era como si ya hubiera visto esa escena, y me partiera el corazón verla.
Habiéndome acercado lo suficiente con mi poder, termino de cortar la distancia entre nosotros corriendo como mi pierna herida me lo permitía, hasta finalmente poner mi mano sobre la de la bestia, posiblemente el cuerpo de mi padre estaría ardiendo a varios miles de millones de grados Celsius, pues incluso con mi poder podía sentir de alguna forma que el contacto me quemaba.

- ¡Padre! ¡Papa! ¡Ya es suficiente! ¡No hay más enemigos, estoy aquí contigo! ¡Así que vuelve a ser tu enorme cabeza de roca!-

Aunque no tenía ninguna certeza de que mi voz le alcanzara, aun así no podía permitir que esta destrucción se expandiera sin límites, no solo porque no había sentido en ello, sino que además era una enorme molestia tener que lidiar con él en ese estado luego de haber acabado el trabajo, no tenía nada que ver con que le quisiera o que me doliera verle así…
avatar
Yuriko Di Belcross

Edad : aparenta 19 años.
Ocupación : Científico.
Raza : Magi

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dominion Landing-Priv

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.